Los españoles hemos perdido nuestro genio y nuestra valentía. Por Rodolfo Arévalo

Los españoles hemos perdido nuestro genio y nuestra valentía.

“Hemos perdido nuestro genio y nuestra valentía. A ver cuando somos capaces de mandar a este PSOE a atravesar de el desierto de la oposición”

Menos mal que no gobierna un partido de derechas o de centro derecha, si así fuera tanto los camioneros, como los ganaderos, agricultores, funcionarios y otros sectores que están ya hasta las narices de este PSOE de Pedro Sánchez, que durante mucho tiempo yo denominé “el breve”, estarían, desde hace meses, en pie de guerra.

Al parecer los españoles hemos perdido nuestro genio y nuestra gallardía colectiva ante la opresión injusta de los poderes públicos. Ya aceptamos hasta que se orinen encima de nosotros, con pestilencias de todo tipo. Sin ir más lejos, nos suben la luz, el precio de la gasolina, probablemente el gas, haga lo que haga la Ministra del Ramo, y nada, el cacareado por la izquierda pueblo, tan contento.

Será por eso, porque lo hace la izquierda que se supone son los buenos a ojos de este en su gran mayoría desnortado pueblo de tontos del bote. Se descubre que las maletas de Delcy, portaban droga y… como si nada, se descubre cualquier desatino de gobernante o Ministro a la orden del que yo creía el Breve, y como si nada. Se descubren cloacas podridas en las que incluso participan Ministras y nada. ¿Por qué va a ocurrir nada? ¡Gobierna la izquierda tú, que es lo guay del paraguay!

Nada de lo que ocurra, aunque sea la hecatombe monetaria del milenio, puede mover a desdoro a un gobierno de izquierdas, para eso detentan la presunción de decencia. Presunción de decencia, nunca por otra parte demostrada o conseguida, pero ni aquí ni en cualquier otra parte. Me recuerda al refrán “ande yo caliente y ríase la gente”, porque sí, calientes y mucho andan algunos de esas tendencias políticas, con sus dinerillos sustraídos al descuido a la inocencia del pueblo, tanto en impuestos como en tasas e intereses. 

¿Qué son unos eurillos de nada en nuestros sueldos, comparados con unos miles gastados en elefantiásico estado de las auto tontillas? Este estado de las auto tontillas no es ni más ni menos que un invento absurdo, para contentar a los indios emplumados jefes de dichos lugares, vamos para que no se sientan menos importante que los emplumados de la nación. Las regiones históricas hoy en día no tienen más razón de ser que su folclore. Porque para lo que es atender a su gestión ya se bastan Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos, pero vaya, como diría Gila hay que dar al cesarillo lo que se supone se le debe, para no suscitar resquemorcillos.

Que me explique alguien ¿Qué tienen o pueden tener de diferentes dos individuos, que habiten España en una punta u otra como no sea el folclore? Y para eso está la cultura folclórica y culinaria, para eso y para dar personalidad propia a un determinado número de individuos, que no por eso dejan de ser habitantes iguales y con los mismos derechos de un territorio llamado España.

Yo me tengo por ejemplo de Español de toda España, no de una región u otra. Nací fuera de aquí, pero de padres españoles y jamás me he sentido extranjero, desde siempre y hasta que tuve doce años, en que vine a mi país, siempre supe que mi patria era España, toda ella, no una región u otra, un pueblo u otro. Como dice el dicho “uno es de dónde pace no de dónde nace” y es bien cierto. Todo esto a mi en concreto me remite al concepto de que hay que ser ciudadanos del mundo, como dice Serrat “donde haya lumbre y vino tengo mi hogar” “y para no olvidarme de lo que fui mi patria y mi guitarra las llevo en mi”, eso pero no voy esgrimiéndolas cual armas mortíferas contra otros.

Querer que este tipo de cosas tenga un peso específico sobre el país tiene más INRI cuando Europa trata por todos los medios de crearse grande y libre, económicamente independiente de otros lugares del mundo. Pero nosotros por aquí no, nosotros por aquí seguimos en el paletismo nacional de que mi pueblo es el mejor. Lavacabrillas de Abajo siempre será mejor que Lavacabrillas de Arriba, faltaría más, nuestras fiestas son mucho mejeros.

Vergüenza ajena debiera darles a algunos tener esos valores tan apegados a las… cabrillas, cuando el mundo actual tiende a la globalidad a la unión de grandes bloques, continentales. Es importante para cada individuo su cumpleaños, eso sí, pero más importante ha de ser el cumpleaños de su pueblo, región, país o continente. Si tenemos miras minúsculas, siempre seremos minúsculos, no sabremos como disfrutar de los beneficios que otorga pertenecer a una gran globalidad de país como es España y como lo es Europa y son muchos.

Menos mal que pertenecemos al continente Europeo y que no gobierna un partido de derechas o de centro derecha, si no fuera así tanto los camioneros, como los ganaderos, agricultores, funcionarios y otros sectores que están ya hasta las narices de este PSOE de Pedro Sánchez, que durante mucho tiempo yo denominé “el breve”, estarían, desde hace meses, en pie de guerra. Al parecer los españoles hemos perdido nuestro genio y nuestra valentía. A ver cuando somos capaces de mandar a este nuevo PSOE a atravesar de el desierto de la oposición.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: