Del retraso cultural, la ruina y el provincianismo a que nos abocan las Comunidades Autónomas. Por Rodolfo Arévalo

En la comunidad catalana no hay problema en llegar a acuerdos. Por Linda Galmor
En la comunidad catalana no hay problema en llegar a acuerdos. Por Linda Galmor

“Pero la mentira como sabemos dura poco, demasiado ha durado esta de las Comunidades Autónomas que ha pervivido durante cuarenta años”

A veces trato de descubrir un atisbo de lógica o de sentido común tras las mentes poco agraciadas que nos gobiernan. Es inútil, la carencia de sustancia gris ha llegado a unos niveles de ausencia que espantan. Ya sé que en política hay que jugar con eso que llaman “tiempos” y que es algo tan poco original como saber cuando y donde mentir para que el engaño cale entre los bobos que te siguen como borreguitos. Pero la mentira como sabemos dura poco, demasiado ha durado esta de las Comunidades Autónomas que ha pervivido durante cuarenta años. Porque se puede seguir a un filósofo, un historiador, un personaje fuera de serie, pero a un político ¡por Dios! Pero ese por Dios, no es universal hay lugares en los que todavía quedan algunos políticos con cierto sentido común a los que no les importa ejercerlo en provecho de su gente.

Esto ocurre casi siempre fuera de España porque los españoles somos incapaces de ver las cosas como son y menos de aceptarlas como son. No hay más que ver el tema de las Comunidades Autónomas y la confusión con lo de las nacionalidades. Si aquí a alguien se le ocurre decir que hay mafias que se dedican a sacar el dinero a pobres inmigrantes engañados por ellos mismos, desde el momento de la salida de sus lejanos países, pocos lo van a creer, pero encima el criterio será dispar en cada Comunidad Autónoma, porque no hay un orden jerárquico una cadena de obligado cumplimiento de instrucciones globales para el país.

“Vista Europa en la televisión de algunos países Africanos tanto del norte como subsaharianos, esta parece el jardín del Edén”

Vista Europa en la televisión de algunos países Africanos tanto del norte como subsaharianos, esta parece el jardín del Edén. Corren por ella ríos de aguas claras y en sus exuberantes huertos hay todo tipo de comestibles, en sus granjas los animales para consumo parecen el maná y todo es lujo y placer vital. La gente se compra coches espectaculares de primera mano porque sus “Endoquis “ (Espíritus personales) son buenos con ellos, y les regalan una vida de fantasía. No, equivocación grave, que en tu país no puedas vivir así no es culpa tuya, ni siquiera de tu país que tiene enormes riquezas, si no de tus avaros y crueles gobernantes que careciendo de un espíritu renacentista humanista solo ven el gobierno como una institución para someter, expoliar y subyugar a sus gentes.

¿Podría aplicarse al término Comunidad Autónoma o al menos a alguna? Esto es algo que cualquiera que conozca África podrá decir y aseverar. África no está en el siglo XXI, apenas inicia ahora la edad media y por ello no se pueden aplicar sistemas avanzados del siglo XXI a lugares que no han pasado del estadio casi de primera civilización. ¿Hemos visto acaso el creciente fértil por esos lugares?

“Lo de las comunidades Autónomas en España es algo parecido, se ha quedado en una partición cuasi feudal del territorio en las que reyezuelos de tres al cuarto quieren hacer de su capa un sayo”

Lo de las comunidades Autónomas en España es algo parecido, se ha quedado en una partición cuasi feudal del territorio en las que reyezuelos de tres al cuarto quieren hacer de su capa un sayo. Lo malo de la cultura es que suele estar arraigada con raíces profundas y no se puede cambiar de la noche a la mañana. Para demostrar esto, un ejemplo. Cuando viví en África conocí aun chico de mi edad en aquel momento los veintiuno o veintidós años de la región del Shaba en el antiguo Zaire. Era hijo de un dignatario, algo así como presidente de una comunidad Autónoma del país. Estuvimos hablando y me contó que estaba en Europa en concreto en Bélgica estudiando medicina. Me dijo que se iba a especializar en medicina general y que su idea era volver a su región para atender a sus vecinos. Seguimos hablando un buen rato. Me habló del estatus que proporcionaba poder estudiar en Europa y la cantidad de clientela que podría tener. Cuando le pregunté acerca de donde iba a ejercer me dijo que allí mismo en su tierra chica. Le pregunté por la posibilidad de hacerlo en un hospital y me dijo que no, que eso no era rentable. Lo que haría sería montar una consulta privada y que gran parte de su medicina sería la brujería y la superstición. La gente se cura muchas veces con técnicas de sugestión, vamos que volvía a ejercer como el tradicional brujo, pero con el añadido de que podría usar algunos medicamentos traídos de Europa.

Quiero decir con esta narración, que por mucho que nos empeñemos en inculcar saber y conocimientos y sentido de la universalidad en los seres humanos que nos rodean, es imposible si la cultura y el conocimiento abierto y amplio del mundo y de la sociedad no están abiertos y se hayan en disposición de dejarse penetrar por ese conocimiento. Esto que en África me parece hasta normal, por el hecho de que les quedan por pasar muchos años de evolución cultural, ocurre también aquí en España, una capa de población bastante amplia está en ese nivel cultural e intelectual básico, tan básico que roza el analfabetismo funcional. Ese analfabetismo que te permite expresarte y leer lo básico pero que no hace que entiendas un lenguaje complejo, o una medicina foránea. Esas cuatro palabras y frases hechas o muy simples bastan para la vida cotidiana, pero nada más.

“He utilizado todo este argumento como introducción al tema que está de moda en España, la educación con temas propios y excluyentes de las Comunidades Autónomas”

He visto algunos programas de Tv para hacerme una idea del nivel general y en la mayor parte de los casos los programas que no cuentan con expertos o especialistas en los temas se quedan con unas ideas y un lenguaje de andar por casa. Algunas personas que intervienen en ellos no parecen haber acabado la ESO o pasaron por ella de refilón, tal es el desconocimiento que tienen. He utilizado todo este argumento como introducción al tema que está de moda en España, la educación con temas propios y excluyentes de las Comunidades Autónomas. ¿Cómo puede un país pretender estar en la vanguardia mundial, además siendo el Español la segunda lengua en hablantes del mundo, si muchos de los que forman el país original son casi analfabetos y muy provincianitos?

Esta pregunta tendría que hacer reflexionar a los dirigentes de Comunidades Autónomas que imponen unos estudios reduciditos de información y que se centran básicamente en las excelencias de su comunidad, olvidando el mundo que les rodea y en el que tendrán que vivir sus hijos, ¿Les pasará como al estudiante Africano, que volverán para ejercer en su reducidito mundo Comunitario? No sé pero desde luego, mis hijos que ya han estudiado por la Comunidad de Madrid, se la conocen como la palma de su mano, pero si no llega a ser por mi y por mi mujer, todavía estarían hablando del río Manzanares y desconocerían el Orinoco, el Nilo o el Rio Amarillo etc… Además del resto de ríos de España.

“Es un error haber transferido la Educación, la Sanidad, la Justicia y la Policía a las comunidades Autónomas, cuando estas actividades deben ser ejercidas en todo el país para no causar dificultades a los ciudadanos”

Esto nos lleva a la conclusión de que no se puede ser provincianito, que el mundo es muy grande y nuestros hijos, no solo tienen el deber de conocerlo, sino que deben exigir conocerlo, porque cada vez el mundo se hace más pequeño y hay que asimilarlo y no quedarse en un provincianismo obtuso y absurdo. Es un error haber transferido la Educación, la Sanidad, la Justicia y la Policía a las comunidades Autónomas, cuando estas actividades deben ser ejercidas de manera uniforme en todo el país para no causar dificultades a los ciudadanos de unas y otras partes. Y si me apuran hay temas que ya deberían estar en manos de un parlamento central Europeo, no lo poco que hay, si no temas más importantes como la hacienda pública. Por eso es por lo que a veces trato de descubrir un atisbo de lógica o de sentido común tras las mentes poco agraciadas que nos gobiernan. Pero lamentablemente surgen del pueblo.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario