Políticamente Desencantado. Por Javier Ygartua

Políticamente Desencantado. Foto Archivo Europa Press 2018

“Hay un libro de Cayetana Álvarez De Toledo que se llama Políticamente indeseable y yo escribiría uno con el título de Políticamente Desencantado”

Hay un libro de Cayetana Álvarez De Toledo que se llama Políticamente indeseable y yo escribiría uno con el título de Políticamente Desencantado. Cuando me metí en política siendo muy joven lo hice por defender la ideología de la libertad frente a las balas y coches bombas de ETA y la dictadura de un PNV que recogía las nueces en base de echar a aquellos que no pensaban en clave nacionalista para destruir así cualquier posibilidad de alternativa en el País Vasco, a su poder dominante.

Eso marca el carácter y aunque es cierto que no se ha tocado pelo del poder y por tanto en la nueva política te acusarán de no haber gestionado nada en tu vida, lo realmente cierto es que todos aquellos que dimos la cara gestionamos la libertad que es el bien más preciado. Nuestro proyecto era derrotar a ETA y ganar la Libertad a precio de nuestra vida. ¿Qué proyecto hay más importante que ese?

Yo no estoy en política para hacer amigos ni para alabar un culto al líder absurdo e inoperante. Comparto aquello que dice Mario Garcés que más lectura y menos Consola. Comparto aquello que más ideología y meritocracia y nada de peloteo.

Yo no me he jugado la vida para adorar a nadie sino para convertir el mundo en algo mejor y sobre todo más libre e igual para todos. No es posible que el pensamiento único del PNV se imponga y se destierre a los vecinos que no gustan al poder establecido, como ha sucedido y  sucede en mi tierra vasca, donde los no nacionalistas en muchas ocasiones tienen que abandonar mi tierra porque el PNV y ETA los echan.

No admito, como decía D. Manuel Fraga, ni tutelas ni tutías de nadie y detesto profundamente los cambios de chaqueta del a Rey muerto, Rey puesto.

Aquí no estamos para caer bien, aquí estamos para hacer de la política un medio de servicio al ciudadano y no un medio del culto al líder, adorándolo y sacándonos selfis con él mostrando una adhesión infantil y absurda para mantener un escaño propio y poder seguir en política.

Aquí estamos para hacer una política valiente, sin complejos, ideológica, cultural, por supuesto de gestión eficaz y sería. Eso es la política tal y como la entiendo. Una política donde se está un tiempo y vuelves a tu casa después de servir, no una política del sálvese quien pueda para aguantar lo máximo posible esté quien esté, cambiando de discurso para mantenerte en el trono.

La última la de mantenerse en trono como decía aquel cómico de estos son mis principios y sino les gusta tengo otros, es la política de aquellos serviles que fuera de la política hace mucho frío para ellos.

Para mi el problema del PP no es de nombres, sino de ideas. Lo sabemos desde 2004 por lo menos. La historia de un partido de centro derecha que se fue convirtiendo en un recambio del PSOE sin ningún aditamento ideológico, y que en su deriva llegó a invitar a liberales y conservadores a abandonarlo hasta el punto de terminar convertido en lo que hoy es.

Me da pena pues ha sido las siglas por el que me jugué la vida, pero de lo que yo conocí ni queda gran cosa. No quiero entrar más a fondo porque sino este artículo sería interminable.

Para finalizar diré que creo en la política entendida como un municipalismo constante, un tu a tu con el ciudadano, con el vecino, para resolver los problemas reales de las personas.

Una política cercana, de calle, de gestión del día a día pero dando la batalla ideológica y cultural frente a esa izquierda y nacionalismo.

El futuro comienza hoy, no mañana, construir ese futuro para España es lo que nos debe importar. Quizás no existan los finales felices pero estoy seguro que vale la pena luchar por tener una bonita historia. Y la bonita historia para España es sacar al sátrapa de la Moncloa y a sus socios del gobierno de España.

La España de los balcones nos necesita. Hagámoslo realidad por el bien de España y los Españoles.

Javier Ygartua Ybarra

Presidente de @espana_por en memoria de mi abuelo asesinado por ETA. Si queremos un futuro sin terror no podemos actuar como si el terror no hubiera existido. Vizcaíno y por tanto doblemente Español.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: