Día 12 de julio, de la Justicia Gratuita. Por María del Mar Codeseira

 

Día 12 de julio, de la Justicia Gratuita
Día 12 de julio, de la Justicia Gratuita

 

«La justicia será gratuita cuando así lo disponga la Ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar»

Estimados lectores, con motivo de esta fecha importante para la Abogacía, os escribo desde mi perspectiva de la experiencia como abogada que ejerce el Turno de Oficio desde el inicio de mi carrera, antes de que ni siquiera hubiera una Ley que regulara el derecho constitucional del artículo 119 por el que “La justicia será gratuita cuando así lo disponga la Ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar” Esa Ley es la 1/1996 de asistencia jurídica gratuita, a la que luego se le dio su reglamento para determinar el procedimiento a seguir, y así comprobar el nivel de renta que puede asumir o no el solicitante en el procedimiento judicial, y siempre para litigar por derechos propios.

Y bien, “gratuidad” en el enunciado de la Ley es un término que en la sociedad española se da siempre al abuso, quizá al menosprecio por lo que se concede, porque denota que no implica calidad. Y nada más lejos. El Turno de Oficio es la columna vertebral de la defensa de muchos derechos individuales que han de debatirse en los Tribunales si por otra vía no se dan o el solicitante se considera desprotegido. Ahí están implicados abogados, procuradores, peritos públicos (laboratorios forenses, policía judicial, Instituto de Medicina Legal), Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Juzgados y Tribunales nacionales y supra-nacionales.

Si nadie duda de que el sistema sanitario gratuito es bueno, tampoco tendría que sembrarse duda de la calidad de la estructura de la administración de la justicia al servicio del ciudadano, que gratuita o no, es la misma. Ni una ni otras son ciencias exactas. La salud se recupera con el tratamiento adecuado y la justicia se otorga bajo Ley aplicada, que es el equivalente al tratamiento de un derecho. Ya sé lector que no es perfecta, y razón tienes. Pero eso es para otro tema.

Al Turno (lo digo en mayúsculas) nos adscribimos voluntariamente abogados de toda edad y condición tras habernos formado debidamente en las Escuelas de Práctica Jurídica o Master de Abogacía y tener experiencia acreditada para ello, y sobre todo con ganas, muchas ganas de ayudar a la sociedad desfavorecida. Se nos abonan unos honorarios reducidos por Ley sólo una vez que demostramos que el trabajo se ha hecho. En el pago no entran horas dedicadas al cliente, al estudio, a los desplazamientos, a la espera en el juzgado, las veces que haya que ir al juzgado para ver expedientes o por las suspensiones por problemas de procedimiento. También influye a veces la falta de colaboración del cliente por su desidia o tranquilizas y tienes que ganarte porque está muy enfadado y no entiende nada…

El derecho a justicia gratuita se concede por resolución individual por el Ministerio cuando el procedimiento va a Tribunales Estatales (Audiencia Nacional, Tribunal Supremo por ejemplo) o por la Consejería de Justicia de cada Comunidad Autónoma, si el caso es para Juzgados o Tribunales de ámbito local.

Para ello el camino directo es solicitarlo en los Colegios de Abogados de cada ciudad. Antes de nombrar abogado, existe un servicio de Orientación Jurídica por el que compañeros especialistas hacen un estudio preliminar del caso y deciden si el asunto ya tiene que abierta la vía judicial o no. En el primer caso se nombra un abogado por turno aleatorio según la especialidad. Una vez que el solicitante presenta los documentos acreditativos sobre su nivel de ingresos, se resuelve si puede o no tener gratuidad o no en los servicios de su abogado y/o procurador y o/perito.

Habrás oído en las series americanas el sistema “pro bono”. No es lo mismo. Allí los grandes despachos financian asuntos colectivos de gran interés social para autopromoción. En España puede que algunos despachos puedan permitirse algún lujo de ese tipo, pero realmente son asuntos de igual problema, igual tratamiento; suman clientes, no individualizan. Aquí se trabaja más en asociaciones, que se han ocupado de los derechos colectivos, sobre todo derechos de los consumidores. Las cuestiones individuales, muchas realmente complicadas en las que hay que bucear requieren dedicación individualizada y es el modelo del Turno de Oficio, que también ha llegado muy alto en sentencias modélicas.

Así que, apreciado lector, si aún sigues leyendo estarás sintiendo algo de empatía por nosotros, porque lo único que nos mueve en esta batalla es saber que hemos estado donde teníamos que estar, ayudando a un detenido, a un trabajador, a un ciudadano, a un pequeño empresario, o a quien te pongan como cliente y a quien no eliges. Que puede que la solución no esté solo en tu mano, pero sabes que siempre hay una fuerza en el Derecho que tienes que provocar, buscar calles, callecitas y callejuelas por donde salir y que al final te vas pensando que has cumplido, ayudado y acompañado a alguien en el camino de pedir sus derechos. Y tener esto con tantos otros compañeros y profesionales es bueno y es para celebrarlo, sin duda.

Maria del Mar Codeseira Campazas

Maria del Mar Codeseira Campazas

Máster en Dirección de Personal y Desarrollo de Equipos por la Universidad de Valladolid y Master en Derecho de Empresa en Confederación Española de Asociaciones Empresariales por la Escuela de Práctica Jurídica UNED, he realizado además diversos cursos de especialización en materias jurídicas en instituciones como el Colegio de Abogados de Madrid o Consejo General de la Abogacía. Me inicié profesionalmente en el Servicio de Orientación Jurídica para el Colegio de Abogados de Madrid, prestando servicios en Juzgados de Plaza de Castilla y Juntas Municipales de distrito. He participado además en la redacción de artículos legales para la revista jurídica Usus Iuris y premios Secciones del Colegio de Abogados de Madrid y ejerzo de Abogada desde 1993, principalmente en materia civil y socio-laboral para autónomos y pymes. Adscrita a Turno de Oficio social, civil y penal.

Deja un comentario