Matria. Por Francisco Gómez Valencia

Yolanda Díaz. La nueva madre de la Matria
Yolanda Díaz. La nueva madre de la Matria

“Yoli, la nueva madre de la Matria, está al mismo nivel que todos los demás que forman su gran agrupación mezquina”

Estaba “Yoli” en un acto público eructando palabras juntas e inconexas demostrando que con verdadero esfuerzo, hasta se pueden reagrupar formando frases. La mayoría eran desordenadas, vacías de contenido, muy como ella; ensimismada en si misma con su despiporre mental fruto de su nueva personalidad -claro síntoma diarreico, pues la estulticia podría ser un síntoma-. La sufrida concurrencia fingía haciéndose los interesados mientras graznaba la susodicha. El personal en modo “off”, no la prestaba atención obviando la sustancia del mensaje, e incluso el objeto del acto, pues la señora no asignará fondos “Next Generation EU”, sino que solo reparte miseria y engaño.

Ella es la mejor Ministra de trabajo de la Historia de España según su mentor Pablo Iglesias, otro gran “eructador” no sabemos si de gases, aunque si de palabras estruendosas. Para la posteridad quedará que en su barrena política acuciado por los escándalos judiciales y maritales, tomo la decisión. Dejar a “Yoli” como un forúnculo lleno de pus en las mismísimas posaderas del ínclito Pedro, y tal herencia pasará a los anales de la Historia como esas “Conversaciones en el andamio” sin terminar por aburrimiento y desidia. La decisión fue controvertida, porque dejar como heredera a alguien sin cargo orgánico ni en Podemos ni en IU, en vez de a “su Irene”, no parece tener gran futuro, salvo lo que dure la legislatura.

En cuanto a su reubicación en el entramado de partidos del ámbito podemita, en la organización morada con la designación de Ione Belarra como Secretaria General, la puerta está cerrada, y desde luego no será porque la nueva jefa sea más lista que “Yoli”, más aun después de dejar claro que aparentemente no sabe que el Tribunal Constitucional no forma parte del Poder Judicial. Sí se podría dar el caso de que terminará dirigiendo IU ahora que parece claro que el futuro de Alberto Garzón está en Andalucía, aunque de momento haya superado “la crisis del chuletón” más por la propia situación interina de “Yoli” que por la valía del zafio ministrillo.

En cualquier caso lo que nos ocupa es que llegó el fatídico momento, “Yoli” dixit: “Me gustaría que abandonásemos quizás, la carga pesada del concepto “patria para trabajar sobre el concepto “matria”.

Esforzándome mucho por empatizar con “Yoli”, imagino que entiende por “matria” algo relacionado con matriarcado: algo femenino, feminista, sufrido, oprimido, represaliado y poco sobredimensionado. Y lo contrapone a “patria” que imagino que para su cerebro de pez, tendrá que ver con “patriarcado”: algo masculino, machirulo, opresor y denunciable sin derecho a la presunción de inocencia. Si pensáramos como ellos tendría sentido, pero es que el problema en sí mismo parte del error conceptual, ya que patria proviene del término patrimonio: es decir, posesión, pertenencia de bienes o sentimiento de formar parte de algo común.

Francisco Gómez Valencia es politólogo y colaborador de La Paseata
Francisco Gómez Valencia es politólogo y colaborador de La Paseata

“Asistimos a una revolución parasitaria que acelera la metástasis del Estado español en manos de un profesional del despiste y la mentira como es Sánchez”

Decía en las redes: “si se podía ser más vacua” y creo que no. Pero permítanme que condicione la negación ya que hay que tener en cuenta que “Yoli” está al mismo nivel que todos los demás que forman su gran agrupación mezquina. Asistimos a una revolución parasitaria que acelera la metástasis del Estado español en manos de un profesional del despiste y la mentira como es Sánchez. Este hombre se ha fotografiado bajando por las escaleras de su Falcon al aterrizar en EEUU, donde nadie de la administración Biden le ha atendido durante los tres días que estuvo por allí. Y dicen desde su nuevo Gabinete, que ha ido a estrechar lazos y a desarrollar relaciones comerciales, precisamente con las grandes multinacionales a las que pretende aplicar la Tasa Google, y con grandes fondos buitres a los que pretende expropiar sus bienes como ya sucede en Mallorca donde gobierna Podemos y PSOE. Dudo que lo haya recibido alguien importante.

La gente como “Yoli”, han mutado de disidentes a dirigentes para vivir del cuento, unos en el Gobierno y otros alrededor. Y no veo ni un solo problema entre las organizaciones del pacto Frankenstein, porque cobran regularmente a fin de mes y se están labrando su futuro. Hace unos días una lectora me decía por la redes que hiciera menos crítica y procurara dar soluciones. Pero es que salvo que trabajara para algún partido político cosa que actualmente no sucede, esa no es la labor de los analistas políticos; nuestra labor es explicar lo que acontece de la forma más pedagógica posible, para que cuando llegue el momento votemos mejor.

A quienes ya lo hacen -es decir los votantes del PP y de VOX- felicidades. Ahora bien, la única solución para paliar lo que está pasando en España es que no dejemos ni un solo día de tratar de convencer a los que no lo hagan, para que cuando vuelva a haber elecciones generales o del tipo que fuere, seamos más gente para provocar el cambio necesario. Mientras tanto, a resistir, a manifestarse cuando nos convoquen, a divulgar y compartir las opiniones de aquellos a los que leemos y de los que aprendemos cada día -el primero yo, como el burro delante para que no me espante-.

No hay otra salvo cataclismo aunque parezca que vamos hacia él irremediablemente y tengamos algo claro que los que nos gobiernan tienen fecha de caducidad a medida que somos más pobres y hay mayor desigualdad. Y el mayor reto será saber exigir a los que vengan qué es lo que estamos dispuestos a admitir, comenzando por exigir la derogación inmediata de toda la basura ideológica que se apruebe estos cuatro años más toda la que ya existe; y quien no esté a la altura deberá ser purgado del sistema político antes de que llegue a Presidente; pues sepan que desde la dictadura nadie había secuestrado la Democracia como ha sucedido durante el estado de alarma, tal y como ha dictaminado el Tribunal Constitucional pese a las presiones de los corruptos que además lo prorrogaron seis meses y cedieron posteriormente la gestión a las CCAA, lo cual también debe ser en su defecto inconstitucional.

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: