Linda Galmor estrena hoy la puesta al día del clásico “Interiores de un Ayuntamiento podemita”

Interiores de un Ayuntamiento podemita: Carmena comienza ya a no apoyar en todo lo que se les ocurre a los niños de la guardería de Cibeles, digo.., sus concejales en el Ayuntamiento …

Carmena apoyando a sus concejales
Carmena apoyando a sus concejales en el Ayuntamiento

 Unos concejales que no oyen nada mas que a los de su cuerda, por lo que muchos madrileños dicen que Carmena pregunta demasiado al espejito… Debería prohibirse la religión que define al no creyente como infiel y le niega su derecho a existir… Pero…

 

Debería prohibirse la religión que define al no creyente como infiel y le niega su derecho a existir
Debería prohibirse la religión que define al no creyente como infiel y le niega su derecho a existir… Cosas que no se ven de los interiores de un Ayuntamiento podemita.

 

 

Esta no es la del espejo, la de verdad… Creo que es una doble a 10€ la hora, o quizás una becaria. La tienen todo el día dando vueltas en metro…

 

Yo creo que es una doble a 10€ la hora. La tienen todo el día dando vueltas en metro
Yo creo que es una doble a 10€ la hora. La tienen todo el día dando vueltas en metro

Lo tienen claro, como la Mayer, que fue responsable de Cultura y la ascendieron quizás por su talante democrático…

Lo tiene claro
Lo tiene claro

Lo que sea con tal de que les den de comer…

Lo que sea con tal de que le den de comer
Lo que sea con tal de que le den de comer

Y es que Zapa es un crack. El Paquirrín de Podemos

Zapa es un crack. El Paquirrín de Podemos
Zapa es un crack. El Paquirrín de Podemos

***

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Linda Galmor

Linda Galmor

Sólo hago de espejo a los políticos españoles para evidenciar sus tonterías, que son muchas, porque cada día al leer los periódicos y oír los informativos de la televisión recuerdo la frase "la realidad supera a la ficción! ¡Qué nivel! Mientras más conozco a los hombres más quiero a mi perro.

Deja un comentario