La Junta de Andalucía se sube al carro de la Recaudación Obscena a costa del mundo rural. Por Fuensanta Santos

Juanma Moreno y Juan Espadas en Sevilla

“La Junta de Andalucía se ha subido al carro de la Recaudación Obscena a costa de la Agricultura, la Pesca y la Ganadería”

¿Es el Peaje que ha tenido que pagar el Presidente de Andalucía para ganarse la abstención del PSOE? Porque hasta la portavoz de Espadas la señora Gámez ha dicho que en la Junta “tienen una suerte inmensa”, porque el PSOE-A “quiere hacer la verdadera ley de economía circular que necesita Andalucía” y que sea “ambiciosa“, es decir, lo que quiere Sánchez, subir mas los impuestos a todos los andaluces y ha empezado por el sector Primario.

No sólo el Gobierno Central, también la Junta de Andalucía vuelve a golpear al Campo con nuevas Tasas e Impuestos.  En primer lugar la nuevas cotizaciones planteadas por el Ministerio de Seguridad social para 2023, suponen un sobrecoste en los seguros sociales para el autónomo agrario de un 40% aproximadamente, sin tener en cuenta la idiosincrasia de la contratación en cada sector, al imponer un sistema de tramos claramente fuera de toda razón práctica y justa.

El sector del olivar ya ha mostrado su desacuerdo con esta implementación en Seguros sociales, pero también en la nueva Ley de Tasas y Precios Públicos de Andalucía, desde Asaja Granada afirman “no entender que, tras la entrada en vigor de esta reciente Ley, la cuantía de la tarifa de los análisis de rendimiento graso y acidez de la aceituna se multiplique por tres en la Red de Laboratorios Públicos Agroalimentarios”.

Dado que un olivarero cobra en función del aceite obtenido por los kilos de aceituna que le recogen en almazara o cooperativa y es determinado según el rendimiento graso por kilo.

Precios justos para el olivar. En Andalucía comienzan las manifestaciones del mundo rural

Tras la actualización de tasas y precios públicos en la Red de Laboratorios Agroalimentarios de Andalucía el precio a pagar por el productor por muestra ha subido de 6,50 euros a 19,11 euros para el análisis de rendimiento de la aceituna y para el análisis de rendimiento con acidez, de la que depende si es aceite virgen extra, extra o lampante, de 9,45 a 25,75 euros, multiplicándose por tres.

La Administración lo justifica por el incremento de lo que cobran los laboratorios privados, pero ¿Cómo permiten que un servicio que es obligatorio por la Administración tenga un precio de mercado libre? Y, por otra parte… ¿Por qué no obligan a las distribuidoras y grandes superficies en pagar un precio real del coste de producción y dejan al agricultor a merced de los especuladores y sin protección para obtener un precio adecuado al tremendo trabajo que llevan a cabo y la cantidad de puestos laborales que crean? Señores ni tienen humanidad, ni pudor, ni vergüenza, ni dignidad.

La reforma laboral también perjudica, no sólo al sector agrario, si no a la economía de todas las personas que habitan en el mundo rural, rompiendo la paz social que actualmente existe en las relaciones labores entre las empresas agrícolas y sus trabajadores. “Esto supone, que la única alternativa que deja la reforma laboral a las necesidades de tipo estacional, como son las labores agrarias de recolección o las faenas agrícolas puntuales como talas, podas, riegos, limpieza de fincas, etc., pasan por convertir a los trabajadores en fijos discontinuos, siendo esta una figura que no se adapta a la realidad y temporalidad del campo y que traerá consigo la pérdida de empleo en el sector” afirman las distintas agrupaciones agrarias.

Con la nueva Ley de Tasas y Precios Públicos se han encarecido los servicios de forma desproporcionada con respecto a las tarifas vigentes hasta 2021,esto sin contar los aumentos del gasóleo agrícola, la electricidad, y los abonos , además de todo el esfuerzo que el sector agrario lleva haciendo durante décadas para “adaptarse “ a las leyes Europeas, las que por cierto, luego les dejan indefensos ante la entrada masiva de productos de países extracomunitarios, sin tasas, sin prohibiciones de fitosanitarios y sin respetar las cantidades pactadas de importación.

La Junta de Andalucía se ha subido al carro de la Recaudación Obscena a costa de la Agricultura, la Pesca y la Ganadería, nada menos que, un 246% mas en este año que empieza , cuando aún muchos no han podido levantar cabeza, sin contar con el aumento del salario mínimo, que, a última hora sería lo mas justo sino fuera porque el Abuso Recaudatorio es un Monstruo que lo va a devorar todo, es decir se va cargar al Campo Andaluz, supongo que para plantarlo de torres fotovoltaicas y paneles solares, además de engordar a los sindicatos UGT y CCOO, que han visto incrementadas de nuevo sus cuentas para sus chollos, a pesar de deber a la Hacienda Andaluza cientos de millones.

Así, desde Asaja Granada “recriminan la falta de atención de la delegada provincial de Agricultura que no ha respondido siquiera a nuestras consultas ni les recibe y exigen a la Junta de Andalucía la rectificación inmediata de estas tasas abusivas, que solo hacen que castigar aún más al sector agrario y ganadero”.

 

Fuensanta Santos

Básicamente mi vida profesional ha sido variada y variopinta, aprender siempre y probar lo que me llena es mi lema de vida, autodidacta completamente, Mis aficiones han estado vinculadas al mundo de la Cultura y la Comunicación de forma amateur, he formado parte de los Comités de Organización de Congresos a nivel autonómico y nacional de Cultura y Folclore, Historia Medieval, y Mundo del Temple. He participado además en programas de radio, televisión y periódicos locales. Dirijo y escribo en dos revistas El Grial y La Maravillosa Mijas, Encantada, soy Fuensanta Santos.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: