A un querido amigo, aún estás a tiempo… Aún hay vida en tus sueños… No te rindas por favor, no cedas. Por Mercedes Ibáñez Huete

Fotografía de Vasil Qesari
A un querido amigo. Fotografía de Vasil Qesari

“Hay sucesos en nuestra vida que de pronto aparecen un día cualquiera y te reconcilian contigo mismo, con tu amigo y con el mundo”

Hay sucesos en nuestra vida que de pronto aparecen un día cualquiera y te reconcilian contigo mismo y con el mundo. De verdad. Solo tenéis que deteneros unos minutos a pensarlo.

Era domingo, ayer mismo…y muy temprano. Desde hace algunos años mi cuerpo me empuja fuera de la cama casi al amanecer. Papá decía:”eso es el tiempo…¡el tiempo que hace que has nacido!”…y tenía razón.

Calor…a pesar de la hora. Iba a salir a la terraza cuando algo me detuvo…allí mismo, sobre la mesa estaba el pequeño barreño que la noche del sábado habíamos llenado de agua atendiendo a una llamada de socorro: los pájaros se morían con este verano prematuro que estamos viviendo. Había 3 pequeños gorriones disfrutando del agua…ni me atreví a moverme para no perturbar su baño. ¡Es verdad os lo prometo…!.No es una de mis fantasías.

El instinto les hizo darse cuenta de mi presencia y salieron volando.¡¡Que rabia, me dije, he venido a incordiarles!.Y aquí llega lo sorprendente: uno de ellos, yo creo que el más pequeño, volvió un poco desorientado, dio unas vueltas por la terraza y se coló en casa. Entré rápidamente detrás de él y le vi revolotear en la penumbra del salón, buscando una salida… y al fin se posó en la mesa del comedor. Era muy pequeño y estaba temblando…yo soy un poco temerosa si tengo que coger a algún animalillo porque no tengo destreza para hacerlo pero…me acerqué lo cogí con las manos torpemente…salí a la terraza y le dí su libertad.

¡¡Madre mía!!…se me saltaron las lágrimas…¡¡seré tonta!!…pero me sentí muy bien. A veces las cosas sencillas pasan a nuestro lado y no sabemos disfrutarlas. Vivimos momentos muy duros rodeados de seres mezquinos que violan a niños con total impunidad, de políticos que solo piensan en mantener su status, de inocentes que mueren todos los días víctimas de sus creencias, de una ola de violencia que nos rodea y a veces nos obliga a cubrirnos con una capa de indiferencia atentando a nuestra propia dignidad.

Por eso viene bien refugiarse, de vez en cuando, en esos momentos irrepetibles capaces de sacar de nosotros la ternura y la esperanza que creíamos haber perdido. Nos ayudan a no rendirnos…a tomar fuerzas para seguir en la lucha defendiendo nuestra esencia, aquello para lo que fuimos puestos en este mundo.

 

 

 Mario Benedetti
Mario Benedetti

He recordado un poema precioso de Mario Benedetti. Son sus palabras para hoy.

 

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada dia es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero

 

Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Mercedes Ibáñez Huete

Mercedes Ibáñez Huete

Realizadora de TVE casi desde que nací. Capricornio nata, amo la poesía y el chocolate apasionadamente, adoro la Navidad, las charlas con amigos y la familia. Me encantan los días de otoño y las noches de invierno y aunque soy española de nacimiento y de corazón, viajaría en el tiempo hasta la Escocia de los siglos XVIII y XIX y me quedaría allí mucho tiempo. Definitivamente el Romanticismo es mi época. Esa soy yo.

8 comentarios sobre “A un querido amigo, aún estás a tiempo… Aún hay vida en tus sueños… No te rindas por favor, no cedas. Por Mercedes Ibáñez Huete

  • el 21 junio 2017 a las 10:14
    Permalink

    Querida amiga: hay siempre delectación en el recuerdo de lo que quisimos y nunca llegó a realizarse…, pero no importa: sentimos que el deseo poderosos de que lo soñado hubiera sido cierto, que en alguna medida el deseo se traduce en acto. Si es cierto que tenemos derecho a decir que somos lo que pudimos haber sido, también lo es afirma que vivimos en algún momento aquello que anhelamos fuertemente. Tú has vivido en Escocia, y tu romanticismo sigue. Abrazos desde la plaza mayor del Facebook.

    Respuesta
    • Mercedes Ibañez
      el 21 junio 2017 a las 16:09
      Permalink

      Muchisimas gracias por tus hermosas palabras Pancracio.Viniendo de un maestro como tu no tienen precio.Gracias por entender mi sentir que es lo unico que puedo apirtar en mis modestos escritos.Un abrazo fuerte.

      Respuesta
  • Mercedes Ibañez
    el 21 junio 2017 a las 16:10
    Permalink

    Muchas gracias Mari Carmen por leerme.Me alegro que te haya gustado.Un abrazo fuerte.

    Respuesta
    • Mercedes Ibañez
      el 22 junio 2017 a las 8:39
      Permalink

      Efectivamente.Los sueños tambien.Gracias por leerlo.

      Respuesta
  • Mercedes Ibañez
    el 23 junio 2017 a las 22:01
    Permalink

    Gracias a ti Domingo por leerlo.Un abrazo.

    Respuesta

Deja un comentario