Esta Navidad en Andalucía empieza el cambio: Es el futuro. Por Joaquín L. Ramírez

La capital malagueña desde el monte Gibralfaro
La capital malagueña desde el monte Gibralfaro

“Se vean como quieran verse los votos andaluces, se ha mandatado un cambio, uno sustancial, los socialistas deben irse a la oposición, tras 40 años de oportunidades”

Como en una nebulosa, en medio de las luces navideñas y con una alegre música de fondo, los resultados producidos el pasado 2 de diciembre ordenando un cambio parecen un sueño. Después de tantos años, la política andaluza por fin ha dado señales para la ilusión. En aquellas elecciones de 2012 en las que por primera vez se ganó al PSOE, Javier Arenas repetía sin cesar una simple pregunta: ¿Y si somos los mejores, por qué estamos los últimos? La respuesta quedó en el aire, pues lamentablemente no se pudo gobernar. Y es que, como ahora, la fuerza ganadora –el PP- no tenía con quien sumar para hacer frente al número de diputados que aglutinaron PSOE e IU. Socialistas e izquierdistas de la coalición no lo dudaron, obviaron al partido que ganó y conformaron gobierno. Es conveniente recordarlo ante las cada vez más apagadas protestas de Susana Díaz reclamando liderar un gobierno. Se vean como quieran verse los votos andaluces, se ha mandatado un cambio, uno sustancial, los socialistas deben irse a la oposición, tras 40 años de oportunidades.

El Muelle del Tinto en Huelva
El Muelle del Tinto en Huelva

“Es el momento para acertar y gobernar en coalición puede convertirse en una de las mejores ventajas”

Comoquiera que el próximo 27 de diciembre ha de constituirse el Parlamento Andaluz, el definitivo acuerdo se espera conocer apenas en horas. Tras los primeros escarceos y exploraciones de unos y otros para pactar, hacerlo con Vox o requerir la abstención socialista, todo indica que se puede acceder a un acuerdo de gobierno y de composición de la Mesa del Parlamento que satisfaga y de cumplimiento al mandato mayoritario electoral recibido. Suprimir el impuesto de sucesiones y también el de donaciones entre familiares de primer grado, producir una bajada generalizada de impuestos, crear medidas que favorezcan a los autónomos y emprendedores, traer la transparencia a la vida pública, acotar al máximo posible la administración paralela, poner el alma en los cambios con una exigencia absoluta de la ética y la búsqueda del bien común… Crear oportunidades en el campo andaluz, hacer de las políticas educativas constructivas meta estrella del ejecutivo, limitación de mandatos, reformas contrastadas en la sanidad… Es el momento para acertar y gobernar en coalición puede convertirse en una de las mejores ventajas, pues el nivel de autoexigencia será el más elevado de lo hasta ahora conocidos.

Vista de Cádiz desde la Torre Tavira
Vista de Cádiz desde la Torre Tavira

“Andalucía a su propia altura es la tarea que los andaluces han encargado al Partido Popular, Ciudadanos y Vox, se lea como se lea y se ordenen como decidan acordarlo”

Andalucía es una región muy extensa y poblada. Con 87.268 kilómetros cuadrados y 8,5 millones de habitantes es la segunda más extensa y la de mayor población de toda España. Una comunidad plural y diversa con una cultura milenaria, esencialmente española y llena de particularidades y matices. Dicen los expertos que, desde un punto de vista geográfico, hay tres realidades, Sierra Morena, el Valle y la Penibética. Se trata de tres unidades ambientales llenas de contrastes de una inmensa riqueza natural y distintas entre sí. El mayor índice de pluviometría de la Península Ibérica se da en la Sierra de Grazalema (Cádiz) y el menor en el Cabo de Gata (Almería). Las provincias de España con más horas de luz al año son Málaga y Almería. Sierra Nevada (Granada) tiene la temperatura media anual más baja del sur peninsular y sus zonas montañosas más altas permanecen nevadas prácticamente todo el año. Con cinco cuencas hidrográficas, la flora y la fauna andaluza alcanza una impresionante diversidad. Hay 150 espacios protegidos, 2 Parques Nacionales, 24 Parques Naturales, 21 Periurbanos, 32 Parajes Naturales, 2 Paisajes Protegidos, 37 Monumentos Naturales, 28 Reservas Naturales y 4 Reservas Naturales Concertadas, 9 Reservas de la Biosfera, 20 Sitios Ramsar (humedales de importancia internacional), 4 Zonas Especialmente protegidas de importancia para el Mediterráneo y 2 Geoparques. La extraordinaria responsabilidad que supone liderar el gobierno de esta impresionante región española del sur de Europa de esos 8,5 millones de andaluces en el siglo XXI es el reto más ilusionante que ningún pueblo puede soñar. Con los mejores mimbres pero con heredadas dificultades, emprender las reformas y los cambios necesarios para poner a Andalucía a su propia altura es la tarea que los andaluces han encargado al Partido Popular, Ciudadanos y Vox, se lea como se lea y se ordenen como decidan acordarlo.

Si efectivamente los pactos necesarios se coronan por completo, esta oportunidad histórica para abandonar de una vez “el quejío” y protagonizar el presente y el futuro de Andalucía y España requiere la mayor altura de miras y el más atinado timón. La inteligencia, la transparencia, la ética y las fórmulas de conocimiento más vanguardistas, son el esencial mecanismo del cambio. No pueden decepcionarnos y no lo harán. Esta Navidad en Andalucía empieza el cambio, empieza el futuro.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Joaquin L. Ramirez

Joaquin L. Ramirez

Senador, portavoz de Constitucional del Grupo Popular y ex presidente de la Comisión de Justicia del Senado. Veterano político, aficionado a la literatura y a la historia. Abogado. Observador, analista, profundamente demócrata, patriota y firmemente convencido de los valores de Libertad y bienestar de Occidente.

Deja un comentario