La bella Inés: De bisagra a lubricante con sabor a fresa. Por Francisco Gómez Valencia

La bella Inés
La bella Inés: De bisagra a lubricante con sabor a fresa

 

«Asistían Edmundo Bal Francés por Ciudadanos y algún secretario más y por parte del Gobierno “del timo”, la gran Carmen Calvo»

Dicen los medios que se ha celebrado una gran “CUMBRE” en la Moncloa está semana, fíjese usted; asistían Edmundo Bal Francés por Ciudadanos y algún secretario más y por parte del Gobierno “del timo”, la gran Carmen Calvo, Iván Redondo y demás adláteres del sistema.

Quien ha visto y quién los ve, ¿verdad? A mí personalmente no me extraña porque en su ADN viaja su estirpe socialdemócrata urbanita, de clase media-alta y a ser posible de cara a sus procesos de selección de talento, profesional liberal a mejor ser, ya que queda mejor. Son los chicos que los findes se quitan la corbata para desabrocharse tres botones de sus camisas manteniendo los gemelos pero de forma “informal” y ellas, divinas de la muerte, muy modernas siempre y sofisticadas de lunes a domingo al estar siempre de guardia.

Este proyecto regional venido a más por la avaricia de su anterior pastor, vivió sus mejores momentos a la sombra de los grandes venidos a menos, no por que tuvieran un gran proyecto sino por la novedad, a lo que hay que añadir que además casi todos son guapetones o guapetonas, y eso a la gente le cala muy hondo ya que en España somos muy serios a la hora de elegir políticos y aceptarlos visualmente, sin preocuparnos si saben hacer la “O” con un canuto pese a los estudios y carreras que atesoren.

Rivera se vino arriba y creyó que podía ser Vicepresidente de Sánchez pero algo se rompió entre ellos, supongo que el choque de egos, y dejaron de salir juntos, lo cual supuso cambiar de estrategia aprovechando que un nuevo aire soplaba desde Génova y un capullito de alhelí le hacía cariñitos aunque con mucho respeto, porque el “nini” del PP es muy moderado. Se hicieron íntimos y quedaron en la Plaza de Colón para hacerse unas banderas patrióticas y echarse unas risas a medias con el de Amurrio (tercero en discordia) y allí mismo ya se la jugó sacando a su equipo de LGTBI’s y las banderas de la UE casi en propiedad, para que le cubrieran las espaldas en la entrevista antes de los manifiestos, y después sacando al estrado a toda su corte sin permiso y saltándose lo pactado, grupúsculo más parecido a una banda hipster de cualquier “startup” que a un partido político, y desde entonces quedaron como amigos pero sin derecho a roce.

Claro, llegaron las elecciones y pese a sacar adoquines, pergaminos y demás enseres o gatches, el “leñazo” fue tan sonado que Malú le debió decir eso de “te lo dije cari” y salió por patas dejando al engendro “socialdemócrata-tecnócrata” en paños menores en mano de su pupila recién exiliada de “Catatonia” pese a haber ganado las elecciones, total “pa’na” ya que ni se atrevieron a postularse como Gobierno de la Generalidad aunque hubiese sido vendiendo su alma al PSC.

«Resulta que se va “el guapo” y se queda la bella Inés a la que igual que la pasó a la otra diva madrileña del partido, Begoña Villacis»

Resulta que se va “el guapo” y se queda “la bella Inés” a la que igual que la pasó a la otra diva madrileña del partido, Begoña Villacis, va y se queda en cinta en el momento más importante de su carrera política, lo cual es magnífico pero políticamente un problema ya que solo supimos de ella cuando salía por Skype y se nos presentaba con sus sugerentes labios de fresa por la pantalla en algún programa del montón.

Reaparece un par de días antes de ser mamá apoyando al mal, con la sorpresa del personal que se había creído lo del “Team Facha” o también llamado “Trifachito” por parte de los que nos quieren acabar como país, y desaparece de nuevo por baja maternal dejando el papelón al enjuto, Edmundo Bal Francés, más parecido a “El Conde de Montecristo” que al abogado del Estado que salió por diferencias manifiestas con la Fiscalía, al no tragar con ser blandito con los golpistas catalanes.

Y se nos presenta como el queda capaz de emulsionar el aceite y el vinagre como si de un gran chef se tratara, cuando en realidad está vendiendo su alma al diablo por orden de la de los labios de fresa.

Claro, Pedro que es más listo que el hambre. no ha desaprovechado el regalito y la pone ojitos de cordero a medio degollar, y a la otra que políticamente está a verlas venir se le sonrosan las mejillas a la par que vuelve a humedecer sus preciosos labios de fresa.

Pedro que es más listo que el hambre. no ha desaprovechado el regalito de la bella Inés
Pedro que es más listo que el hambre. no ha desaprovechado el regalito de la bella InésIn

«Ya que ahora por orden de la bella Inés ya no somos bisagra ahora hemos pasado a ser la marca blanca del PSOE, o si lo prefieren el lubricante con sabor a fresa»

En el PP de Casado no dan crédito. ¿Cómo es posible? ¿Traidores, no erais constitucionalistas y moderados como nosotros? Se pregunta el “guapo de Génova”… pues va a ser que no, contesta Edmundo Bal, ya que ahora por orden de la bella Inés ya no somos bisagra ahora hemos pasado a ser la marca blanca del PSOE, o si lo prefieren el lubricante con sabor a fresa que de carácter retardado ha provocado aquello para lo que nacieron, desarmar la opción constitucionalista primero en Cataluña, acelerando el proceso de descomposición del Estado español por esas tierras, y en segundo lugar haciendo lo mismo en el resto del país como una opción más bien para destruir que para construir.

Por mi parte todo mi rechazo y todos los deseos políticamente de ruina para aquellos que hoy se abrazan con el Partido Sanchista, Unidas con Pablo, Rufián, Junqueras, el batiburrillo infame de los regionalistas apesebrados y por supuesto los herederos de la ETA.

Y como no hay más desprecio que no hacer aprecio, no les dedico ni una línea más y sirvan para que ojalá alguien al leer mis humildes reflexiones en un “tris”, llegue a la misma conclusión a la que llegue yo desde su nacimiento al leerme sus mentiras en forma de programa electoral, es decir, son la nada ideológica puesto que el liberalismo en España no existe con representación en las instituciones, y por lo tanto no dejan de ser un trampantojo de segunda más propio de una tasca que de un afamado restaurante de renombre y postín…

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario