Caffarel, TVE, el Intituto Cervantes y las desaladoras de Zapatero

Leo estos días sobre la negativa de Mario Vargas Llosa para liderar el Instituto Cervantes y me llaman la atención los comentarios periodístcos que aseguran  qué quién quiera que sea elegido, trabajará marcado por su inevitable comparación al premio Nobel.

!Y se olvidan los opinadores de la saliente! :  la socialista Carmen Caffarel, a la que durante lo últimos cuatro años no hemos visto abrir la boca para decir algo importante. Y es que, si hoy hasta el Banco Central Europeo confirma que las dos legislaturas de Zapatero representan un cáncer para el progreso y la economía españolas, ya nos iremos, desgraciadamente, enterando qué han supuesto esos ocho años para la diplomacia y los asuntos de exteriores. Embajadas importantes dirigidas por sectarios ideológicos, sin oficio, que habrán estado encantados de picotear canapés junto a la representante de la cultura y el idioma del estado español, la bendita “bienpagá” Caffarel de gira durante cuatro años.

Y es que da miedo pensar que los comentarios de todos estos, sobre Venezuela, Cuba, Irán, Pakistán, o el Oriente Medio, por ejemplo, los hayan escuchados los servicios secretos o los altos mandatarios occidentales.

A diferencia de grandes y profesionales  directores de la Televisión Pública como Pilar Miro o Javier González Ferrari, la universitaria Caffarel entró en prado del Rey en el año 2004, como una mandada con  jersey de rebajas, armada, creo que tan solo, por las consignas ideológicas generales, y de nivel de primero de bachillerato, del insensato alquimista social, el zafio Zapatero.

Ella fue la responsable del ERE y en el año 2007 como pago por sus buenos servicios al PSOE, Zapatero la convirtió en directora del instituto Cervantes. Recuerdo que el día que se presentó en el Pirulí, en Informe Semanal acababan de emitir un último publi-reportaje de una serie de tres sobre las desaladoras, la idea alternativa y progre que sostuvo “intelectualmente” uno de los primeros gestos del entusiasta de las nubes, el viento y el concepto de nación como algo discutido y discutible.  ¿Se acuerdan?

Además de no levantarse ante la bandera norteamericana en  un desfile oficial, Zapatero retiró las tropas de Iraq unilateralmente, sin logística, como el que huye de la peste belicista, se cargó la Ley de Educación en la que había trabajado el P.P. durante ocho años, y tiró a la basura  el libro blanco del agua, de tres mil páginas, que apostaba por la vieja utopía española de la conexión de las cuencas hidrográficas.

El caso es que Zapatero afirmaba por entonces que la auténtica solución de futuro estaba en las desaladoras y anunció a bombo y platillo todo un plan de inversiones que nunca cumplió. Y en TVE, esa Televisión libre y progresista según afirman muchos, en el espacio Infome Semanal se realizaron algunos reportajes sobre la bendición que representaban las desaladoras.

Y hoy, que es el día de los periodistas quizás sea bueno recordar la falta de periodismo que primó en aquellos trabajos. Un dato simple lo corrobora: En el año 20o5 se terminaba de construir la desaladora de Carboneras y seis años después, seis, la última ministra zapateril del PSOE inauguraba las conexiones hidraúlicas de la instalación con una zona necesitada secularmente de agua: El Valle del Almanzora en Almería.

En la “Champión league” de la economía y de las mentiras, Zapatero ha dejado una herencia envenenada social, ética y económicamente. Una herencia de la que no escapa TVE, la que comenzó a destruir su Caffarel, la del Cervantes, la misma que paradójicamente expresó en la cadena SER al hacerse cargo de TVE, que recibía una herencia envenenada. Paradoja de las ideas.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

7 comentarios

  1. Es usted un auténtico descubrimiento. Saludos.

  2. Recuerdo perfectamente el día en se celebró en el Teatro Monumental, un concierto en honor de las víctimas del Terrorismo y allí estaba la Caffarell.. Se encontraban muchos medios, porque acudió la Princesa de Asturias, que entonces estaba embarazada.. Era como en el mes de septiembre de 2007 ,yo me puse muy elegante y llevaba una pregunta para Carmen Caffarell :
    ” Señora Caffarell, qué siente usted después de haber firmado el ERE de 4150 profesionales de la Radio Televisión.. ¿Puede usted dormir bien?.. Pero el destino me jugó una mala pasada, me quedé sin voz , con una afonía cruel y además la persona que me acompañaba me incitó a no hacer la pregunta.. Recuerdo aquel día como de gran frustración…

  3. Así mismo es, ahora estará contando nubes apoltronado en su urba de somos NADA.

  4. Enrique Hidalgo Leon

    Muy bueno el articulo

  5. Excelente articulo, como todos los tuyos. Saludos.

  6. Estupendo artículo, me ha gustado. Si le parece puede seguir deleitándonos con otros que hablen de los molinos de viento, los coches eléctricos, los donativos africanos y tantos y tantos chanchullos más. Tema no le va a faltar.
    Gracias y saludos.

  7. Felicidades por el artículo. Se nos van olvidando las tropelías de este pelele que, no sabemos quién, nos puso después de un atentado aterrador. Cambiaron de un plumazo las reglas del juego, y por siete años soportamos a este individuo mentiroso, ruín y mezquino que desmontó a España. Y fueron tantas sus fechorías que ya se nos van olvidando. Hace bien recordándolas para que no se nos olviden. Y el tema del agua, importante, un gran paso atrás. Igual que la manipuladora que lo evoca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: