La Pintura de los días por Mila Soyyo: Hoy, Hinchazón sazonada

¡MUY BUENOS DÍAS!

Comenzamos la mañana de este jueves en la que alguno de vosotros os encontraréis de puente, pero aquí en La Paseata la rotativa se pone en marcha y desearíamos que embarques en este barco, te acomodes y disfrutes de la obra de arte que te enseñamos al igual que de nuestras letras.

Para la ocasión en este día tengo el honor de que participe conmigo Isidoro García García, Catedrático de Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba y colaborador de esta revista digital. 

David Salomón. California, 1943. Acuarela, acrílico. Artista reconocido internacionalmente que vive en Laguna Beach, CA.  Ha sido incluido en Who’s Who in American Art y sus pinturas se encuentran en prestigiosas colecciones de arte, incluida la Sociedad Nacional de Acuarela (catalogada por el Instituto Smithsonian), la Colección Permanente del Festival de las Artes.

David Salomón. «Hinchazón sazonada» . Acuarela sobre papel 54,61 x 75,56 cm

«Hinchazón sazonada» Por Isidoro García García 

Alegoría

 

Oscuras profundidades esperan.

Estrategia implacable, elementos en connivencia,

fuerzas superficiales, mercenarias sin ética.

¡No lo conseguirán! ¡Espero!

 

Aunque viejo, resiste.

Cientos de embates aguantó,

ahí sigue, no tiene elección, pero sí ilusión.

Si tiene que luchar,

¡luchará! ¡Espero!

 

Con media tripulación amotinada,

fuertes golpes en la amura de babor,

algunas cuadernas saboteadas.

No hay viento o marea que no afronte.

¡La superará! ¡Espero!

 

Parece un momento de debilidad,

la tempestad lo nota,

insiste como huracán.

Aguanta, aguanta, es sólo un golpe más,

finalmente, pasará,

¡sí pasará!

 

¡Ya lo verás! ¡Flotará!

¡Espero!

«Hinchazón sazonada»  Por Mila Soyyo 

¡Qué desazón, me produce verlo!

y sin embargo,  no encuentro la vela de este velero 

tal vez el artista dejó un canto al cielo

haciendo que tú como espectador lo dirijas al puerto. 

 

Inmenso mar con su sal, burbujea al tiempo 

la mercancía sujeta, un desafío al miedo

un timón que necesita la fuerza del viento 

tripulación cautiva de las olas por momentos. 

 

Así es nuestra vida, prisionera de los hechos

algunos nos acontecen en otros nos meten ellos;

aquellos tan incapaces de resolver con acierto 

y nos movemos entre aguas turbulentas y desechos.

 

Es momento de actuar, sin perder la calma en ello

el que lanza una piedra debe saber que algo espero

y no espero otra cosa, salvo el recorrido que veo

si se actúa con claridad no hay temor al bombardeo.

***

Sólo me queda agradecer a Isidoro García por prestarse a colaborar en esta sección conmigo. También agradezco a Manuel Artero,  ya que lo hace posible.

Desde vuestra revista digital La Paseata os deseamos que tengáis un maravilloso jueves y a todos vosotros lectores preguntaros: ¿Os ha gustado el camarote? Un paseo en barco con alguna que otra turbulencia y una sola intención… Llegar a buen puerto. 

MMB

Mila Soyyo

Nací en Madrid, hace ya unos años. Soy administrativa de profesión pero tengo claro que lo mío son los retos. Siempre aprendiendo, y disfrutando de todo lo que me gusta y me hace vibrar. De todo aquello en definitiva que consigue que sienta, de lo diferente, lo que no está escrito, lo que nadie espera y está ahí deseando que tu lo descubras... Y te aseguro por experiencia que llega.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: