Las diferencias e igualdades entre los sexos y el drama de la educación perversa. Por Rodolfo Arévalo

Muchos padres de familia se sienten “indignados y muy preocupados” luego de la presentación de dos menores que se declararon bisexuales y trans en un foro realizado en el Senado de México.
Muchos padres de familia se sienten “indignados y muy preocupados” luego de la presentación de dos menores que se declararon bisexuales y trans en un foro realizado en el Senado de México.

«Los hombres y las mujeres somos absolutamente diferentes en cuanto a nuestro físico y nuestra mente. Pero somos exactamente iguales en cuanto a derechos y deberes»

No sé por qué se ha puesto de moda algo que yo ya sabía desde que era mucho más pequeño que un pre adolescente. Me lo habían enseñado en mi casa desde mi más tierna infancia. Empezó con el nacimiento de mi hermanita a la que extraño porque hoy por desgracia ya no está con nosotros. Los hombres y las mujeres somos absolutamente diferentes en cuanto a nuestro físico y nuestra mente. Pero somos exactamente iguales en cuanto a derechos y deberes. Unos y otros estamos dotados por la naturaleza de características diferentes y por fortuna en muchas ocasiones complementarias. Y ninguna de éstas características se puede usar para menoscabar a uno u otro sexo, porque esos cambios, malos o buenos están ahí por herencia genética y si se han seleccionado es que son buenas para los individuos humanos.

Se acusa a los hombres de machistas y violentos y puede que sea verdad, pero también lo es que esto es lo que la evolución ha pedido al CITROEN macho (Organismo portador de células humanas). Por contraposición a las hembras que la naturaleza ha configurado también por necesidad como seres más sociables y protectores de hacienda y prole.

«La naturaleza ha hecho que los seres humanos no se reproduzcan como los caracoles que adoptan los diferentes sexos según convenga»

La naturaleza ha hecho que los seres humanos no se reproduzcan como los caracoles que adoptan los diferentes sexos según convenga. Los seres humanos son seres sexuados desde el nacimiento, están definidos como macho o hembra. No es una cuestión de género es una cuestión de sexo. Esto no quiere decir que uno u otro sean mejores o peores que los demás, no, simplemente quiere decir que son diferentes, están destinados, no por una mano dictadora ni ningún contubernio político social para que sea así, es así por naturaleza. Tampoco quiere decir que la mente de una persona, tanto macho como hembra no pueda presentar un estado biológico, quimio eléctrico, o sea de pensamiento distinto del sexo al que genéticamente pertenecen. Estas variaciones pueden ser debidas a errores en las copia del ADN o a la exposición de factores, que propician un cambio en la manera de sentir y sentirse.

Generalmente los problemas psicológicos los suelen resolver los psiquiatras que aparte de analistas del cerebro son médicos. No se puede culpar a nadie por no saber a que sexo pertenece realmente, pero tampoco se le puede presionar, máxime a temprana edad, sobre lo que debe hacer con esa tendencia. Tiene mucho tiempo a lo largo de su vida de adulto para significarse y usar las posibilidades de la ciencia para adquirir el sexo que realmente se corresponda con su sentimiento acerca de su forma mental lo que algunos se empeñan en llamar género, pero con pleno conocimiento de causa y la responsabilidad de adulto.

Los niños y adolescentes por muy inclinados mentalmente que están a considerarse de sexo diferente al suyo, no están todavía formados para decidir si quieren variar su sexo en un sentido determinado u otro o no hacer nada absolutamente, ya que la identidad sexual definitiva se adquiere bastante después. Sobre los once, doce o trece años, incluso los catorce el niño no es todavía consciente de que dirección tomarán su mente y su cuerpo y esto solo se producirá con la explosión hormonal. Que no hay por qué acelerar ni alterar. A ver quién es el imbécil que se atreve a negarle la plana mayor a cuatro millones de años de evolución humana.

Los niños Trans y la ideología de género
Los niños Trans y la ideología de género

«Los seres humanos siguen evolucionando en la actualidad, el problema es que no podemos verlo, porque lo que para la naturaleza es un instante, para nosotros son cientos de miles de años»

La evolución no se puede dirigir, bueno miento, se puede pero no se debe y hasta ahora no era posible dirigirla, porque las aptitudes o lacras de consecuencia se autoseleccionan, no tenemos ni debemos hacerlo nosotros, no tiene sentido. De hecho los seres humanos siguen evolucionando en la actualidad, el problema es que no podemos verlo, porque lo que para la naturaleza es un instante, para nosotros son cientos de miles de años. Y además todavía manipular los genes en un sentido específico resulta difícil y muy caro, y por supuesto a ese nivel específico es absolutamente imposible. Cualquier variación solo podrá ser inducida con hormonas pero no variando la configuración de cadenas genéticas particulares, porque un solo trozo de un gen no especifica una proteína de tipo determinado.

Desde luego podemos asegurar que los humanos que salieron de África hace ahora dos millones de años, tienen ya muy poco que ver con nosotros y no solo culturalmente, que es una forma de evolución social, si no genéticamente, nos hemos distanciado por otros caminos, además diversos y que se han ido adaptando a situaciones y ambientes diferentes, algunos quizás imperceptibles a primera vista pero que suponen una gran diferencia en selección natural. Este tema lo dejo un poco en el aire porque conlleva airadas reacciones de las personas que tienen un pensamiento plano. Si quieren saber más sobre el tema lean un libro llamado “Una Herencia Incómoda”, ahí se explica muy bien.

La niña tiene cinco DÍAS y el pediatra ya pregunta si es trans... Mañana les van a meter las hormonas en la leche de fórmula
La niña tiene cinco DÍAS y el pediatra ya pregunta si es trans… Mañana les van a meter las hormonas en la leche de fórmula.

«Educar en el respeto a los demás y en el trato igualitario no puede convertirse en un acto de lavado de cerebro contra niños y niñas»

Por eso y vuelvo al principio de mi escrito creo que hay que respetar tanto a los hombres, como a las mujeres y a los que están indeterminados por igual, para que sean buenos seres humanos, su definición sexual será importante, pero más a la larga. Educar en el respeto a los demás y en el trato igualitario no puede convertirse en un acto de lavado de cerebro contra niños y niñas que todavía no tienen el nivel intelectual suficiente para comprenderlo ni para decidir acerca de lo que quieren, para ellos mismo, todavía no se han formado, ni siquiera como seres humanos.

Si se cometen fallos en ese nivel es muy probable que no tengan vuelta atrás… y luego ¿a quién se reclama? ¿a los directamente implicados, a la sociedad, a los grupos que defienden esta barbaridad? Decidan ustedes, pero para mí la prudencia está siempre por encima. Por eso argumentar las diferencias para confrontar sexos y formas de ser absolutamente fuera del control humano tanto del macho como de la hembra, no deja de ser una memez creada por indocumentados e incultos de andar por casa.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario