La Pintura de los días por Mila Soyyo: Hoy, una vista inesperada al pasado

¡MUY BUENOS DÍAS!

Como viene siendo habitual desde hace unos meses, este jueves abrimos La Paseata con la colaboración de un lector.

Para este día cuento en la sección con Félix López García y ya anteriormente, colaboró con la obra «Pigmalión y Galatea» de Jean- Léon Gérôme.

Serghei Ghetiu. Moldavia (Lituania)1976. Pintor. Óleo. Realismo. Naturaleza, bodegones.

Sherguei Chetiu «Una vista inesperada al pasado «

«Una vista inesperada al pasado» Por Félix López García

La encantadora Mila me invita por segunda vez a comentar una pintura. Como se da la casualidad de que el cuadro me sugiere algo parecido a lo que dije con respecto a la primera, seguiré en esa línea, pero adaptada a lo que hoy vemos en una obra realizada por el pintor lituano Serghei Ghetiu.

Me parece una representación del pasado, el presente y el futuro. Probablemente no hay nada como vivir el presente con la máxima intensidad, a no ser que sea muy desgraciado. Pero ya desde adolescente me chocó que el paso del tiempo transformara la realidad. Me viene el recuerdo de un amigo íntimo al que dejé de ver dos años y, en un nuevo encuentro, me pareció un extraño. En la imagen vemos un amor apasionado en tiempo presente, mientras lo observa con tristeza alguien que envidia esa situación que vivió en el pasado. Los tres parecen figuras de la jet, impecables en su belleza y en su estilo, pero de dudosa entrega a una vida sencilla y de amores fructíferos y duraderos. Asimismo, los tres están pasando fugazmente ante nuestra vista, y se nos borrarán de la memoria.

Pondré fin a este comentario con algo que ya dije en la imagen que me ofreció Mila anteriormente. Estoy viendo en el pasado, por el ojo de la cerradura del tiempo, a dos grandes personajes cuyas vidas coincidieron en el siglo XVII, y escucho lo que dicen. Shakespeare comenta: “Estamos hechos de la misma materia que los sueños”. Y le contesta Calderón de la Barca: “Y los sueños, sueños son”.

«Una vista inesperada al pasado» Por Mila Soyyo

El mismo lugar, el hoy y el ayer

camino que vas, estación de tren.

Y él que fue…

 

Ese amor que nunca se olvida

que se rompe sin su medida

y le encuentro con otra,

se abre la herida.

 

Mas sé, que no era el destino, lo olvídaré.

 

***

Aquí finalizamos. Agradezco a Félix su participación y a Manuel su

paciencia y espera. «GRACIAS «.

La Paseata os desea que tengáis un maravilloso jueves.

MMB

 

Mila Soyyo

Nací en Madrid, hace ya unos años. Soy administrativa de profesión pero tengo claro que lo mío son los retos. Siempre aprendiendo, y disfrutando de todo lo que me gusta y me hace vibrar. De todo aquello en definitiva que consigue que sienta, de lo diferente, lo que no está escrito, lo que nadie espera y está ahí deseando que tu lo descubras... Y te aseguro por experiencia que llega.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: