La eterna pregunta. Por Antonio Ramírez

La eterna pregunta

“Muñoz Molina nos lleva a la eterna pregunta, de si volver al mundo en que vivíamos antes de la pandemia o preferimos otro mejor”

Viviendo, como ha vivido hechos excepcionales y con la perspicacia de un escritor de mundo, el autor, Antonio Muñoz Molina, vuelca su experiencia personal para construir un bello relato de profunda realidad y realismo. “Volver a donde” es una narración de lo que va pasando cerca del escritor y de una concreción sin el menor atisbo de ficción.

En un mundo trepidante, que tiende a grandes cambios, además de los ya acaecidos, Muñoz Molina marca su voluntad de dejar constancia porque lo que queda siempre se olvida, sobre todo, recalca, “a los más débiles, a las gentes trabajadoras“.

Es una historia contada a través de los personajes que nos adentran en lo sucedido alejado de la normal e inofensiva rutina, como la pandemia y su influencia en nuestro mundo y en la manera de vivir. El escritor nos lleva, con su obra a la disyuntiva a elegir mediante esa eterna pregunta, “si volver al mundo en que vivíamos antes de la pandemia o preferimos otro mejor, más solidario y sociable“, y apunta con profunda precisión.

Tres planos temporales en la novela, antes, durante y después del COVID-19, nos incitan a pensar que, además de las fatales consecuencia vividas, tenemos posibles enseñanzas y oportunidades. Gran libro.

Antonio Ramirez Velez

Indígena melillense con varias decenas de años a mis espaldas. Periodista de profesión y dedicación institucional desde hace muchos años en lla Ciudad Autónoma de Melilla, anterior Ayuntamiento, con una paso también en la Administración del Estado, Delegación del Gobierno. Responsable en diversas legislaturas de gabinetes de prensa y relaciones institucionales, comencé a entender, hace tiempo ya, que el poder es un mar de ambiciones y conjuras permanentes y por ello la verdad, cuando sobrevive, vale su precio en oro. Mi paso por medios de comunicación, tanto públicos, como privados, me enseñó de la gran asignatura pendiente que tienen, aún, generaciones de periodistas sobre la consideración de su profesión y la dignificación de la misma.

Lector aplicado, que intento ser, concibo a los libros como uno de los últimos reductos de la libertad de pensamiento, generadores de opinión y salvaguarda, por ello, de la voluntad. Lo único que no nos puede ser arrebatado (Víktor Frankl).

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: