La inteligencia fracasada: Del gobierno encamado y consagrado a cambiar las creencias. (capitulo 4). Por Nacho Rodríguez Márquez

 Un gobierno encamado y consagrado a cambiar las creencias. Ilustración de Tano
Un gobierno encamado y consagrado a cambiar las creencias. Ilustración de Tano

 

Dedicado a Africa R.

«Es un gobierno encamado y consagrado a acabar con las creencias que vive en una continua contradicción y mentira,  con creencias tóxicas que en nada benefician a los ciudadanos»

 

Nadie en su sano juicio podrá decir que los actuales gobernantes no son una inteligencia fracasada. Sus continuos actos así lo avalan. Es un gobierno encamado y consagrado a acabar con las creencias que vive en una continua contradicción y mentira,  con creencias tóxicas que en nada benefician a los ciudadanos. Si acaso solo a ellos y a un puñado de adláteres. Y es que viven a base de conclusiones sin evidencias que lo sustenten.

Buscan, denodadamente, convencer a base de repetir machaconamente sus consignas. Saben muy bien que una creencia es un habito mental, que llega al cerebro por la repetición sostenida. Las creencias se imponen automáticamente, y si llega por diferentes canales, mucho mejor.

Así es comprensible  la compra de medios de comunicación para que sus mensajes lleguen con toda seguridad, porque el ser humano termina aceptando toda la información recibida por distintos caminos. Lo que pasa es que muchos medios  favorecen el engaño al crear una realidad ficticia, sin saber que esa ideología que apoyan, si vence, los mandara al olvido mas absoluto, porque en los países totalitarios los medios son vampirizados. Allá ellos y su nefasta trayectoria.

Según el gran pedagogo José Antonio Marina, los mecanismos del poder son tres: La capacidad de hacer daño; la capacidad de dar premios y la capacidad de cambiar las creencias. Este gobierno está en las tres. Daño esta haciendo ahora y, en poco tiempo, sera la ruina de España, para luego dar una limosna, al estilo venezolano,

En cuanto a dar premios, son unos campeones porque no paran de beneficiar, de muy diferentes formas, a sus simpatizantes, y en especial en cambiar las creencias de los ciudadanos que se presten bovinamente a ese proceso. Ejemplo a seguir lo tienen en los diputados,que  solo saben que aplaudir levantados de sus escaños cualquier  ocurrencia de sus líderes. Caso paradigmático es Rafael Simancas, el palmero oficial y convertido en el hazmerreír de los televidentes y en el político mas ínfimo del hemiciclo.

Pero lo cierto es que estos convencidos piensan que sus dos lideres son providenciales y salvadores de la patria. Son los crédulos,los que rechazan toda critica, lo que también demuestran su fracaso intelectual. Su irracionalidad les impide ver la realidad que lleva a la violencia y el aislamiento. Por eso siempre digo que la verdad, la puerta de la realidad, nos hará libres y vencerá a las tenebrosas creencias perversas.

La razón y la verdad  son necesarias. No se puede vivir en un país donde sus gobernantes solo saben mentir y crear patrañas que quieren pasar por reales. Hay que conseguir que prevalezca el uso racional de la inteligencia. Como vengo apuntando en esta serie sobre la inteligencia fracasada, hay que desalojar a los mentirosos e ineptos que van camino de arruinar este país.que es lo que quieren para darnos la limosna vita al estilo venezolano. Y muchos como yo nos negamos a ese destino

Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Un comentario sobre “La inteligencia fracasada: Del gobierno encamado y consagrado a cambiar las creencias. (capitulo 4). Por Nacho Rodríguez Márquez

  • el 3 junio 2020 a las 19:09
    Permalink

    ¿De verdad vamos a permitir que este impresentable regule la vida de 47 millones de españoles a largo plazo? ¿ pero es que no nos hemos dado cuenta ya de lo que esta haciendo? ¿tan poca dignidad nos que da a los españoles como para permitir que este tirano nos diga como y cuando y que es lo que tenemos que hacer o que decir? hasta aquí podíamos llegar, si esto se hace realidad nunca podremos volver a mirarnos caca a cara frente a un espejo si ver reflejada nuestra cobardía. Manifestación pacifica contra el gobierno YA, mañana mejor que pasado. esa es nuestra única alternativa tenemos que hacerlo por el bien de todos.

    Respuesta

Deja un comentario