La geografía olvidada: Islas españolas en África (4). Isla Perejil. Por José Crespo

 

Isla del Perejil
Isla del Perejil

«Solo se puede defender aquello que se conoce. La geografía olvidada: Islas españolas en África. La conocida Isla Perejil»

No olvidemos tampoco la conocida Isla Perejil con una extensión de 0,15 kilómetros cuadrados y una altura máxima de 74 m. y a una distancia a la costa marroquí de 200 m.

Vista desde Marruecos
Vista desde Marruecos

 

Isla del Perejil vista desde Marruecos
Isla del Perejil vista desde Marruecos

Parece ser que, cuando el reino de Portugal conquistó Ceuta, allá por 1415, se consideró a Perejil parte de esta ciudad, algo que, posteriormente, Marruecos nunca reconoció. Franco y el rey Hassan II llegaron a un acuerdo por el que lo convertían en tierra de nadie. Más tarde, cuando se redactó el estatuto de autonomía de la ciudad de Ceuta, no se hizo mención al islote.

desembarco español
desembarco español

 

Desembarco año 2002
Desembarco año 2002

 

bandera española del desembarco
bandera española del desembarco en la isla

En el año 2002, un grupo de militares marroquíes accedió al peñasco e izó su bandera, lo que creó un conflicto diplomático inmediato que se resolvió con el desembarco de tropas españolas que detuvieron a los marroquíes sin que opusieran resistencia. Finalmente, los dos gobiernos acordaron que el islote permaneciera deshabitado y no hubiera nuevas reclamaciones activas de soberanía.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Artes y Humanidades. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Vázquez de Coronado, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica y Españoles Olvidados del Pacífico. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario