¿Y si Jamal Zougam fuera inocente? El 11 M y los periodistas de oficio (II)

Se ha visto este fin de semana con el asunto de la fiscalía catalana ejerciendo de Magistrado Supremo de un país inexistente  y el borrador extraño de informe policial sobre la corrupción política en Cataluña. Se les ha visto el plumero. Hay falsos periodistas porque cobran doblemente, por mal ejercer su oficio y por las prebendas que les da el poder político que corresponda. Por cierto que los mas miserables se conforman con un contrato de mil euros. Así está el patio.

Recuerdo que en diciembre va a hacer mas de un año los periodistas   Casimiro García Abadillo y Joaquín Manso publicaron en exclusiva en el periódico El Mundo que  los tres testigos de cargo de apodo galáctico, J-70, C-65 y R-10, de origen rumano, que con sus acusaciones llevaron al señor Zougam a  una celda de castigo durante mas de 40.000 años, por ser el único autor vivo del 11 M, podrían haber mentido en su testimonio por el muy humano  triple clásico de las coartadas: el dinero,  la recompensa de  prebendas como la nacionalización española o el premio de un trabajo estable. Una mentira que de comprobarse judicialmente significaría que la investigación y  juicio del mayor atentado de la historia de España se cerraron en falso con el consabido velo de «la historia oficial».

¿Recuerdan la frase hecha del inconsciente colectivo de una multitud manipulada?:   ¿Y tu, verdad oficial, o facha?.

Y después de una sonrisa cómplice, el estribillo:

-”ya vuelve la teoría de la conspiración”.

Porque  recuerdo también que muchos periodistas con los que hablé hace un año de ello no le dieron importancia a la valía periodística de la exclusiva . Salía de ellos el miedo de verse encajados en ese membrete políticamente correcto de la «conspiranoia».

Hoy que ya es oficial que la juez Belén Sánchez ha llamado a declarar a Jamal Zougam porque existen dudas razonables de su culpabilidad una pregunta comienza a rasgar el aire: ¿Y si el juzgado como único autor de la masacre es inocente? ¿Y si Jamal Zougan está en la cárcel por un error de la verdad oficial?

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

1 comentario

  1. El caso es que con esas cuatro obras, Catón le ha dado un golpe mortal a la historia oficial puesto que ha sembrado la inquietud en miles de lectores que exigen que se siga investigando la verdad y exhibiendo la mentira.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: