Resulta difícil de entender que todavía haya gente que se crea las mentiras y trolas del comunismo. Por Rodolfo Arévalo

Resulta difícil de entender que todavía haya gente que se crea las mentiras y trolas del comunismo
Resulta difícil de entender que todavía haya gente que se crea las mentiras y trolas del comunismo

«Resulta muy difícil entender, ¿cómo a estas alturas de la historia humana y en el siglo veintiuno tras haber pasado, con más pena que gloria, el veinte todavía haya gente que se crea las mentiras y trolas del comunismo?»

Para mí, resulta muy difícil entender, ¿cómo a estas alturas de la historia humana y en el siglo veintiuno tras haber pasado, con más pena que gloria, el veinte todavía haya gente que se crea las mentiras y trolas del comunismo? Una de dos o son enfermos mentales, cosa que no dudo de sus dirigentes o tienen unos complejos de odio infinito contra ellos mismos, sus hijos, sus padres y su vida, ¿cómo es posible que una creencia política, que aplicada de una u otra forma, ha terminado con la vida de ciento treinta millones de personas a lo largo de la historia, pueda ser todavía considerada por los seres humanos, como algo deseable y no como una bazofia de creencia más propia de cerdos que de humanos.

La persona que odia y quiere imponer una tiranía sobre todos los demás, con el pretexto absurdo del igualitarismo o tiene un complejo de minusvalía enorme o no ha “matado” al padre con su complejo de Edipo y quiere matar al padre sustituto, el Estado Libre Democrático. Habría que preguntarles a algunos dirigentes comunistas de los cuales tenemos algunos en España y a sus seguidores si creen en su propia receta sanguinaria y liberticida o solo creen en ella los sádicos que disfrutan matando y torturando a la gente, deseando además que carguen con cadenas indestructibles, salvo a leches, contra el Estado.

«¿Es que toda esa recua de personas que votan cárcel intelectual y de opinión están en su sano juicio?»

Y de verdad, ¿es que toda esa recua de personas que votan cárcel intelectual y de opinión están en su sano juicio? Para mí que este siglo está rebasando los límites de las psicopatías esquizofrénicas. No me extraña hay grupos de humanos que parecen voceros de las tragedias que se nos avecinan, como si no tuvieran nada mejor que hacer, en vez de dejar los problemas serios en manos de científicos que entienden bien el tema del que se trate en vez de alarmar a los bobitos crédulos con sus ritornelos convertidos en lemas casi musicales.

¿De verdad no habéis tomado nota de que el mejor gobierno que se puede tener es la democracia, por muy mala que sea? No hay otra forma de gobierno que permita por lo menos expresarse con libertad y dar tu opinión, buena o mala, sobre cualquier tema. Pues parece que muchos, y aquí en España un puñado grande de votantes de ultraizquierda aún no se han enterado, como decía un cómico deben ser MUY TONTOS, TONTOS PARA SIEMPRE. Cualquier persona con un mínimo de cultura, que haya visto documentales, leído u oído a gente huida de sus paraísos comunistas será consciente de que este tipo de gobiernos solo está contento, cuando el que gobierna y tres más disfrutan de la opulencia y los derechos, mientras que los esclavos del pueblo están condenados a obedecer con orejeras lo que les digan, sin rechistar , ni salirse lo más mínimo del tiesto, porque si no, te joden, pero también para siempre.

«Es una forma de volver al Estado feudal donde el señor tenía todo el poder del mundo, mientras sus vasallos más pobres malvivían de su trabajo»

Es una forma de volver al Estado feudal donde el señor tenía todo el poder del mundo, mientras sus vasallos más pobres malvivían de su trabajo del que una gran parte era requisado por su señor. Y que no se argumente que las empresas estatales son más eficaces, no. Al no tener competencia no tratan de mejorar los productos y cada vez van siendo peores, además los trabajadores desprovistos de incentivos, por trabajo y productividad acaban trabajando por el mínimo esfuerzo, consiguiendo de esta manera que lo producido carezca de ningún tipo de calidad.

Los humanos a latigazos y sin libertad pueden aguantar una temporada, pero cuando en las sociedades Comunistas todo es mohína, sin ningún tipo de recompensa o motivación, el Estado cae como un castillo de naipes y desde luego se transforma en un sálvese el que pueda que vimos en la URSS y otros países ex comunistas. Pobreza y desesperación. Porque crear sociedades libres es difícil, se necesita tiempo y esfuerzo y es muy fácil perderlo todo si se hace caso a, los con perdón gilipollas, acomplejados de cualquier tipo. Por eso a mí, me resulta muy difícil entender, ¿cómo a estas alturas de la historia humana, y en el siglo veintiuno, tras haber pasado con más pena que gloria el veinte, muchos bobos siguen creyendo y oyendo a quién predica comunismo cuál religión cualquiera de secta? Para mí comunista ya es desde hace tiempo, lo mismo que fascista, un insulto.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario