Con la esperanza de que la ciencia me rescate de este mundo de idioteces y dolor que vivimos. Por Rodolfo Arévalo

Con la esperanza de que la ciencia me rescate de este mundo de idioteces y dolor que vivimos
Con la esperanza de que la ciencia me rescate de este mundo de idioteces y dolor que vivimos

«Tengo la esperanza de que la ciencia algún día me rescate de este mundo absurdo, de idioteces y dolor que vivimos»

Estoy aquí esta mañana, frente al teclado de mi ordenador y el dolorcillo permanente de algunas articulaciones me mantiene despierto, cada cual tiene su cruz, ¡qué sería de la vida sin un fallo por doloroso que sea! Pero tengo la esperanza de que la ciencia algún día me rescate de este mundo absurdo, de idioteces y dolor que vivimos. Y no es vana ilusión. Se trata de ciencia e investigadores y expertos de verdad. Les cuento.

Muchas veces escribir me rescata del sufrimiento, realmente más fuerte desde un punto de vista mental que físico, pero no es la purga de Benito, pues vuelve con punzadas ante cualquier movimiento no meditado, para evitar prevenir algún latigazo del tendón. Heredado de mi abuela, me lo diagnosticaron en el hospital: “tiene usted Artritis reumatoide”, claro no podía ser de otra manera. Para eso están las abuelas y abuelos, dado que los caracteres en general se saltan una generación y pasan a la segunda. Lo que me han diagnosticado creo que es, según he leído, una enfermedad autoinmune, creo que la diabetes también lo es. Esta última la llevo bien controlada y a raya, pero esta otra enfermedad que viene a formar un ramillete de fastidio es un poco agobiante.

Hasta aquí bien, se puede soportar, hay mucha gente peor que yo y también mucha mejor que yo, ¿Qué le vamos a hacer? Además mi madre me enseño el dicho de: “Mal de muchos consuelo de tontos”, yo no me consuelo y menos me resigno, básicamente me niego a ser tonto. Todo lo expuesto es en relación a lo intimo a lo que solo tiene “parcheos”, mientras que la bioquímica y la genética no desarrollen, la herramienta CRISPR/cas9, unas tijeras bioquímicas naturales presentes en las bacterias y que servirán en unos pocos años para eliminar errores y defectos en las cadenas de ADN celulares, para evitar este y otro tipo de errores genéticos y enfermedades.

Este año el Premio Nobel de Química fue a parar a las creadoras de la técnica CRISPR/Cas9 Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna por el desarrollo en la investigación de este método citado de edición del genoma. Este estudio preconiza un futuro casi de ciencia ficción, en el que las cadenas de ADN de un sujeto podrán ser manipuladas, con toda exactitud, para corregir enfermedades u otro tipo de problemas. Se ha publicado un libro cuyo título es CRISPR Una Grieta en la Creación sobre el tema. 

CRISPR Una Grieta en la Creación
CRISPR Una Grieta en la Creación

Salvando los prejuicios morales, y poniendo límites al uso de esta técnica, podría llegar a ser casi imprescindible en la medicina del futuro. Imagino la cantidad de problemas que podrían ser eliminados de cualquier genoma humano con su uso. De entrada creo que mis propias dolencias, tanto la diabetes, como la artritis reumatoide dejarán de ser un problema.

A muchos de los que tenemos más de sesenta años nos pillará ya un poco pasados como para obtener resultados increíbles, pero estoy seguro de que ayudarán a otros que nos sigan. Cuando nos enfrentamos a estos grandes descubrimientos, fruto del trabajo y el pensamiento inquisitorio de las mentes punteras de este mundo, solamente podemos quitarnos el sombrero y agradecer a quienes fuera de toda realidad actual, de mentes huecas, incultas e idiotas, se pasan la vida trabajando, muchas veces sin recompensa, en laboratorios para poder hacer mejor la vida humana.

Eso si es política activa contra el sufrimiento y la pobreza, eso sí es estar en la cresta de la ola de la libertad y de la élite de pensamiento. Desafortunadamente mucha gente, que no lee, que no se entera de nada que tienen como líderes a futbolistas como Maradona, que sí, eran buenos en un tema tan pedestre como el fútbol, pero no más y a mentes huecas tales como las de muchos políticos de caducas políticas de izquierda que demostraron su absoluta inefectividad y falsedad. Recordemos por ejemplo a su as de la ciencia Lisenko, emperrado en demostrar que el ambiente es más definitorio del individuo que su genética. Esto que se ha demostrado absolutamente falso, es en otro orden de cosas, la inutilidad que nos vende la izquierda en su paradisíaca oferta de mundo igualitario y por supuesto completamente falso y fuera de la realidad.

Esta realidad que ellos quieren imponer, solo es posible mediante la ciencia, y el control de la genética. Individuos más inteligentes, con menos enfermedades y taras, con capacidad y deseo de trabajar y estudiar en pro del resto de congéneres es lo único que puede dirigir esta sociedad hacia el futuro. Este futuro, no seguirá el camino marcado por ignorantes y desinformados, este camino es el del estudio, pero no de la política y filosofía, si no del estudio de la esencia y modificación, con la prudencia necesaria, de lo que nos hace humanos, nuestros genes.

Nada es bueno, ni malo, pero si lo es el uso que se haga de ello. Lo único que puede mover el mundo hacia la hermandad posible es la ciencia, que afortunadamente ha sustituido o debería sustituir a la filosofía y la política, porque para mi, la ciencia sí es el arte de lo posible con mayúsculas y más si se produce en libertad, con ética y con moral. Por eso, estoy aquí esta mañana, frente al teclado de mi ordenador y el dolorcillo permanente de algunas de mis articulaciones me mantiene despierto, pero tengo la esperanza de que la ciencia algún día me rescate de este mundo absurdo, de idioteces y dolor que vivimos.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario