El precio que estoy dispuesta a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante. Por Silvia Gutiérrez Oria

Mi precio
El precio que estoy dispuesta a pagar

“Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena… Este será a partir de ahora mi precio”

Mira que cambiamos y aprendemos a lo largo de nuestra vida… Si ayer, hubiera pensado y sentido como lo hago hoy, no habría perdido la mitad de mis días vegetando.. Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena… Este será a partir de ahora mi precio.

 

“Acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesta a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante”

Y, por ello, me quedo hoy, con mi tranquila relectura de las palabras del padre de las terapias, el maestro Carl Rogers, que a todos os dedico: 

“Me doy cuenta que, si fuera estable, prudente, y estática, viviría en la muerte. Por consiguiente acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesta a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante”.

 

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa.
Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador
Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Artículos recomendados

1 comentario

  1. Muy buen post y muy verdadero! me encanta!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: