En España ya solo cuenta el bando del delincuente (y se ‘olvida’ el delito). Así nos va

Gentuza de uno de los bandos, el terrorista, celebrando la subvención. Linda Galmor
Gentuza del bando terrorista, celebrando la subvención. Linda Galmor

 

 

 

“Esto es lo que está ocurriendo en España todos los días, porque ante idéntico delito dos varas de medir que dependen del bando del delincuente”

 

Cuando sólo importa el bando del delincuente (y se ‘olvida’ el delito)

Entonces si el maltratador, ladrón, corrupto… de turno es un tipo del bando #A no se monta ninguna campaña de desprestigio, acoso y derribo… porque es de los ‘nuestros’. Ahora bien, como ese mismo hijo de puta piense de otra manera -por ser miembro del equipo #B-, no habrá agujero en el que se pueda esconder, ni red social en la que no sea ajusticiado; y por supuesto, los destacados columnistas de mechero al viento no se privarán de plantarle el capirote entre párrafos inmisericordes.

Esto es lo que está ocurriendo en España todos los días, porque ante idéntico delito dos varas de medir: Silencio cómplice para #A y hoguera para #B.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Miguel Angel Contreras Betancor

Miguel Angel Contreras Betancor

Podría afirmar que nací en Las Palmas de Gran Canaria y no me equivocaría, incluso, si fuera menester, no me importaría aseverar que en el oficio de escribidor -variantes: plumilla y creador de historias- llevo dando el coñazo varias décadas. Tanto es el cariño que siento por el arte de casar vocales y consonantes, que en actualidad edito y dirigo la revista https://revista-contraluz.es , una web dedicada a los géneros negro y policial Y ahí estoy, con el alma llena de balazos y los ojos a rebosar de enigmas y medias verdades. Casi, como la vida misma.

Un comentario sobre “En España ya solo cuenta el bando del delincuente (y se ‘olvida’ el delito). Así nos va

  • el 8 mayo 2018 a las 18:27
    Permalink

    Los juicios por “brujería” de Salem fueron una serie de audiencias locales llevadas a cabo por la plebe intoxicada por el LSD del centeno con el objetivo de castigar la “brujería” en los condados de Essex, Suffolk, y Middlesex en Massachusetts. Hoy en España, revivimos esos tiempos, así que cuidadin si te señalan como “bruja”, porque serás perseguido y ajusticiado por la turba en las redes sociales. Gran artículo, compañero MaCon Escritor. Enhorabuena.

    Respuesta

Deja un comentario