La chusma, y especialmente la del gobierno, nos conduce a la muerte. Por Vicky Bautista Vidal

La chusma, y especialmente la del gobierno, es más peligrosa que el resto de la población
La chusma, y especialmente la del gobierno, es más peligrosa que el resto de la población

«La chusma, siempre es más peligrosa que el resto. Se debe a que, la chusma, no cuenta con ningún principio. Cero en educación, poca cultura»

La chusma, siempre es más peligrosa que el resto. Se debe a que, la chusma, no cuenta con ningún principio. Cero en educación, poca cultura o tan solo, una cultura especificada a un único medio; que, tener una carrera solo da sabiduría vital en cuanto a las asignaturas de esa materia, y poco más.

El señorío, es bastante desconocido en la actualidad. No tiene nada que ver con el número de posesiones que tenga el individuo, incluso con su abolengo. El señorío, es Honor y es Cortesía: el respeto y uso de una selección de reglas en el comportamiento, con respecto al mundo, para comunicarse con los semejantes y que hacen a una persona mejor y más tolerable. Según la Rae, Señorío es: “Gravedad y mesura en el porte o en las acciones”. “Dominio y libertad en obrar, sujetando las pasiones a la razón”.

Todavía hacen falta unas cuantas cosas más para ser un “Caballero”: Para los graciosos de siempre disolveremos la frasecilla tópica e ignorante: “caballero es el que va a caballo” y aclararemos que, caballero, significa “Señor”.

«La bondad es una cualidad con la que se nace o no. Pero la educación es un tamiz donde se depuran la mayoría de los defectos de carácter»

La bondad es una cualidad con la que se nace o no. Pero la educación es un tamiz donde se depuran la mayoría de los defectos de carácter; y si no, al menos, se hace más digna la relación con el entorno.

Alguno, podría confundirlo con la hipocresía, pero no tienen nada que ver. El señorío es un arte. Y sus herramientas son los principios, que son un conjunto de parámetros externos a nosotros guiados por la Ética, y que tienen como fin una mejor consecuencia de nuestros actos. Los principios, fomentan los valores de la persona y orientan su conducta. Despiertan las virtudes potenciales del ser humano y mejoran su naturaleza y comportamiento hasta el límite que éste decida.

Los animales, enseñan a sus crías una serie de normas y acciones que garantizarán su supervivencia en el medio que les corresponde. Ignoran los valores, por que estos, son privilegio del ser humano: el único en este planeta poseedor de criterio e intelecto. Un pez será un pez siempre. Una rata no devendrá en otra cosa, siempre será rata. Un hombre, por gracia o desgracia de su intelecto, puede derivar de bestia en hombre o viceversa, dependiendo de si es convenientemente educado y decide, además, aceptar los principios y valores que alguien debería enseñarle desde que nace.

«La chusma, es un compendio de gente; a veces, peor que los asnos, pues estos nacieron así y cumplen con su instinto de burros de la mejor manera»

Por el contrario, la chusma, es un compendio de gente; a veces, peor que los asnos, pues estos nacieron así y cumplen con su instinto de burros de la mejor manera y solo cocean si se ven obligados a ello. Aunque en su aspecto no se distinga del resto de los mortales, –a veces sí–, la chusma ya no está delimitada a territorios, barrios, clases sociales…

Precisamente, la paulatina pérdida de valores de la sociedad ha abierto el portón de los rediles a toda clase de individuos. Al no tener importancia el respeto, el conocimiento, la inteligencia, la formación, las reglas mínimas de convivencia, etc. cualquier animal de dos patas, si cuenta con padrinos y suerte, puede ser elegido por otros como él para gobernarlos, por ejemplo.

Por desgracia, en estos delicados momentos en los que necesitaríamos con premura ser guiados y protegidos por personas con principios y valores, estamos en manos de la chusma más incompetente; todos ellos, encantados de conocerse. Incapaces de respetar a sus gobernados. Ignorantes de lo que es la ética. Alejados de la consideración al prójimo. Del verdadero respeto al ciudadano. Ineptos y por completo desorientados respecto a lo que debería ser un buen gobernante, porque, entre otras cualidades, falta el amor, que se aprende también, a la patria y a sus necesidades.

«La Diplomacia, que antes era estudiada, les suena a chino. No olvidemos nunca a Zapatero, todo un presidente, sentado con los brazos cruzados»

La Diplomacia, que antes era estudiada, les suena a chino. No olvidemos nunca a Zapatero, todo un presidente, sentado con los brazos cruzados y cara de estreñido, ceñudo como un niñote enfadado, al paso de la bandera de Estados Unidos durante un desfile donde era preciso el respeto, especialmente de la cabeza del país, hacia otro país primordial en el mundo. Una reacción teatral muy de víscera chusmeta y que aún puede costar cara. Porque la diplomacia es educación, y ésta, no le devolverá más que respeto, sea cual sea la relación que le una o desuna con un país.

Podríamos añadir más anécdotas, porque son continuas, pero nos remitiremos tan solo a la ordinariez de una “Alcalda”: “Carmena” negando el saludo a Esperanza Aguirre. A las ofensas y faltas de respeto al Rey por parte de algunos especímenes del gobierno, y otros números efectistas de la chusma más revenida, que sigue abofeteando a todos los españoles en todos los ámbitos posibles con palabras y comportamientos chusmacas de la peor calaña.
Y terminamos con las continuas tomaduras de pelo. Discursos de farfollas balbuceantes que son ministros. Gente con Coronavirus faltando gravemente a su cuarentena sin pedir perdón a nadie (Iglesias). En la segunda quincena de la cuarentena estamos y sigue faltando el material imprescindible para salvar vidas. Que algunos sanitarios (“Spiriman”, Hospital de Granada) tienen que sobrevivir comprando material gracias a los donativos de las víctimas, efectivas y potenciales de esta chusma de gobernantes: españoles que no aman a España, y agregados.

«Y mientras, las personas más inocentes de todas, quienes forjaron el país que ahora ellos destrozan y quieren disolver, falleciendo solos»

UVIS móviles para familiares afectados, desde el presidente al resto del escalafón… Y mientras, las personas más inocentes de todas, quienes forjaron el país que ahora ellos destrozan y quieren disolver, falleciendo solos, ahogados y sin el consuelo de los suyos en hospitales hiper saturados, gracias a la incompetencia de esta chusma invasora.

Y terminamos insinuando, porque no es momento de confirmar, pero si lo es, de que, ya empiezan a arruinar económicamente a gente, que será lo siguiente en el caos presente si algo o alguien no lo remedia.

Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Un comentario sobre “La chusma, y especialmente la del gobierno, nos conduce a la muerte. Por Vicky Bautista Vidal

  • el 8 abril 2020 a las 15:43
    Permalink

    Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden, todo esto esta muy bien, el yo, mi, me, conmigo, porque lo normal seria al gobierno que NOS facilite y reprochar a quienes NOS incomoden, los corruptos se facilitan la vida en detrimento de los demas aun estoy esperando una ley en la cual los delitos de corrupcion, malversacion y trafico de influencias no prescriban para que nadie que se haya aprovechado de fondos publicos, que son los nuestros se pueda ir de rositas, antes de devolver con intereses todo lo sustraido porque todas las medidas anticorrupcion que quieran tomar si no son las de carcel son una broma y en el caso de que hubieran fallecido que se investigue la fortuna de los familiares y en el caso de no poder justificarla que sean ellos los que se hagan cargo de la deuda, creo que de esa forma no robarian tan alegremente pensando que posiblemente despues de bastantes años sean sus hijos o nietos los que tengan que dar explicaciones a hacienda

    Respuesta

Deja un comentario