El Tramabús podemita anclado en la Puerta del Sol de Madrid. No he podido sentir más vergüenza

El Tramabús podemita anclado en la Puerta del Sol de Madrid
El Tramabús podemita anclado en la Puerta del Sol de Madrid

 

 

Hoy domingo, pasando por Sol, me encuentro el tramabús podemita. Me pregunto cómo puede ser legal esto. No lo entiendo que se pueda permitir tanta bazofia bolivariana  demagogia para el pueblo llano que traga sin saber que traerían a cambio, estos pijopogres que solo buscan vivir en la vagancia el resto de su vida y como buenos soberbios poseer nuestra libertad para hacerla añicos.

 

“Allí, junto al tramabús podemita pasea la gente, los turistas pensando a saber qué… No he podido sentir más vergüenza”

 

 

Allí estaba la gente, los turistas pensando a saber qué… No he podido sentir más vergüenza …¿Estos son nuestros universitarios? ¿A esto se llega tras tanto nepotismo? ¿ Tan poco dan de sí ?

 

 

Menudo marketing se están haciendo.., con soluciones baratas de esta índole para España y sus ciudadanos.., ¡Ojo al dato! Trabajar y buscar buenas ideas para nuestra economía y bienestar, de eso nada porque sus coeficientes mentales no dan para más . Así copian viejos trucos y no pegan sello. ¡A vivir que son dos días ! ¿Pero a costa de todos nosotros?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
María Castellano

María Castellano

Especialista en Medicina Interna, Dermatología y Venereologia, hablo bien en francés e inglés y disfruto mi tiempo libre practicando mis deportes preferidos, el esquí, patinaje, navegar, padel y tenis. Y entre estas dos pasiones, mi profesión y mis deportes, en los ratos libres me apasiono por el acontecer de mi querida España .

2 comentarios sobre “El Tramabús podemita anclado en la Puerta del Sol de Madrid. No he podido sentir más vergüenza

  • roargon
    el 23 abril 2017 a las 21:07
    Permalink

    Podrías ser mucho más dura, porque ya está bien. Y la gente podría seer menos boba.

    Respuesta
  • Wolfson
    el 23 abril 2017 a las 22:25
    Permalink

    Cuando a un pueblo se le trata como a los borregos estabulados, siempre acaba acudiendo al comedero, aunque allí le esté esperando el matarife.

    Respuesta

Deja un comentario