Con la rendición de Sánchez comienza el fin: Asistiremos a la caída como sociedad de España. Por Rodolfo Arévalo

Con la rendición de Sánchez comienza el fin: Asistiremos a la caída como sociedad de España
Con la rendición de Sánchez comienza el fin: Asistiremos a la caída como sociedad de España

«Cuando los imperios empiezan a caer, no es culpa de sus gobernantes solamente. Gran parte de la culpa la tienen los pueblos que han perdido sus valores morales y sociales»

Si los Partidos Políticos no empiezan a tomar las riendas de la Cultura, el humanismo occidental, la democracia y la libertad, se van a ir a la mierda, más rápido que pronto pero no solo ellos, todos nosotros detrás. Cuando los imperios empiezan a caer, no es culpa de sus gobernantes solamente. Gran parte de la culpa la tienen los pueblos que han perdido sus valores morales y sociales.

Sí, hay que decir hasta aquí a los que quieren destruir nuestro país España y también Europa, además nuestra bimilenaria cultura basada en el Cristianismo, se sea creyente o no, se dice NO GRACIAS. Métanse esas ideas destructoras de naciones y personas, el fascismo y el comunismo por donde les quepan, no tienen cabida en las democracias y destruyen todo lo que tocan y los lugares por los que pasan.

«Hay más corrupciones que las monetarias. Una de estas corrupciones es hacer dejación de la obligación de defender la libertad y la democracia»

Hay más corrupciones que las monetarias. Una de estas corrupciones es hacer dejación de la obligación de defender la libertad y la democracia. Aunque esto no sea evidente para todo el mundo, España y parte de Europa está corrupta hasta los tuétanos por esa estúpida e imbécil tontería del buenismo y lo políticamente correcto. Si a eso sumamos el uso que hacen los comunistas del feminismo legítimo, convirtiéndolo en radical y excluyente, podemos sin duda cerrar el chiringuito de la democracia.

Entre todos habéis corrompido España hasta los tuétanos entrando a saco en lo que no deberíais entrar, en la judicatura, la fiscalía, la policía y rompiendo la separación de poderes. Es difícil saber ahora mismo donde acaban las largas manos de algunos, que traspasan los poderes del país que debieran permanecer independiente. Esto para empezar, además de un sin fin de tropelías anti democráticas más. Cosas que hacen el ambiente pestilente y asqueroso.

«No son los partidos los corruptos, ni tampoco los políticos, pero si una gran parte del propio pueblo español, que solo mira hasta donde le dejan ver»

No son los partidos los corruptos, ni tampoco los políticos, pero si una gran parte del propio pueblo español, que solo mira hasta donde le dejan ver, sus miopes ojos del día a día y no reacciona más allá de la propia supervivencia. Lo malo es que los políticos salen del pueblo y tenemos un pueblo que brilla por su incultura e información. Son como una veleta al albur del viento que más promete o más les miente. Los vientos o más bien los ciclones están por todas partes, nos rodean.

Ojalá aquí hubiera un Trump, ¡no he dicho un «podemos» fascista no!, he dicho un Trump una persona con visión del «WAY OF LIFE TRADICIONAL EUROPEO Y OCCIDENTAL», de lo que quiere la gente. No uno que rompa la unidad de Europa, si no uno con las narices que tiene el americano para decir lo que Europa necesita y esto es ni más ni menos que se respeten Europa, sus países, sus culturas, sus trabajos, sus creencias religiosas o ausencia de ellas, su economía y libertad y que no se mienta, con engañifas al pueblo, que se defienda en definitiva lo único importante y que es base del ser humano como individuo antes que sociedad, familia antes que grupo. ser con libre albedrío sin tener en cuenta sus ataduras genéticas, que nadie puede variar, ni doblegar. Por mucho que los comunismos quieran. Hay que respetar la libertad de los individuos para hacer lo que deseen con su vida dentro de la ley. Y desde luego no admitir jefes indios de lustrosas plumas, con comisiones del tres por ciento en algunos puntos de la geografía nacional. Indianos de tercerola que quieren convertirse en jefes de grandes tribus a costa de la tribu global Española. Gentes a las que en pago por los servicios prestados no van a la cárcel y todos sabemos de quienes hablo. Y gentes que aun habiendo traicionado a su país, pueden salir libres sin pagar el justo castigo por su deslealtad, dado que apoyan a ciertos partidos.

«No dejemos que la rendición y la ruina económica, moral e histórica se apodere de España vota C´s, VOX o PP, saldrás ganando»

Solo espero que los Españoles sepan que su libertad y sus derechos dependen en gran parte de ellos y de elegir las opciones políticas liberales, por eso llamo al voto de partidos de centro derecha y derecha. No dejemos que la ruina económica, moral e histórica se apodere de España vota C´s, VOX o PP, saldrás ganando.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario