A la compra de votos con el dinero de todos: Tamaña muestra de cinismo merece ser conocida. Por Ana Castells

El socialismo necesita de gasolina tu dinero. No para ir a ningún sitio, simplemente para quemarlo
El socialismo necesita de gasolina tu dinero. No para ir a ningún sitio, simplemente para quemarlo y la compra de votos. Ilustración de Linda Galmor

 

“Así que cuando nos suban los impuestos ya sabemos para que son: Para la compra  de votos”

 

 

Acaba de decirme uno de esos portavoces mediáticos del PSOE, con anteriores cargos en las administraciones socialistas, que como la economia de España irá bien los proximos dos años (gracias a las medidas del gobierno del PP ha olvidado decir) Sanchez podrá “regar” (sic) a sus socios y el bloque se mantendrá y que, por supuesto, esto es comprar… La compra de votos.

Así que cuando nos suban los impuestos ya sabemos para que los van a utilizar:  Para la compra de votos.

Ya sé que dije que iba a olvidarme de lo que ocurriese en este país pero me ha parecido que tamaña muestra de cinismo merece ser conocida.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ana Castells

Ana Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Un comentario sobre “A la compra de votos con el dinero de todos: Tamaña muestra de cinismo merece ser conocida. Por Ana Castells

  • el 6 junio 2018 a las 23:54
    Permalink

    La gente està al cabo de la calle con las artimañas de estos socialistas, capitalistas a base de socializar el producto de emprendedores y asalariados.
    Como el dinero que nos sisan no es de nadie, tienen para tirar con pólvora de rey, y hasta para asar vacas a base de billetes de 500.
    Lo verdaderamente preocupante es que tengan el beneplácito de la gente por el mero hecho de esgrimir como salvoconducto la patraña del izquierdismo. Mientras no desmontemos el falso mito de “la izquierda” , la democracia es inviable.
    Salud

    Respuesta

Deja un comentario