¡Para que no tiremos todo por la tapia… digo… ¡Por la Patria! Por Vicky Bautista Vidal

Todo por la tapia. Ilustración de Tano
¡Todo por la tapia!… digo… ¡Por la patria! Ilustración de Tano

“Aquí, en el país simpaticote de lazarillos y pillos redomados, vamos rodando cuesta arriba gracias a un orgullo, que en tiempos fue motor de noblezas y hazañas”

Si no fuera por que alguno he conocido, diría que no existe el caballero español. Diría que es una romántica fábula de algún sentimental del siglo XVIII, para adornar un poquito el carácter y la apariencia del peninsular ibérico.

Diría, por lo que veo, líbreme el cielo de emitir juicios de valor desde mis prejuicios, alguno tendré, sino desde estos ojitos que se ha de comer la tierra, que aquí, en el país simpaticote de lazarillos y pillos redomados, vamos rodando cuesta arriba gracias a un orgullo, que en tiempos fue motor de noblezas y hazañas, y que ahora, gracias o desgracias a la falta de motivación, cultura, formación, se ha convertido en un “¡Tonto el último”! y, “El que no pasa por Mujeres, hombres y viceversa” no es nadie”.

“Un chascarrillo muy antiguo cuenta, que, en los cuarteles había un gran letrero en la puerta que rezaba: ¡Todo por la patria!”

Todo es cuestión de entendederas, como la anécdota que titula este escrito. Un chascarrillo muy antiguo cuenta, que, en los cuarteles había un gran letrero en la puerta que rezaba: ¡Todo por la patria!

Un general pasa por un cuartel y ve asombrado como un soldado va tirando a la calle, desde dentro, toda clase de objetos y alimentos. El general increpa al soldado, que se pone firme, saluda lo más marcialmente que puede, (más o menos como Robles) y dice acalorado:
– Mi general, sigo órdenes; como en el cartel pone “Todo por la tapia” …

Y así andamos, entendiendo lo que conviene y funcionando con arreglo a pareceres y no a realidades.

“Vox cae mal a la manada de ganapanes, chupa subvenciones, roba herencias, sube impuestos, pateadores de su patria y de la nuestra, obsoletos progres momificados…”

A mi me gusta Vox, para qué voy a negarlo, sobre todo por que cae mal a toda la manada, que las manadas no solo son de violadores. Cae mal a la manada de ganapanes, chupa subvenciones, roba herencias, sube impuestos, pateadores de su patria y de la nuestra, obsoletos progres momificados, resucitados de ideas comunistas ya muertas, aunque ese cuerpo todavía mantiene gusanos alimentándose de los restos del cadáver y no queda demasiado; se va viendo el hueso pelado en la momia que tantos millones de muertos costó al mundo, tanta hambre ha proporcionado, y tantos pobres ha fabricado para mantener comido y caliente al partido.

Digo que me gusta Vox, y no miento. Pero también digo que me descolocan ciertos seguidores de Vox, con menos cerebro que buena voluntad, que deberían estar subvencionados por el Psoe, puesto que, con su pasión, comprensible pero demasiado impaciente, consiguen desunir a las derechas y disgregar el voto que caerá de nuevo, si algún hada no toma la varita mágica y vuelve al colectivo de derechas un poco más espabilado, previsor y con estrategia. Con el fin de que, con simpatía entre ellos (esa es la otra cuestión) o no, se decidan a unir el voto con el partido más votado, para desmontar con una mayoría al engranaje que está volviendo a cargarse a España sin que nadie haga nada.

“Serían cuatro años y un poco de paciencia hasta, quizá, poder votar ya con arreglo a derecho y no a interés y poner a cada uno en su sitio”

Serían cuatro años y un poco de paciencia hasta, quizá, poder votar ya con arreglo a derecho y no a interés y poner a cada uno en su sitio. ¿Es un riesgo? ¿Puede ser que no pase nada, como sucedió en la otra mayoría? Es posible. Pero se habrá limpiado el terreno para plantar en las próximas elecciones, la semilla de la voluntad del pueblo.

Yo sí creo que Vox, un día, gobernará España. Pero para eso, es necesaria la unión y si no existe entre los partidos de derechas, quizá si pudiera haberla entre los votantes. Ciudadanos, sigue en sus trece. Y todos demuestran que el país importa muy poco y que aquí, lo que vale, es ganar guerras entre tribus y nada más.

“Se me pone el pelo de punta cuando veo como, antiguamente, hasta los cabecillas de los partidos más equivocados en nuestra Historia, hablaban del país y amaban a España”

Se me pone el pelo de punta cuando veo como, antiguamente, hasta los cabecillas de los partidos más equivocados en nuestra Historia, hablaban del país y amaban a España. Equivocados o no, era España lo que querían mejorar o desgraciar.

Ahora, lo único que vale es el cinismo de pegarse por el plato, mientras las lentejas (nosotros) observamos asombrados a los Pantagruélicos prebostes, traicionándose y traicionándonos a causa del sillón de poder y nunca para mejorar la vida de aquellos de los que alguien, tendría que explicar a estos vates que representan, sino para devorarnos o cambiarnos, como Esaú por la primogenitura. Que aquí, ni Esaú sabe lo que hace ni el Jacob de esta historia es listo y elegido de Dios. ¡Pobres lentejas!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Un comentario sobre “¡Para que no tiremos todo por la tapia… digo… ¡Por la Patria! Por Vicky Bautista Vidal

  • Felix Fernandez de Castro,
    el 10 septiembre 2019 a las 8:54
    Permalink

    Los más reacios a unificar la derecha, o normalidad, no son de Vox, sino los lechuguinos de Ciudadanos, especialistas en ponerse en medio para parecer de centro. Pero entiendo por donde van los tiros.

    Respuesta

Deja un comentario