El monstruito norcoreano Kim Jong, cada día más tontín. Por Guirong Fu

El monstruito norcoreano Kim Jong

«Ese enano gordinflas, el monstruito norcoreano Kim Jong, cada día más tontín, probó un nuevo pedazo de misil con el que pulverizar podría a todo dios»

 

(El monstruito norcoreano Kim Jong

siente envidia del gran ogro Putin:)

-Si el pretende ser un nuevo Rasputín,

sepa que yo, Kim, seré un nuevo King Kong!

(Y para subrayar sus ínfulas de malandrín,

a propios y extraños hizo saber, 

que probó un nuevo pedazo de misil

con el que, si le sale de su gordo culín,

destruir y aun pulverizar podría a todo dios.

 

Biden, que de ello en la mismísima Polonia se enteró,

muy sereno él, apenas dejó escapar un leve mohín:)

-¡Ya lo único que nos faltaba, copón:

ese enano gordinflas, cada día más tontín,

alardeando de tenerla más larga que el otro gran cabrón!

(Viendo el patético universo mental que nos tocó,

no parece en absoluto descabellado poder concluir

que estamos condenados a LA AUTOEXTINCIÓN.

¡Justo ahora que la madre ciencia nos prometió

poco menos que eternamente llegar a vivir!)

 

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada.
Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz,
pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada.
Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar;
y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar.
No hay en mí afán de ocultamiento,
pero va con mi talante el anonimato.
De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato,
no habrían de reconocerme ustedes un pimiento.
Den todos por bien seguro, sin embargo,
que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD
y EL HONOR de quienes me honran con su amistad,
no habré de ocultar de mí ni un solo dato.
¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve:
El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología.
Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve,
los años me han llevado a querer tomarle la medida:
Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates.
Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía.
Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates'
y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: