El autobús prohibido de Hazte Oír, la esencia de la intolerancia y la manipulación de la actual alquimia social

Está claro que los gays, lesbianas y derivados han ocupado el poder, y lo que es más grave, el cerebro de muchos. En este país de cambios brutales, donde, incomprensiblemente, los homosexuales eran vapuleados,multados y cosas más graves, se ha pasado al otro lado,esto es, a atacar a los que no desean una sociedad mayoritariamente LGTB, como en esencia expresa el lema publictario y prohibido de la asociación «hazte oír».

Leer más