¡Y Llegó el Coronavirus, la pandemia final! Por Vicky Bautista Vidal

Que viene el Coronavirus, la pandemia final. Ilustración de Tano
Que viene el Coronavirus, la pandemia final. Ilustración de Tano

«Antes del Coronavirus llegaron el Ébola, Sars, Mers, la gripe Aviar, el Síndrome de las Vacas Locas, la Neumonía Atípica, El Sida, la Tuberculosis, el Cáncer, la Gripe de 1918»

Antes del Coronavirus llegaron el Ébola, Sars, Mers, la gripe Aviar, el Síndrome de las Vacas Locas, la Neumonía Atípica, El Sida, la Tuberculosis, el Cáncer, la Gripe de 1918, llamada “española” sin razón alguna… Y así, hasta llegar a la gran Peste negra del siglo XIV; y más atrás en el tiempo, a las plagas de Egipto… Y aún más allá, quizá, al posible evento desconocido que se cargó a todos los mastodontes y grandes dinosaurios de la Prehistoria…

─ ¿Es qué, no va a cansarse nunca ese ente desconocido, encargado de intentar cargarse a la humanidad, de masacrar seres? ─

Se preguntan los inocentes que todavía piensan en fuerzas misteriosas que planean en la oscuridad de algún rincón del Universo la extinción de los que habitan este pobre planeta nuestro, donde parecen haber sido expatriados todos los tontos a las tres del Cosmos, además de millones de especies animales, billones de bacterias, trillones de virus, cuatrillones de insectos…

La maquina humana, tan delicada, tan colonizada por toda clase de bacterias, buenas y malas… Cada humano y también cada animal, es un mundo infestado de seres infinitamente pequeños que se alimentan del cuerpo y que mantienen concordia o batallas entre ellos, a veces fratricidas por la posesión de “territorios”, que de eso se tratan las enfermedades.
Hay traidores (virus; bacterias que se vuelven contra su propia naturaleza), locos: células que se malignizan (Cáncer), Soldados que protegen: Glóbulos Blancos… Colectivos benignos, invasiones, guerras…

Quien viera una preciosa serie de dibujos estrenada en 1986 que se llamó: “Érase una vez la vida” o “el cuerpo humano”, tuvo un ejemplo de lo muy parecidos que son el organismo humano y el “organismo “general” de todo lo visible y, posiblemente, también de lo invisible.

«Somos extremadamente inocentes en nuestro orgullo, creyendo que ya, solo Dios, se encuentra sobre nosotros. Algunos, incluso a este último lo ponen en duda»

A estas alturas de lo que llamamos tiempo, los seres de dos piernas, con un intelecto algo más desarrollado que sus “competidores” vitales, nos hemos colocado en el vértice de la Pirámide, porque también somos extremadamente inocentes en nuestro orgullo, creyendo que ya, solo Dios, se encuentra sobre nosotros. Algunos, incluso a este último lo ponen en duda.

Y como la locura y el miedo, a veces muy lógicos en una raza que debe buscarse cada día la subsistencia y cuya ayuda se basa en “la fe”, por que no tiene ni idea de causas y solo conoce los efectos, al ser locura y pánico, encaminan a muchos a abusar, manipular, eliminar y robar a sus congéneres, para mantenerse en la vida que todo humano supone eterna.

Y la depredación de la ignorancia que ha producido tantas pandemias a lo largo de la Historia humana, ha aumentado sus virtudes por mor de los creadores de virus de laboratorio, porque el hombre o un sector de él, tiene la desvergüenza siniestra de estudiar con enfermiza naturalidad toda clase de virus y bacterias mortales, con el “noble fin”, de cargarse a todos los iguales que pueda a base de enfermedades, por que ya lo hace también con bombas, venenos ambientales y toda clase de herramientas malignas.

A ese colectivo, el de la guerra y la supuesta protección contra los posibles enemigos, se unen grupos misteriosos, lobos solitarios, sectarios enajenados, millonarios psicópatas y narcisistas que se arrogan la potestad de dioses a base de billetes de origen tan oscuro como ellos mismos. Y estos últimos, también con sus propios enemigos, reales o imaginarios, sus depredadores, detractores…

«Cualquier excusa es buena, pero hay tres señores principales causantes de la degeneración: El Dinero, El Poder, la Política… «

Cualquier excusa es buena, pero hay tres señores principales causantes de la degeneración: El Dinero, El Poder, la Política… Cuatro, si añadimos a estos jinetes del Apocalipsis la Religión. Estados Unidos y Alemania no hace mucho lanzaron a sus países una consigna algo extraña:
Aconsejaban a los ciudadanos que debían tener preparados kits de supervivencia para dos semanas en previsión de posibles eventos desconocidos que precisasen un eventual enclaustramiento… o algo peor. No dieron detalles. Pero es evidente que algo se cuece cuando un gobierno decide preparar a sus gobernados, para algo posible, aunque sin entrar en los detalles que los altos mandatarios, sin duda conocen.

En España, por supuesto, la boina y el burro interno de la élite mandataria presente, ni contempla ni se preocupa de esas quisicosas sin importancia, imbuidos como están en su permanencia y en cuidar la vaca que acaban de “comprar” a la que ordeñarán hasta dejarla en los huesos.

«Y llegó el Coronavirus (Covid-19): La pandemia de diseño procedente de Wuhan: China, que va a hacer tanto daño al gigante asiático»

Y llegó el Coronavirus (Covid-19): La pandemia de diseño procedente de Wuhan: China, que va a hacer tanto daño al gigante asiático que ya estaba tocando los cataplines a EE. UU, Rusia, etc.

Emerge la pandemia, y mira por donde, encontramos en la prensa la fotografía de un doctor chino: “Liu Zhiming” director del Hospital Wchan en Wuhan que parece que fue quien trató de alertar acerca del Coronavirus a sus compañeros, que fue reprimido por las autoridades por esa causa y que, con tan solo 51 años, muere el primerito de ese mal, cuando todos los que están muriendo son, como en las grandes gripes, personas de riesgo y ancianos con enfermedades añadidas.

Otro doctor: Pen Yin Hua, este de 29 años, murió antes por el Coronavirus, pues había estado en primera línea y se relacionó con unos cientos de enfermos. Es la persona más joven muerta por la enfermedad, que se ha llevado a una mayoría de personas mayores de 60 años.

La frontera de China con Rusia está cerrada. El comercio mundial se resiente. Alguien, me comenta que en Madrid hay algunas tiendas chinas cerradas y que los negocios chinos se están resintiendo fuertemente en el mundo debido al miedo. Es triste pero perdonable, el miedo se expande como una gran mancha de aceite.

«Las ciudades del norte de Italia con casos de Coronavirus que están aisladas y con sus supermercados vacíos, nos dan una pista para comprender avisos de supervivencia»

Las ciudades del norte de Italia con casos de Coronavirus que están aisladas y con sus supermercados vacíos, nos dan una pista para comprender avisos de supervivencia como los que algún país ha tenido a bien entregar, ya hace un tiempo, a sus ciudadanos.

Y nos enteramos de que está enfermo el primer ministro eslovaco: “Peter Pellegrini” con el que estuvo sentado hace unos días Pedro Sánchez. El ministro ha tenido que ser hospitalizado con fiebre y síntomas. ¡Tremendo!

Tememos mucho que nuestro presidente se haya contagiado y que se lo contagie a su vez a su gabinete en una de esas grandes reuniones que hacen para preparar sus políticas, tan amorosas con el pueblo español. Y mas miedo nos da que contagien también a la cúpula separatista catalana, con la que tanto contacto tienen, y a los separatistas vascos. Que sería un dolor que tantas personas sufrieran tan trágico destino…

¿Qué no me creen ustedes?… ¡De verdad! ¡Sería trágico, trágico! O sea.

Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario