El Obamacare por el “Váter”, la Clinton tira de la cadena y el camarada Girón le recordaría que restriegue con la escobilla. Por Félix Fernández de Castro

Hillary Clinton
Hillary Clinton

 

 

José Antonio Girón de Velasco (1911- 1995), ministro de trabajo de Franco, artífice de nuestro Sistema de Seguridad Social; (por más que le pese a la Portentosa y Podemizada Zurdería, que en vano insiste en atribuirse el invento como suyo…)

“Hillary Clinton, cuando era Primera Dama con Bill Clinton de Presidente, ya se estudió el tema de una Seguridad Social a la Americana…luego fue vicepresidentatriz con B. Hussein Obama, luego candidata a Presidentatriz, luego con Trump les salió rana la cosa, y ahora con el Juez Federal Tejano, se les acabó de joder el invento. (Mordaz resumen y breve comentario sobre una Seguridad Social Progresista a la Americana, cuyo fin, con la excusa de medicina para los pobres, siempre ha sido instaurar en todo el País una Barra Libre para el Aborto y las (los) Abortistas, obligatoria para todos los centros médicos, católicos incluidos, y personal sanitario, incluso para el que alegue objeciones de conciencia). 

“Juez Federal de Texas declara incostitucional el Obamacare” (Prensa)

 

 

Gilbert Hospital
Gilbert Hospital. (Si observan con atención la foto, verán un helicóptero-ambulancia encima del hospital)

 

“¿Después de todo este tiempo no lo has adivinado?; yo me dedicaba al contrabando de…¡bicicletas!”

Hace muchos años tuve un casero, don Miguel, que me contó una anécdota de muchas de cuando trabajaba en Europa, y esta era sobre una problemática frontera entre dos países, entonces todavía no había Mercado Común, y si lo había, era incipiente, muy lejos aún del Espacio Schengen sin aduanas fronterizas de la actual “Unión” Europea; la Problemática Frontera estaba controlada por un Suspicaz Aduanero, y era cruzada, día sí, y otro también, por un misterioso Mochilero Ciclista. 

La cosa continuó durante años, el aduanero registrándole la mochila al ciclista, con frecuencia al principio, cada vez menos con el tiempo, y casi nunca poco antes de que el agente se jubilase. El ciclista, también por viejo se retiró, dejó de cruzar la frontera y montar en bicicleta; en un millón de registros, la aduana nunca le encontró nada más que el bocadillo y una muda, en la mochila. Y ya retirados, Diligente Aduanero y Sospechoso Mochilero-Ciclista, los dos se hicieron amigos, y un día, tomando unos vinos, el ex-guardia le preguntó, en confianza, al ex-ciclista, “y ahora que ya no nos concierne ni afecta, puedo preguntarte, ¿tu de que demonios hacías contrabando?”. A lo que el ex-ciclista contestó, “pero, ¿después de todo este tiempo no lo has adivinado?; yo me dedicaba al contrabando de…¡bicicletas!”. 

 

Helicóptero del Gilbert Hospital
Helicóptero del Gilbert Hospital

“Era el verano del año 2016, en Plena Era Obama y del Obamcare, estábamos en el desierto de Sonora, era de noche”

 

Y pasaron muchos años hasta que yo mismo pude contar otra anécdota muy parecida, de cuando estuve de visita en el Far West de USA; era el verano del año 2016, en Plena Era Obama y del Obamcare, estábamos en el desierto de Sonora, era de noche, cuando paseando en la pick up (vehículo más americano, imposible) de mi hijo, llegamos a la altura de un elegante edificio, y las luces y estruendos continuos de esas batidoras volantes, a las que llamamos helicópteros en España, y choppers allí, llamaron mi atención mientras no paraban de aterrizar y despegar del lugar, que enseguida vi que se trataba de una clínica u hospital.

El incesante ajetreo aéreo no era normal para un hospital, y menos aún para un hospital tan pequeño; en España había estado ingresado en un hospital mucho más grande, con un helipuerto “como Dios manda”, nada de terrazas ni tejados, sino una explanada despejada, alejada de edificios y libre de postes y cables. Y aún así, los helicópteros venían pocas veces al día, algunos días no llegaba ninguno, y los vuelos nocturnos eran aún  más escasos, si es que había alguno. Así se lo hice notar, extrañado, a mis compañeros, quienes me aclararon que los vuelos no paraban porque derivaban a casi todos los pacientes a otros centros mejor preparados; el “hospital” no era mucho más que un dispensario, equipamiento simbólico y personal justo y necesario para cumplir con la normativa burocrática mínima y así mantener la Licencia de Clínica Autorizada; entonces, ¿dónde estaba el negocio?; pues en la empresa de los helicópteros-ambulancia, que facturaba los traslados a los seguros médicos, y si no había seguro, o este no cubría tanto “paseo por las nubes”, al enfermo, o al….Obamacare, que el Estado es la Madre de Todos aunque obligue a abortar; el hospital-trampa era el reclamo que atraía pacientes hacia el verdadero negocio, los helicópteros. 

 

Imagen de Girón de Velasco. El ministro franquista que creó la Seguridad Social
Imagen de Girón de Velasco. El ministro franquista que creó la Seguridad Social

“Han echado al retrete la Inconstitucional Obamada del Obamacare, y después se supone que han tirado de la cadena, por higiene”

 

Ahora un tribunal federal de Texas acaba de tumbar el Obamcare, la Obamada favorita, creada con el abortismo y las abortistas siempre en mente. Han echado al retrete la Inconstitucional Obamada, y después se supone que han tirado de la cadena; por higiene. Y es que para montar estas cosas, la Progresía es nula; nada como el Camarada Girón. 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Felix Fernandez de Castro

Felix Fernandez de Castro

Nacido en Manila el año de las dos primeras Bombas Atómicas, hijo de padres españoles, en 1963 bachillerato con dos reválidas en colegio de jesuítas, y de joven, durante breve tiempo piloto de Franco en la 15 Promoción de Complemento, llamada "El Parvulario" por los guasones de 21 años, la mayoría de edad en aquellos tiempos de Orden; (ex)empleado de banca, ya felizmente jubilado, actualmente blogger por libre y ahora mismo colaborador en la Paseata. Y hola, por cierto.

Deja un comentario