Hemos pasado de la erótica del poder, al más puro sadismo de poder. Por Silvia Gutiérrez Oria

Hemos pasado de la erótica del poder, al más puro sadismo de poder
Hemos pasado de la erótica del poder, al más puro sadismo de poder

 

«Así, con este gobierno y descaradamente, hemos pasado de «la erótica del poder».., al más puro sadismo de poder… Vergonzoso»

Sí.., nos crean agitación, alteran nuestro sistema nervioso… Nos provocan excitación, calentura, ardor, escalofríos…

Es tal la obscenidad, que la calentura nos recorre todo el cuerpo, dispara los latidos del corazón y aflora la impaciencia en nuestra piel… Palpitamos… Invocamos…

Nuestros deseos están desbocados, nuestra lujuria desenfrenada…

¡Lástima que nuestra fogosidad no sea calmada y, no «podamos» llegar al zenit! Porque no, con este gobierno y demás socios, nunca habrá frenesí, nuestros deseos jamás serán calmados…

Incitan, estimulan, inducen.., pero no satisfacen. Es tal su inmoralidad, que solo despiertan neurastenia…

Así, descaradamente, hemos pasado de «la erótica del poder».., al más puro sadismo de poder… Vergonzoso.

Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Deja un comentario