Er Prinzipito: Por si alguien tenía duda de que las Autonomías acabarían con España como nación, aquí está la prueba del algodón

Er prinzipito
Er prinzipito

 

 

 

Hay en Andalucía un Sindicato muy curioso. A él pertenecen el famoso Bódalo, confiscador de supermercados en sus ratos libres y el “Pancetas” (paradigma de la extrema delgadez de los pobres proletarios). No satisfechos con la lucha heroica por los trabajadores del olivar y del agro, se han metido a editores y han publicado una versión en “andalú” del famoso cuento de Antoine de Saint-Exupéry (Antuán de Zanezuperí), Er Pinzipito.

 

 

 

“Si García Lorca, Góngora u otros andaluces ilustres levantaran la cabeza y vieran Er prinzipito, los correrían a gorrazos”

 

 

El autor de semejante erudición es un tal “Huan Porrah” (Juan Porras, vamos), catedrático, antropófago (perdón, antropólogo) y del mismo sindicato. Recordemos que los andaluces, que ni piensan ni hablan de ese modo, entre otras cosas porque hay decenas de variantes, pronunciaciones y modismos en el acento de Andalucía, que no es una lengua sino una pronunciación y, por tanto, no tiene ortografía ni gramática. Si García Lorca, Góngora u otros andaluces ilustres levantaran la cabeza y vieran Er pinzipito, los correrían a gorrazos.

 

 

Pero el trasfondo no deja de ser el puñetero separatismo, virus que infectó a los españoles hace siglos y que sigue carcomiendo esta vieja Nación. La creación de una supuesta habla andaluza con gramática y todo, no deja de ser un paso más en la separación iniciada en Cataluña y Vascongadas. Porque allí lo que se habla es español. Como en Zamora, en Albacete y en Don Benito.

 

 

Si alguien tenía duda de que las Autonomías acabarían con España como nación, Er prinzipito es la prueba del algodón.

 

 

(P.S. El autor de este artículo publicó hace años en los blogs de Libertad Digital unas delirantes historias humorísticas sobre un supuesto separatista andaluz llamado “Hozé Zansheh”. Estaban escritas asimismo en un andaluz inventado y macarrónico. Sus profecías se han cumplido desgraciadamente. Si alguien está interesado en leerlas, puede comunicarlo).

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Guillermo Emperador

Guillermo Emperador

Español, bajito, republicano y alopécico. Profesor de la escuela del maestro Ciruela, boticario y bloguero en Libertad Digital con el espantoso nick de “chinito”. Ahora autoascendido a Emperador de la tierra de las Mil Naciones (España, obviamente). Tengo un blog, una coneja y muchos amigos en la Llanura de Palmaria. Nunca pensé en escribir pero la vida es un camino que lleva por derroteros extraños.

Deja un comentario