Un momento, vamos a ver… Prorrogar el estado de alarma más de quince días no es constitucional, las caceroladas sí. Por Francisco Gómez Valencia

Un momento, vamos a ver, Prorrogar el estado de alarma más de quince días es anticonstitucional
Un momento, vamos a ver, Prorrogar el estado de alarma más de quince días es anticonstitucional

«Permítanme comentarles algunas reflexiones sobre la ampliación del Estado de Alarma que pretende el gobierno del frente popular, y las caceroladas»

Permítanme comentarles algunas reflexiones sobre la ampliación del Estado de Alarma que pretende el gobierno del frente popular, y las caceroladas, que me vienen a la mente rápidamente de cara a dar algo de luz en la situación actual y también si me lo permiten para despertar alguna consciencia si fuera posible.

Prorrogar el estado de alarma más de quince días es anticonstitucional según el artículo 116.2 de nuestra Constitución porque cabe hacerlo solo en el mismo plazo inicial, si hay mayoría simple en el Congreso de los Diputados, actualmente lleno de mercade nires persas.

El Congreso de los Diputados cierra en Julio y Agosto según se indica en su propio Reglamento Interno y en estos meses de verano también según este, no puede haber sesiones extraordinarias porque los plazos son de febrero a junio y de septiembre a diciembre.

El Gobierno podría ampliar las prórrogas por RD con el «ok» de la Diputación permanente del Congreso donde tiene mayoría, como no puede ser de otra manera.

El Gobierno de «la España en julio» no hará suyas las críticas y volverá a ponerse de perfil en su Estado de Alarma ilegal, por los ERTES no pagados, por la EPA del segundo semestre (será terrorífica) por el PIB sobrepasado por la deuda pública (bestial) fruto de su desgobierno, a primer semestre.

«Mientras, tendrían otros tres meses para gobernar vía RD sin rendir cuentas, ya que el Congreso, el Senado, y los tribunales Supremo y Constitucional también están inactivos»

Mientras, tendrían otros tres meses para gobernar vía RD sin rendir cuentas, ya que el Congreso, el Senado, y los tribunales Supremo y Constitucional también están inactivos (aunque el segundo, sabemos que no sirve para nada al estar totalmente politizado y ser fiel reflejo del poder Ejecutivo y sus adláteres que conforman el Gobierno Frankenstein) desde que se inició el estado de alarma, y dejando también meridianamente claro que también es anticonstitucional (116.5 CE)

La gente que sale a la calle a protestar, pese a tener sus derechos limitados para hacerlo, deben seguir haciéndolo porque es absolutamente legal y normal, por lo tanto, hay que seguir hasta donde sea sin bajar el ritmo, es más, hay que salir en tromba cuidando las medidas sanitarias. Tengan en cuenta que nos van a acusar como responsables si hubiere repunte de contagiados y fallecidos aunque las playas y los chiringuitos estén llenos en verano… De hecho, la izquierda desde sus grupos de opinión en redes sociales, ya lo están diciendo siguiendo las instrucciones de los partidos que los dirigen (efecto rebaño).

La gente de los barrios no son ni ricos ni pijos, sino españoles que están muy indignados por esta dictadura comunista encubierta. Por lo tanto invito desde esta humilde reflexión, a que quienes no hayan cobrado sus ERTES o a los parados previos al Estado de Alarma a los que de paso, les sigue corriendo la prestación cuando el mercado laboral está muerto en vida, también salgan a pedir explicaciones al Gobierno que les ha abandonado (#PararElReloj).

La Policía Nacional está con nosotros. Su obligación es cuidar la distancia social. Todo lo que se está diciendo en contra de esta afirmación está orquestado desde la izquierda para provocar confrontación, y de esta manera crear desafecto y más adelante represión policial dirigida desde el Gobierno y amparada mediáticamente si fuera necesario por sus medios subvencionados (de hecho ya está pasando).

«De haber altercados, serán provocados por podemitas o antisistemas incrustados en las congregaciones de españoles de bien»

De haber altercados, serán provocados por podemitas o antisistemas incrustados en las congregaciones de españoles de bien, para iniciar revueltas y culpar al centro derecha (recuerden lo que decía el Gobierno de la Generalidad cuando los antisistemas quemaron Barcelona).

No se deberían permitir que ningún partido político ni tampoco ningún YouTuber, se adueñen de este movimiento civil ya que sus intereses son claramente partidistas y provocaría otra vez división, ya que además el objetivo de estas congregaciones debería ser, forzar el adelanto de las elecciones para que esté Gobierno caiga y pague en los Tribunales.

Y por último: Madrid quizás no salga de la fase 0 hasta que no se permitan las manifestaciones separatistas en Cataluña (parte del contrato de la famosa mesa) ya que las correspondientes de los bilduetarras ya están siendo permitidas.

En fin, que ojalá me equivoque y estas líneas solo sean resultado más del miedo que de una sesuda reflexión amparada en el estudio de otras experiencias similares ocurridas en otras naciones que fueron prósperas a su manera hasta que llegó el Comunismo a repartir la sopa boba…

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la U.C.M, politólogo y analista, colaboro en medios digitales y Radio cadena Española. Ejerzo de consultor en Retail & Gran Consumo y soy miembro del CEN en DLP (Democracia y Libertad Popular) como Secretario de Política Nacional.

Deja un comentario