Aznar apela a la unidad del centro derecha para proteger los “principios” de la España democrática. Por Eugenio Narbaiza

Aznar, en la jornada de Faes celebrada en Valencia
Aznar, en la jornada de Faes celebrada en Valencia

“En opinión de Aznar, Pedro Sánchez y los partidos que le apoyaron en la moción de censura, se presentaron como una alternativa para España, que se ha quedado en una mera extravagancia”

 

Cinco meses en el gobierno de la nación desde que se produjera la moción de censura que desalojara al PP del poder planteada por Pedro Sánchez, han bastado para comprobar la falta de capacidad de un gobierno creado desde la improvisación y sin objetivos políticos concretos para España, salvo el de estar en el poder por el poder y con la libertad vigilada de partidos nacionalistas, bildutarras e independentistas, que hacen de Pedro Sánchez, el prisionero de la sinrazón que quiere destruir España.

Si desde que se estrenara como presidente del gobierno, Pedro Sánchez ha fracasado con su capacidad de gestos hacia la política de puertas abiertas a la inmigración, la falta de amparo al juez Llarena ante la demanda planteada por Puigdemont, la casi imposibilidad de aprobar los presupuestos generales del estado por no contar con el apoyo de los independentistas y el rechazo de estos por parte de la UE, una huelga de jueces que reclaman medios, retribuciones justas y amparo a sus miembros en Cataluña, ante el acoso al que se están viendo sometidos y finalmente, la pifia cometida en el tema de Gibraltar, en donde el gobierno no ha conseguido que las pretensiones de España respecto a la colonia, sean incluidas en el tratado de negociación del Brexit, llegando incluso a engañar a la sociedad, al dar por buenos compromisos de parte no incluidos en las negociaciones, unido al hecho de su visita a Cuba, en donde no ha sido capaz de reunirse con los representantes de la oposición al régimen castrista, hacen de Pedro Sánchez, el presidente más nefasto, más propagandista a su favor y el más negativo de la historia de la democracia española.

Estas son algunas de las conclusiones y aseveraciones realizadas en el tercer Foro de Faes por parte del ex presidente del PP y presidente de la fundación, José María Aznar, a lo largo de una disertación realizada en el día de ayer en Valencia.

En opinión de Aznar, Pedro Sánchez y los partidos que le apoyaron en la moción de censura, se presentaron como una alternativa para España, que se ha quedado en una mera extravagancia, puesto que no es fácil entender que cuando España se enfrenta a un desafío diario respecto a su integridad, el gobierno depende de su supervivencia, gracias a partidos cuyos máximos dirigentes se enfrentan a una acusación de rebelión, lo que traducido a términos políticos se denomina como golpismo, haciendo que el PSOE, sea el vehículo para que el populismo de extrema izquierda, tenga un protagonismo desorbitado, respecto a su fuerza electoral.

Desde esta situación, el ex presidente de los populares señala que hay una mayoría que rechaza esta estrategia, quedando claro que reclaman una propuesta compartida de futuro, moderada, pero rotundamente firme en los principios esenciales, que, en su opinión, faltan muy pocas fechas de comprobarlo, y así saber si estamos a la altura de lo que España necesita.

En este sentido, Aznar considera necesario crear una confluencia del centro derecha en España para que en unas elecciones generales que cree muy cerca, se puedan recuperar los impulsos establecidos en la Constitución que nos dimos todos con la fortaleza de una opción política que refuerce y acabar con el riesgo de las viejas divisiones que desde el gobierno de Pedro Sánchez se fomentan, socavando las bases de la transición.

El Museo político de Rafael Herrera: Próxima estación, Ferraz
El Museo político de Rafael Herrera: Próxima estación, Ferraz

“Estas palabras de Aznar no son más que el diagnostico real de la actual situación de España, que se está viendo abocada a un grave deterioro de sus principios, como nación y como sociedad”

Estas palabras del antiguo padre del centro derecha español, recuperado por Pablo Casado desde que accediera a la presidencia del PP, no son más que el diagnostico real de la actual situación de España, que día tras día y mes tras mes, se está viendo abocada a un grave deterioro de sus principios, como nación y como sociedad, desde una política desorientada que ejerce el poder con la fascinación del poder, pero sin atender a las necesidades y los intereses de nuestro país.

Para algunos, estas palabras pronunciadas por Aznar, no tienen importancia por el mero hecho de haberlas pronunciado él, pero son el verdadero diagnóstico de la situación de España y deben ser atendidas como un toque de atención hacia la realidad en la que vivimos, en una nación rehén de nacionalistas, prisionera del oportunismo y víctima de un presidente del gobierno que no sabe qué hacer para mantenerse en su puesto.

Un claro ejemplo de este diagnóstico lo estamos viviendo en Andalucía, en donde se está adormeciendo a la sociedad, con una campaña electoral de perfil bajo, en donde la crítica al gobierno de la región solo parece que supone insultar a Andalucía, mientras que sus dirigentes, que deberían abochornarse por el Caso ERE, después de 40 años de gobierno, solo nos pretenden demostrar su honradez y su único logro, con la sorprendente declaración de tener “80 euros en sus cuentas corrientes”.

Por otra parte, se está fomentando la posible división del centro derecha en tres formaciones políticas distintas, cacareando la posible presencia de una determinada formación en los escaños del futuro parlamento andaluz, cuando lo que realmente importa, es la posibilidad de que de una vez por todas, se produzca una alternancia en el poder, que lleve la higiene democrática y la regeneración política a una región, castigada con el gobierno de una izquierda cuyo liderazgo, piensa más en Madrid que en la `propia Andalucía, tal y como lo ha demostrado durante la pasada legislatura, la presidenta del gobierno de Andalucía Susana Diaz, con su pretensión de acceder a la secretaria general de los socialistas, objetivo que no ha abandonado y que se encuentra en sus perspectivas de futuro, siempre que su “enemigo intimo” Pedro Sánchez, fracase como presidente del gobierno.

“Andalucía una vez más no es más que el laboratorio de ensayo político que ante la imposibilidad de gobernar por parte de Pedro Sánchez, puede desembocar en unas elecciones generales casi inmediatas”

Andalucía una vez más no es más que el laboratorio de ensayo político que ante la imposibilidad de gobernar por parte de Pedro Sánchez, puede desembocar en unas elecciones generales casi inmediatas, en las que el centro derecha, desunido casi a la fuerza por el empeño de los medios de comunicación y las encuestas, puede provocar más caos del actualmente existente en España, con grave riesgo para su supervivencia, ante el factor de dependencia del nacionalismo e independentismo.

En este sector de la sociedad, que importan las siglas y los denominados como “valores y principios” si a la hora de la verdad solo nos fijamos en estos, y no en lo que realmente vale, que debe ser la alternancia en el poder en Andalucía, la recuperación de la fortaleza de los principios constitucionales que nos dimos los españoles en 1978  y sobre todo, cuando lo que necesitamos realmente es ese proyecto común llamado España.

Aquí no valen grandes palabras, ni grandes intenciones que no sean la recuperación de la unidad de los objetivos que valoramos los españoles respecto a la indisolubilidad de la nación, de la consecución de la prosperidad y de la capacidad para fortalecer la convivencia democrática en aquellos lugares en donde la misma, se ha visto resquebrajada por la dejación de funciones no solo del gobierno, sino de la propia sociedad, que no puede esperar a que le resuelvan los problemas, sino ser el factor esencial para la resolución de los mismos.

Lo dicho por Aznar, no solo es necesario, imprescindible e importante para el futuro, sino que también debe de hacer reflexionar sobre quiénes son y qué es aquello que nos separa de la convivencia tranquila, de una prosperidad merecida y posible y, sobre todo, de actuar de manera que todo lo que hagamos como ciudadanos, refuerce ese proyecto democrático común llamado España. O nos damos cuenta de su importancia, o nos arrepentiremos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

2 comentarios sobre “Aznar apela a la unidad del centro derecha para proteger los “principios” de la España democrática. Por Eugenio Narbaiza

  • el 27 noviembre 2018 a las 13:16
    Permalink

    Aznar, como siempre vapuleado por todos, consiguió la confluencia de centro derecha. Ahora todos los que le desprecian,como político, no le llegan a la suela del zapato. Cómo van a conseguirlo si en lugar de intentarlo se ponen verdes entre ellos, día si y día también.??? El bien de España no es prioritario. Solo les importa su ego y sus mensajes que nadie entendemos.

    Respuesta
  • el 27 noviembre 2018 a las 15:42
    Permalink

    Bueno ésto tiene tela marinera . Si tiene que haber u inion y ponerse de acuerdo en lo más esencial .Lo veo difícil…

    Respuesta

Deja un comentario