Diario de un príncipe desterrado: Un viaje al reverso de Marruecos. Por Antonio Ramírez

Diario de un príncipe desterrado
Diario de un príncipe desterrado

“Diario de un príncipe desterrado, nos desvela el oscuro y poderoso Majzén, el verdadero “dueño” de este bello y sufrido país, como lo es Marruecos”

Valiente y controvertido relato que nos adentra en los recovecos del verdadero mundo de poder de la dinastía marroquí. Un mundo férreo, rico y opaco que en pocas ocasiones deambula por la compasión, la justicia y la libertad de los marroquíes, a los que considera súbditos, más que ciudadanos.

Todo un compendio de intrigas y episodios sobre una manera de ejercer el poder, más cercano al absolutismo que a la democracia, y que ha venido ofreciendo tristes y graves episodios últimamente en lo referido a la relación con su vecino, España.

De la mano del “príncipe rojo” , primo del Rey de Marruecos, Mulay Hicham el Alauí y, por supuesto, en el exilio, Diario de un príncipe desterrado, nos desvela el oscuro y poderoso Majzén, el verdadero “dueño” de este bello y sufrido país, como lo es Marruecos.

Antonio Ramirez Velez

Indígena melillense con varias decenas de años a mis espaldas. Periodista de profesión y dedicación institucional desde hace muchos años en lla Ciudad Autónoma de Melilla, anterior Ayuntamiento, con una paso también en la Administración del Estado, Delegación del Gobierno. Responsable en diversas legislaturas de gabinetes de prensa y relaciones institucionales, comencé a entender, hace tiempo ya, que el poder es un mar de ambiciones y conjuras permanentes y por ello la verdad, cuando sobrevive, vale su precio en oro. Mi paso por medios de comunicación, tanto públicos, como privados, me enseñó de la gran asignatura pendiente que tienen, aún, generaciones de periodistas sobre la consideración de su profesión y la dignificación de la misma.

Lector aplicado, que intento ser, concibo a los libros como uno de los últimos reductos de la libertad de pensamiento, generadores de opinión y salvaguarda, por ello, de la voluntad. Lo único que no nos puede ser arrebatado (Víktor Frankl).

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: