Una noche de amor con Luis Cernuda y Franz Liszt. Por Mercedes Ibáñez

El piano de escritorio de Franz Liszt
El piano de escritorio de Franz Liszt

 

Ama y haz lo que quieras… Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor“.

Hermosísimas palabras, espléndida declaración de intenciones de el gran poeta sevillano Luis Cernuda…Pero…¡Tan difícil de asumirlas !… ¿Como voy a gritar sin enfurecerme?… Sin intentar sacudir las conciencias… ¿Cómo voy a callar sin resignación?… Si callo ante una injusticia, ante un gran dolor, ante una humillación será resignarse porque no hay otra manera… ¿Cómo voy a corregir sin al menos una pizca de amor propio?… Soy humana… Demasiado… Debería de hacerlo pero… Solo puedo perdonar con amor… Porque el perdón… Sí es amor.

 

“Liszt es amado y venerado en su tierra. Los húngaros se sienten orgullosos de este gran músico benefactor de otros compositores y artistas”

 

 

Esta noche me gustaría recordar a un compositor austro-húngaro romántico e impresionista en el aniversario de su nacimiento. Un virtuoso pianista, profesor, director de orquesta.Tuve ocasión de visitar su casa Museo de Budapest cuando grabábamos un documental sobre ese maravilloso país que es Hungría: FRANZ LISZT.

Liszt es amado y venerado en su tierra. Los húngaros se sienten orgullosos de este gran músico benefactor de otros compositores y artistas, intérpretes o ejecutantes, en particular de Richard Wagner, Hector Berlioz, Camille Saint-Saëns, Edvard Grieg y Aleksandr Borodín.

El 26 de Noviembre de 1820, al mediodía, tuvo Franz Liszt, de nueve años de edad, la posibilidad de presentarse como pianista ante una concurrida reunión de la alta aristocracia local y de muchos autoproclamados artistas en la casa del ilustre conde Michael Esterházy. La extraordinaria destreza del joven artista, así como su rapidez y facilidad para leer las piezas más complicadas de un vistazo mientras se las iban colocando, causó una verdadera admiración.

Franz Liszt decía: “La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso”. La música fue su gran amor.

 

 

Esta noche el amor con FRANZ LISZT.¡Buenos sueños…de amor!!

 

Mercedes Ibáñez Huete

Realizadora de TVE casi desde que nací. Capricornio nata, amo la poesía y el chocolate apasionadamente, adoro la Navidad, las charlas con amigos y la familia. Me encantan los días de otoño y las noches de invierno y aunque soy española de nacimiento y de corazón, viajaría en el tiempo hasta la Escocia de los siglos XVIII y XIX y me quedaría allí mucho tiempo. Definitivamente el Romanticismo es mi época. Esa soy yo.

Artículos recomendados

4 comentarios

  1. Exquisito y elegante artículo. Una delicia leerte, Mercedes.

  2. Mercedes Ibañez Huete

    Muchas gracias Belén.Son pensamientos sin mas trascendencia y tu eres una buena amiga.Un abrazo fuerte.

  3. Esta bueno el artículo, pero se escribe “Liszt” y no “Listz”

    1. Manuel Artero Rueda

      Gracias!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: