Rocío Durcal, la eterna gata bajo la lluvia. Por Rafael Gómez de Marcos

Rocío Durcal

«Rocío Durcal tenía algo que no todas tienen, encandilaba a la cámara con su desparpajo y su arte. Vendió más de 65 millones de discos en todo el mundo»

Fue una niña prodigio, fue siempre una artista multidisciplinar, aparte de cantar, también fue actriz en películas, series y además se atrevió con el teatro. Rocío Durcal tenía algo que no todas tienen, encandilaba a la cámara con su desparpajo y su arte. Vendió más de 65 millones de discos en todo el mundo. Su irrepetible voz, su amplio registro y su perfecta entonación supieron dotar de majestuosidad a una composición de Rafael Pérez Botija, uno de los maestros que supo retratar la intensidad del amor como nadie. Se trata del inolvidable tema de su álbum “Confidencias” titulado “La gata bajo la lluvia” un temazo fuera de los grandes éxitos de Juan Gabriel. Una balada sobre desamor que marcó a más de una generación por su lírica, con la que es tan sencillo identificarse cuando se vive una situación similar.

El gran profesionalismo y disciplina de María de los Ángeles de las Heras Ortiz logró calar en los públicos más exigentes tanto en España como en los países latinoamericanos donde su música aún permanece vigente. Una grande que no ha sido lo suficiente mente reconocida en esta España de envidias y de mediocridad en el mundo del espectáculo.

Rocío Durcal fue sin duda una de las grandes de la música hispana de todos los tiempos y gran impulsora de las rancheras por todo el planeta. Vayas al país latino que vayas raro es que no suene su voz. Sus canciones han traspasado fronteras y son consideradas éxitos atemporales. Pero no era una artista de un solo estilo, en su repertorio podemos encontrarnos diferentes géneros como pasodobles, baladas, rock & roll, cumbias… perdió la batalla contra el cáncer en 2006, sin embargo su legado aún continúa.

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido. Mi cita de bandera es una frase de José Ortega y Gasset: "Ser de la izquierda es, como ser la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral".

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: