Y una huelga indefinida ¿Sirve de algo para mejorar la educación?

Observo estupefacto como los sindicalistas se afanan en construir cementerios de acuerdo con sus esquemas mentales muertos y embalsamados con el dinero de todos.

Lucen bien con sus camisetas verdes los de Educación, dispuestos a derrocar el poder de la derecha mediante sus mentiras sobre la calidad de la enseñanza.

Les hemos visto ya actuar, después de sus vacaciones, soberbios, en el acto oficial de inauguración del curso en la Universidad Autónoma, en Valencia tirando huevos y en Madrid, arropando con sus silbidos a una mamá histérica armada con una fiambrera. Han tomado como rehenes a nuestros hijos y anuncian una huelga indefinida porque están dispuestos a colocar en la puerta  del cementerio de las ideas su lema, algo así como » Con la razón de la fuerza y el absolutismo de nuestras ideas, mandamos. Las calle, las escuelas y el cementerio son nuestros».

Así que en el fondo no hay nada que decir por ahora, sobre estos seres que han olvidado la esencia de su gremi0 y su trabajo para la eternidad que reinventan las generaciones nuevas al despertar en sus enseñanzas. Viven, y tanto, en la pomada del día a día que no dudan en bombardear, con nuestros hijos en medio, y cruzando por medio de la calle de su blanco perfecto, con su mortífera política de la tierra quemada.

Tan preclaros, tan ciertos, tan absolutos, tan pagados de sí mismos, y su tan mona camisetita verde,  que han borrado de su pizarra mental la necesidad de la duda y aquella máxima de José Ortega y Gassset, nuestro penúltimo filósofo, que nos recordó que siempre que enseñes algo, enseña a la vez a dudar de lo que enseñes.

Vergüenza ajena por unos pocos, algo así como el cinco por ciento de un colectivo atrapado en un cementerio mental.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

4 comentarios

  1. Me asombra tu entusiasmo y tenacidad con estos enterradores.Convencerles de algo útil es como intentar secar el mar con cubos Todo lo que no sea su obsoleta y retrógrada opinión no les interesa. Déjalos que vivan permanentemente en los cementerios donde no hay vida. Pero lo que si es verdad es que es un cinco por ciento sumamente molesto .

  2. Supongo que si a usted le bajan el sueldo tres veces en dos años, lo llaman vago y finalmente lo echan a la calle, lo recibiría con máximo gozo y no protestaría, ya que eso es propio de rojos sindicalistas.
    Quizá debiera ser usted el que aprendiera a dudar de sus preclaros pensamientos.

    1. Seguro que sienta mal cualquier recorte económico, o de derechos. Seguro que los afectados piensan que por qué no al vecino del ático (o al de la sicav), pero saldrán a la calle diciendo justamente eso. No esgrimiendo la defensa sacrosanta de la enseñanza pública… con una huelga indefinida, que es algo que va en sentido opuesto. Y no poder renovar un contrato no es llamar vago a quien no ha aprobado unas oposiciones. Significa que no hay dinero y que siempre se rompe la cuerda por la parte m’as d’ebil .

  3. Estimado José Luis conozco muy de cerca qué significa perder el trabajo por ese axioma que nos recuerda violeta isabel Booth: Siempre se rompe la cuerda por la parte mas débil». Respecto al insulto que expone en su comentario, humildemente le recuerdo que se da la real paradoja de que los profesores se acuerdan de la calidad de la enseñanza cuando les recortan los sueldos. Sobre la LOGSE, por ejemplo, pocas asambleas han celebrado, sobre la voluntad profesional de mejorar la enseñanza poco se ha oído en España en los últimos diez años, decenio en el que se ha multiplicado por dos los presupuestos en Educación. Y es que todo el mundo tiene derecho a protestar, a manifestarse, Pero no a violentar al vecino y mucho menos tomar como rehenes a nuestros hijos, Un cordial saludo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: