Entre la Poesía y la realidad de las líneas rojas: la perversión del lenguaje

Leo esta mañana a la Pizarnik y me sobrecoge la profundidad de sus palabras. Dice así : “Y nada será tuyo salvo un ir hacia donde no hay dónde.” Deliro con su poesía tan solo un leve momento porque la realidad que me rodea reduce las ensoñaciones a líneas rojas que no se deben cruzar. Es la misma lata de siempre con los chantajes y amenazas que los políticos se hacen entre ellos y que, en realidad, se dirigen a nuestras emociones y nuestros estómagos.

Leer más