La falsedad de los datos oficiales. Por Francisco Gómez Valencia

Los dos Ministros mentían en el mismo acto sin inmutarse
Los dos Ministros mentían en el mismo acto sin inmutarse

«Son tiempos de mediocres y falsedad de los datos oficiales: Seguimos en el hoyo, por mucha Historia que pretendan escribir con sus fechorías y reescribir con su odio al verdadero progreso…»

Primero se niega la mentira soez, después algún bocazas naif suelta la lengua aparentemente por error y se retracta o incluso a veces ni eso, pero como inmediatamente la mentira es pública, se consolida a través de los medios y finalmente ya está; «te la han metido doblada…»

Así que si te caes o te tiran a un hoyo aunque nos aplaudan por ello y acabas con tus huesos dentro del mismo… ¿Podemos decir que estamos bajo mínimos?

Y si conseguimos salir del hoyo con gran sufrimiento tirando de ahorros y nos colocamos a ras de suelo… ¿Podemos decir que la altura conseguida es magnífica, teniendo en cuenta que seguimos tirados en él?

Y si logramos pasar de estar a ras de suelo para pasar a estar a cuatro patas endeudándonos sin control presupuestario… ¿Podemos decir que el crecimiento es extraordinario teniendo en cuenta que ya no estamos desparramados?

Y si logramos con gran esfuerzo pasar de estar a cuatro patas para colocarnos de rodillas, es decir, hipotecados de por vida… ¿Podemos afirmar que el crecimiento es apoteósico, partiendo de la base de que por fin volvemos a cierta normalidad, es decir, a estar arrodillados?

Y si finalmente logramos adelantar a duras penas una pierna abandonando el suelo una de nuestras dos rodillas para apoyarnos en ella -ya que no hay donde agarrarse al no llegar los fondos o estar comprometidos a recortes-, y así ponernos de pie… ¿Podemos decir que el crecimiento es histórico?

Pues bien según la Ministra de Trabajo, los datos del paro de junio son históricos por lo que se confirma que cada semana pasa algo así en este país, gracias a que nos gobiernan los social comunistas que siempre mienten. Y si alguno lo hace mal lo purgan como pasará con el Ministro Escrivá por decir la verdad a la primera de cambio sobre lo de la rebaja de las pensiones.

Esta semana debemos estar triplemente contentos pues según el Gobierno se han producido tres hitos históricos aunque a la mayoría nos produzcan arcadas.

1- Los indultos a los golpistas catalanes.

2- Los recortes de las pensiones a los «baby boomers», es decir a 11 millones de contribuyentes y…

3- La mayor bajada del paro en un mes en la Historia de España según la Ministra comunista, teniendo en cuenta que nunca cuentan bien adrede, pues a los 3.614.339 inscritos en junio como demandantes de empleo, también hay que sumar los que faltan y nunca son contados para falsear los datos y que son: los parados no ocupados: 292.941, más los parados con disponibilidad limitada: 414.433, más las parados en ERTES: 447.820 y los autónomos en cese de actividad: 160.272. Esto hace un total de parados o gente que no puede trabajar de 4.929.805. Teniendo en cuenta que la población activa es de 22.860.700 millones de personas, tenemos una Tasa de paro del 21,5%.

Además el 90,4% de los contratos de junio son eventuales, de los cuales el 32,6% lo son a tiempo parcial como es de rigor por la temporalidad.

Y para finalizar con respecto a los afiliados a la Seguridad Social, el último día se junio causaron baja casi 232.824 personas, es decir que del 01 al 31 de junio hay 139.858 afiliados menos en términos absolutos.

La verdad Ministra no sé por dónde ve la luz desde el fondo del hoyo como para adjetivar como histórico un leve repunte por las contrataciones al abrirse un poco la mano con la hostelería gracias a la vacunación, ambas cuestiones responsabilidad de las CCAA.

¿Se imaginan por un instante qué diría la izquierda, como estarían las calles o qué versión divulgarían los medios de comunicación? Este simple ejercicio se lo pueden plantear con los datos que acaba de leer. De hecho ya hemos visto como se pusieron las calles y la respuesta de los sindicatos y la oposición por entonces socialista cuando Rajoy subió las pensiones el 1.6%. Pues bien con la subida del año que viene del 2.6% según el IPC, la real será del 1.3% puesto que la subida del 2020 ha sido de cero.

Aquí solo se prosperará el día que se apoye realmente a los que tienen iniciativa, a los que arriesgan generando riqueza, y eso solo se consigue si la administración no te pone trabas, te deja en paz y te exige lo mínimo para crear empleo. Ahora bien parece que los que les toca gobernar por el arte de los pactos solo buscan el castigo persiguiendo fiscalmente. Basan su esfuerzo en el resentimiento incluso falseando su propia verdad. Prohibir en la medida de lo posible los despidos sustituyéndolos por ERTES no es la solución. Prohibir los contratos temporales cuando España es un país de servicios marcados por la temporalidad del turismo, no es la solución. Que siga gobernando la izquierda manejando el rescate cuando llegue no será la solución; será la perdición pues el “guirigay” clientelar será de campeonato.

Son tiempos de mediocres y mientras tanto seguimos en el hoyo, por mucha Historia que pretendan escribir con sus fechorías y reescribir con su odio al verdadero progreso…

*Datos: Gabinete de Estudios USO.

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario