La Galería Borbónica de Nápoles, a 100 metros de profundidad, un entramado subterráneo que quita el hipo

Nápoles, 1853. El rey Fernando II de Borbón ordena la construcción de unos túneles bajo la ciudad, que comunicaran el palacio real con los barracones militares para que, en caso de necesidad, el monarca pudiera ser evacuado con toda seguridad.

Leer más