El último de los mantras progres, rebasadito de demagogia publicitaria, como siempre

Otro imbécil haciendo demagogia y encima fuera de casa
Otro imbécil haciendo demagogia con los mantras progres

 

 

 

Pues ya han salido todos los mantras progres. El último tampoco tiene desperdicio ni le falta la demagogia adecuada: la pobreza “infantil” y, por culpa del PP, solo pueden estudiar los hijos de los ricos.

 

 

“El último mantra progre tampoco tiene desperdicio ni le falta la demagogia adecuada: la pobreza infantil y, por culpa del PP, solo pueden estudiar los hijos de los ricos”

 

 

 
En primer lugar, los niños no son pobres, si lo son, aisladamente. En todo caso hay familias con recursos escasos, lo que repercute en los mas pequeños. O sea que lo importante es facilitar el acceso de las familias a unos ingresos, preferentemente del trabajo, y no tratar el problema aisladamente. Aunque claro, lo de apelar al sentimentalismo poniendo a los niños por delante, es más efectivo.

 

 


En segundo lugar, si fuese cierto que solo pueden estudiar los ricos debemos ser el país con más millonarios del mundo, si atendemos a los miles y miles de universitarios que pueblan nuestras facultades.

 

 


Si realmente es cierto que nuestros jovenes pasan tantas penurias, no digo que no los haya por supuesto, no entiendo de donde salen los cuentos de miles de jóvenes asistentes a conciertos, eventos deportivos, viajes de finde o de vacaciones, etc etc. Son todos extranjeros o extraterrestres?

 

 


De momento no he visto cuales son las soluciones que propone ninguno de los candidatos excepto la negación de todo lo hecho por el anterior gobierno: derogar la reforma, acabar con la violencia machista, dar empleo a todos los jóvenes… grandes lemas pero ni un cómo ¡Cómo se acaba con la violencia? ¿Un policía tras cada mujer?

 

 


Cómo se da trabajo a “todos” los jóvenes? Haciéndoles funcionarios a todos? Quién lo paga? Y no se trata de esa falacia de que los ricos no pagan un euro (Lopez dixit), sino de que el sistema fiscal está basado en penalizar el trabajo y el esfuerzo individual, algo que ningún gobierno incluidos los socialistas ha pretendido cambiar!

 

 


Pero algo si ha mejorado este debate: se ha conseguido que Sánchez no insulte ni se desgañite pegando esos alaridos tan desagradables. Un bien por ello!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ana Castells

Ana Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Deja un comentario