Madrid como experimento social. Por Rodolfo Arévalo

Manuela Carmena quiere sumar al PSOE en Madrid en una lista única de la izquierda. Por Santi Orue
Manuela Carmena quiere sumar al PSOE en Madrid en una lista única de la izquierda. Por Santi Orue

“El ataque a la contaminación atmosférica encubre en realidad una acción global contra la libre movilidad individual de todos nosotros y en toda la Comunidad de Madrid”

El ataque a la contaminación atmosférica encubre en realidad una acción global contra la libre movilidad individual de todos nosotros y en toda la Comunidad de Madrid. No sé si los madrileños se han dado cuenta de cuanta libertad han perdido desde que gobierna el Ayuntamiento Carmena con sus Podemitas y con el beneplácito de ese PSOEMUNISTA partido que los apoyó y sufrimos en la actualidad incluso en el gobierno de la nación.

Si Carmena en tres años ha conseguido poner de cabeza Madrid, no quiero ni pensar, si Sánchez agota la legislatura, lo que pasará con España. Uno puede aceptar medidas para mejorar la calidad del aire y la contaminación, pero sin hacer que pierdan la libertad de movimientos las personas que circulan por dentro de Madrid y las que acceden por la mañana, no por devoción, si no por obligación. Y lo malo no es eso, que también, lo peor es que todas las autopistas y autovías quedan atascadas en las horas punta por el cuello de botella que supone la capital. Todo el tráfico desviado fuera de Madrid, por la poca movilidad que ahora ofrece cruzarlo, hace que las vías alternativas como la M-30, M-40 e incluso M-50 se vean afectadas por los atascos de mañana y tarde, con el consiguiente perjuicio a los individuos. Éstos son libres de escoger la forma en la que quieren moverse por Madrid, porque es su derecho en las sociedades libres, y no tienen por qué estar pendientes de los caprichos, para nada inocentes, del equipo Carménico.

El hecho de peatonalizar el centro de Madrid es una operación para que salgan de allí las personas con menos recursos económicos, así como las familias tradicionales, por los problemas que conlleva no poder usar el coche o usarlo de una manera muy restringida. Asuntos como llevar a los hijos al colegio, a la abuela al médico u hospital, e incluso si algún cabeza de familia trabaja fuera de la almendra central, se convierten en un problema abismal para esos vecinos. Desde luego en Gran vía ya prácticamente se ha conseguido que esto sea así, y el pretexto de las obras no sirve porque un carril por sentido impedirá incluso que se pueda acercar una unidad móvil sanitaria a esa zona sin causar de rebote un tremendo atasco.

El otro pretexto populista que trata de vendernos Carmena es que haya más espacio para el peatón es solo eso un pretexto porque entre manteros y caminantes y resto de personas que pasan por allí a diario por la necesidad de caminar Madrid y no recorrerlo en automóvil es bastante difícil transitar incluso a pie. Ya me contarán ustedes qué pasará durante las desinfladas fiestas de Navidad con esas iluminaciones nada Navideñas y este nuevo impedimento.

Lo cierto es que los que han salido perjudicados son los vecinos que no pueden acceder hasta sus portales parando un momento para que bajen abuelos, nietos o personas impedidas. Estos tienen que ser transportados como mínimo a distancia de una manzana, suponiendo que tengan quienes les lleven y les traigan. Algunos habrán quedado enclaustrados en sus casas ya de por vida. Sus hijos vendrán menos a buscarles o a verles, por los problemas que conlleva. ¿Es esto la tan cacareada igualdad y justicia social?, que venga cualquier imbécil populista y nos lo explique, ¿En qué beneficia a los Madrileños? ¿En respirar el aire también contaminado por las calefacciones? ¿No sería más ético subvencionar la comprar de vehículos híbridos o directamente eléctricos gastando en dicha infraestructura y empeño, en vez de gastar en obras solo útiles al interés político populista, sin perjudicar la movilidad?

“Osar entrar en Madrid es una aventura suicida para algunos, personas impedidas de alguna manera, personas con artrosis o en silla de ruedas, viejos de más de ochenta años”

También afectados directos son los espectáculos, bares y restaurantes de la zona, porque puestos a soportar las penurias que tiene Madrid en la actualidad, para muchas personas es mejor quedarse por la periferia que acudir a Madrid a estos lugares de relax. Osar entrar en Madrid es una aventura suicida para algunos, personas impedidas de alguna manera, personas con artrosis o en silla de ruedas, viejos de más de ochenta años; (que también tienen derechos). Venden un metro preparado para todos y no es cierto hay estaciones que gente que padece artrosis no puede usar por falta de escaleras mecánicas o ascensores, y los autobuses por un estilo y más viviendo en una sociedad en la que rige el ¡ande yo caliente y ríase la gente!. En un autobús lleno de personas pida un cojo sentarse de cada diez personas nueve le darán la espalda para no enterarse. ¡Y es que somos tan solidarios! ¿Verdad Carmena?, tu la primera por no tener en cuenta que no todos somos Rambo y podemos hacer piruetas mientras saltamos alegremente las obras por las calles de Madrid.

Bicicletas y patinetes, sí, muy bien para jóvenes, pero y que pasa con la gente de más de sesenta años ¿no tienen derecho a ir a Madrid para lo que les de la real gana.? ¡Que Madrid no es La Haya!, ni estamos en los países bajos que por su llanura tienen la tradición del desplazamiento en bicicleta. Incluso, y digo más, los más perjudicados no son los madrileños, los más perjudicados son por encima de todos ellos los habitantes de los pueblos de la comunidad, que aparte chuparse las velocidades de risa que se han impuesto en las autovías, más risa causan aún cuando hay atasco, (alguno dice “ya quisiera ir a setenta”). Si acuden a algún espectáculo o a cenar a Madrid, después de las doce de la noche se quedan sin ningún transporte público para regresar y no todo el mundo es tan rico como los concejales de Podemos para poder pagarse taxis o cualquier otro servicio como UBER para poder regresar.

¡Que se jodan, esos putos ricos que viven en sus ciudades dormitorios carísimas!. Sí, como Pablo Iglesias e Irene Montero, sí, pero da la casualidad de que a diferencia de Pablo e Irene muchos se marcharon de Madrid, precisamente para comprar una vivienda asequible y no las millonadas que pedían en Madrid. ¡Pero oiga usted son unos putos fachas los que tienen chalets y casas por la periferia!, ¿chalets, de mil doscientos millones, cuántos lo tienen? Además esos putos ricos que usted dibuja tienen chófer y les importa una mierda tirando a nada sus normas, porque pueden pagar las multas y Bautista, ¡el chófer de toda la vida!, de los Martínez ¡De toda la vida! no tiene que buscar parking para aparcar, (por cierto, los aparcamientos de la almendra central, otros pobres víctimas de su política de experimento social, para que se libere de familias el centro de Madrid,. Carmena) éste, Bautista se tragará todo tipo de atasco dando vueltas y contaminando, este sí bien, el centro.

Este equipo de gobierno del Ayuntamiento parece formado por aficionados o por gente con verdadera mala baba, en cualquier caso no están preparados para gobernar una ciudad como Madrid. Así que ¿piensa usted votarles en la próximas municipales? Yo desde luego ni loco, no les voté y nunca lo haré porque se lo que se nos venía y se nos ha venido encima, espero que ahora hasta algunos que les votaron, no los voten, demostrarían así su solidaridad con todos los Madrileños los de la almendra central y los mucho trabajadores, que no potentados, de la periferia. Espero que ustedes hayan tomado nota a lo largo de estos años. Calculen la pérdida de libertad que han tenido y hagan sus cuentas. A mi no me salen.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario