España, el país con más daño económico por el Covid-19. Por Federico Bisquert Lafuente

España, el país con más daño económico por el Covid-19. En la imagen momento de la firma de la subida del salario mínimo con patronal y sindicatows.
España, el país con más daño económico por el Covid-19. En la imagen momento de la firma de la subida del salario mínimo con patronal y sindicatos.

«España se ha convertido en el líder global en la clasificación de mayor hundimiento de una economía mundial, el Fondo Monetario Internacional estima una caída del 12,8% de nuestro PIB»

España se ha convertido en el líder global en la clasificación de mayor hundimiento de una economía mundial, el Fondo Monetario Internacional estima una caída del 12,8% de nuestro PIB, o sea, más del doble que Alemania, el triple que EE. UU. y 2 o 3 puntos por encima de Italia o Francia, no puede afirmarse que la gestión del Ejecutivo español haya sido un éxito, desde luego.

Lo cierto es que la cifra de desempleo se nos va al 20 o 22% y que la recuperación no la vamos a notar hasta bien entrados en 2022, donde con cierto optimismo podemos estimar que la cifra de desempleo quede en el 15,6%.

Vamos que, comparando con Alemania, la cifra de parados será de cuatro veces más, el doble que en EE. UU. y hasta 5 puntos más que Francia e Italia, vamos que esta situación no podemos achacarla exclusivamente a la pandemia y algo está fallando estrepitosamente para que en estos momentos seamos los peores, ya que según las previsiones del FMI varios países de la Eurozona salen reforzados y mejoran sus perspectivas entre 2,2 y 2,7 puntos, por ejemplo en el caso de Francia su contracción será del 9,8%, Italia del 10,6% y en general la Eurozona registrará  un descenso del PIB dl 8,3%.

Las noticias que nos llegan de Europa no son precisamente estimulantes ni tranquilizadoras tras la última reunión Coreper II (Consilium). Los 27 embajadores permanentes en sesión asamblearia, y que este último viernes han aprobado el reglamento que debe administrar el Fondo de Recuperación de 750.000 millones y que debe aplicarse a las economías más dañadas por el  COVID-19, este texto debe ser negociado también en el Parlamento Europeo y posteriormente se establecerá el borrador final, así que aún no tenemos todo tan clarito, como pretenden transmitirnos.

Lo cierto es que hay un nuevo texto que incluye varias referencias a las que el Ejecutivo español se opone, pues las normas para acceder a los 140.000 millones que nos asignaron a España, según el acuerdo de julio pasado, estaban claramente especificadas: el Gobierno de España debía enviar a Bruselas el Plan Nacional de Reforma (PNR) de cara a hacer frente a las recomendaciones puntuales para cada país que realiza la Comisión Europea en el llamado Semestre Europeo.

A España concretamente se le pide invertir más en transformación verde y digital, así como reformar el sistema de pensiones y no derogar la reforma laboral, de tal modo que los técnicos de la Comisión deben cotejar esos PNR, para que el Consejo proceda a su aprobación.

Pero además las normas de disciplina fiscal, entre ellas el cumplimiento de la regla del 3% del déficit, que aunque por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), a esta fecha están suspendidas, en un futuro se reactivaran y todos los Estados miembros, sin excepción deben cumplirlas, lo que es evidente por parte de los Veintisiete, es que dejan muy claro que los 750.000 millones del Fondo de Recuperación están absolutamente condicionados, en resumen, que el texto final aprobado por los embajadores este pasado viernes. concreta que los PNR tienen que contemplar las prioridades del Semestre Europeo, “incluidos los aspectos fiscales del mismo y, cuando sea pertinente, los identificados en el contexto del procedimiento de desequilibrios macroeconómicos”.

Vamos que se incluye con claridad meridiana que puede suspenderse el envío de fondos sí un país no cumpliera con las reglas fiscales o tome las medidas oportunas para corregir el Déficit. La situación no es otra que Eurocámara y Consejo en las negociaciones sobre el Marco Financiero Plurianual previsto desde 2021 a 2027, están bloqueadas por puntos controvertidos y distintos desencuentros, de momento se suspendieron el pasado jueves día 8 y no parece ser que se retomen las negociaciones hasta el próximo día 14.

Y todo esto a qué conduce, pues que estaba previsto que España recibiera 21.000 millones de euros este mismo ejercicio, pero ante la falta de planes y reformas, así como el bloqueo comunitario, con suerte nos llegaría en el 2021 y estos que nos gobiernan mantienen su política de que electorado note lo menos posible la crítica situación en la que nos encontramos.

La Economista Jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath,  explica que estamos ante una crisis que no vemos el final, indicando especialmente “que los países más dependientes del turismo se arrastrarán más tiempo por el lodo de la recesión”.

Y puntualiza en un problema: Deuda Pública, con un aumento del gasto que nos lleva a un nivel nunca visto del 125%, y requiere al Gobierno de España, para que elabore un marco fiscal para bajarla a medio plazo a niveles Pre-covid, o sea por debajo del 100%, pero hasta la fecha Moncloa, mira para otro lado y nada indica que se esté preparando nada parecido.

Lo cierto es que el FMI suaviza en 0,8 puntos de media para todos los países menos para España el impacto negativo en el PIB que estimó inicialmente por la pandemia, como hace en Europa para Italia, Francia, Alemania y el resto de países del entorno y eso tiene un especial significado y es que España va a tardar bastante más en alcanzar la recuperación en términos relativos.

Consecuencia del relajamiento de los confinamientos y el rápido despliegue a una escala sin precedentes del apoyo de política de los bancos centrales y los gobiernos de todo el mundo han hecho que la economía mundial esté resurgiendo desde las profundidades en las que cayó en el primer semestre de este año.

El empleo ha repuntado en parte tras haberse desplomado durante el punto máximo de la crisis, aunque esta crisis está lejos de haber terminado, ya que el empleo sigue estando muy por debajo de los niveles anteriores a la pandemia y el mercado laboral se ha polarizado todavía más, siendo los trabajadores de bajos ingresos, los jóvenes y las mujeres los más afectados y desde luego España se ha descolgado del pelotón de cabeza, en consecuencia esta crisis nos va afectar con daños permanentes  a corto y medio plazo, ya que el mercado laboral necesitará tiempo para recuperarse y que conjuntamente con la incertidumbre y los problemas de balances se ha frenado la inversión a lo que debemos sumar como va a quedar de afectado el capital humano por la falta de periodos de escolarización. Bueno y así estamos y seguimos…

 

Federico Bisquert

Federico Bisquert

Soy Economista Forense, intervengo en temas (periciales) digamos de flagrante actualidad (corrupción, financiación irregular, estafas, etc…) también en el ámbito de la Administración Concursal, la consultoría tributaria y la docencia.

Deja un comentario