Nuevo gasto para pymes y autónomos. Por Patricia Rodríguez Corchado

Nuevo gasto para pymes y autónomos

«El saqueo fiscal del Gobierno para las microempresas, medianas empresas y autónomos no cesa. Ahora le toca al sector de la construcción con un nuevo gasto»

El saqueo fiscal del Gobierno para las microempresas, medianas empresas y autónomos no cesa. Ahogados por las subidas continuas de carburantes, de luz y materias primas les abocan a ser un sector extremadamente castigado por el afán recaudatorio de los que nos gobiernan. 

Ahora le toca al sector de la construcción con un nuevo gasto. Desde el 1 de febrero de 2024, todas aquellas empresas de la construcción deberán aportar un plan de pensiones por cada uno de sus trabajadores. Las cuantías de las aportaciones que dichas empresas deberán pagar por trabajador oscilan entre los 140 euros y 300 euros anuales. 

Según el último Informe Euroconstruct, apuntaba que el sector de la construcción europeo tiene dificultadas para seguir creciendo y en España se prevé que el crecimiento será moderado. En el año 2023 el sector de la construcción se desplomó un 14,8%. La viabilidad financiera de muchas obras por el excesivo coste de los materiales  la adquisición de terrenos y la mano de obra conlleva a que el volumen de la obras caiga. 

Esta medida del plan de pensiones, será de obligado cumplimiento para todas aquellas empresas adscritas al convenio de la construcción, ya sean autónomos o empresas que tengan trabajadores contratados en el régimen general. 

Todas las empresas deberán comenzar con sus aportaciones antes del 22 de marzo de 2024, fecha en la que deberán estar inscritos como entidades aportadoras a los planes de pensiones de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), que es la organización más representativa del sector, constituida en España en 1977. 

Estas aportaciones han sido aprobadas con carácter retroactivo, por lo que las empresas van a tener que abonar las cuotas de sus empleados desde el año 2022, teniendo que realizar la regularización antes del 1 de mayo de 2024. El desembolso de las contribuciones deberá efectuarse mensualmente, a mes vencido, unos días antes a la fecha en la que deben ingresarse las cotizaciones a la Seguridad Social 

Estas aportaciones serán distintas en las diferentes comunidades autónomas dependiendo de cada convenio sectorial. Por lo cual un trabajador de Madrid puede llegar a pagar hasta 30 euros menos comparándolo con otra provincia. 

Actualmente esta medida solo se ha tomado en el convenio de la construcción, pero de manera inminente comenzará  en el convenio del metal, la madera, de industria para así convertirse  en una medida obligatoria en todos los sectores. 

Dicha medida se ha tomado supuestamente para combatir el problema que tenemos con las pensiones y así igualarnos con la Unión Europea. La cuestión es que en la UE  no se abonan porcentajes tan altos de Seguridad Social como ocurre en España puesto que también se abona Impuesto de la Renta de las personas físicas llegando a alcanzar  hasta el 47% de los ingresos.  

Las microempresas en este 2024 experimentarán tasas de crecimiento de empleo negativas por la escasez de recursos puesto que son mucho más vulnerables ante la inflación generalizada.  Las cargas normativas y obligaciones de nuevos pagos implican mayores costes burocráticos. Por lo tanto, autónomos y pymes verán como cada mes es más difícil seguir siendo emprendedor en este país. 

Como se suele decir: “Emprender no es fácil ni difícil, pero sí ejecutado por los más valientes 

Patricia R. Corchado

Cacereña de nacimiento, diploma en Educación Primaria. Amante de la comunicación y la política. Articulista y colaboradora en distintos digitales y medios de comunicación como Edatv, minuto crucial y Denaes. Hoy en día uno de los pasos hacia la libertad es estar bien informado.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: