Mondragón: La Indignidad de los Miserables. Por José Crespo

En Mondragón con Resiste España

“Hemos podido contemplar con tristeza la brutal ignorancia de muchos jóvenes al grito de fuera fascistas. Mondragón: La Indignidad de los Miserables”

Cuando en Resiste España nos enteramos del homenaje planeado por el colectivo de apoyo a presos de ETA, al terrorista y sanguinario criminal en serie Parot para el sábado 18 de septiembre, se tomó la acertada decisión por cuestión de mera dignidad acudir a la villa de Mondragón para manifestar nuestro profundo rechazo y desazón por tal decisión, cuando además el gobierno socialcomunista ya ha acercado a todos los presos de la banda terrorista, tal como le exigieron para mantenerle en el gobierno, y sabiendo que el próximo 1 de octubre se hará efectivo el traspaso de la competencia de prisiones a Urkullu receptor de las llaves de las cárceles.

Todas las autoridades callaron ante tal villanía propia solo de miserables, el juez Calama de la Audiencia Nacional rechazó la petición de la Fundación Villacisneros de prohibir la marcha de homenaje al criminal alegando cobardemente que no tenía datos ni elementos para determinar si los hechos denunciados podrían llegar a constituir hipotéticamente un delito de enaltecimiento del terrorismo, calló la alcaldesa de Mondragón, calló en delegado del gobierno, y naturalmente callaron tanto el ministro del interior como el presidente del gobierno, su consejo de ministros y aliados de gobierno filoterroristas y separatistas que le mantienen en la poltrona y al que semanalmente, tal como dice el separatista Rufián, le piden lo que tiene que cumplir para mantenerse en esa deslegitimación permanente con el torcido ejercicio de su autoridad. Autoridad que no le da derecho a doblar la cerviz ante los enemigos de España, traficar ni con la integridad territorial, sus símbolos ni con la soberanía nacional y su único propietario amordazado que no es otro que el pueblo español y no el de sus diecisiete regiones cada una por su cuenta.

Sonrisas frente al odio de Mondragón.

A nadie con dos dedos de frente se le ocurre pensar que el permiso para la concentración filoterrorista debía ser concedido en aras del respeto al derecho de reunión y al de la libertad de expresión, cuando se trata de un criminal sin arrepentir y que no ha pedido perdón a ninguna de las víctimas. Ya vimos a aquella jauría de hienas reunidas en enero de 2014 en el matadero de Mondragón a las que Cake Minuesa pidió sin éxito un ápice de vergüenza y de arrepentimiento teniendo que escuchar aquella respuesta de que «a los miembros de ETA yo no los llamo pistoleros. Son luchadores por la patria» y ya encarado con Josu Zabarte, participante al menos en 17 asesinatos, entre ellos un niños de 13 años tuvo que escucharle «¿Rendición?, ninguna… no tengo que pedir perdón, eso será un problema tuyo, no mío, no tengo nada que decir». Esa es la calaña de los «artesanos de la paz».

Son nada más y nada menos que 39 crímenes probados y hasta 82 por esclarecer, y más de 200 heridos con una condena de 4.800 años reducida a 10 años por crimen, sin consultar a las víctimas que son las familias de los asesinados y por extensión la nación española objetivo de su terror para alcanzar sus objetivos.

Ignacio Trillo Arespacochaga

Ignacio Trillo Arespacochaga, enfundado en su atuendo deportivo y con la bandera nacional a la espalda recorrió 28 kilómetros por esa tierra española de Guipúzcoa pasando por Elorrio, la tierra de sus antepasados hasta llegar a Mondragón donde no se le permitió entrar corriendo debiendo tomar un taxi.

En la plaza de Mondragón hemos podido ver a Alcaraz, Abascal, Ortega Smith, Mireia Borrás, Macarena Olona, Sánchez del Real, a Ignacio Trillo Arespacochaga, a luchadores de las redes como la periodista Cristina Seguí o Alvise Pérez y a un puñado de españoles enamorados de la tierra vasca entre los que se encontraban los corredores de Resiste España, dispuestos a no permitir el agravio a las víctimas mortales del sanguinario, mostrando en silencio los carteles con los nombres de los 39 asesinados esclarecidos hasta el momento.

Yo tuve el honor de escoger y portar el nombre de Guillermo Quintana Lacaci

Yo tuve el honor de escoger y portar el nombre de Guillermo Quintana lacaci, quien fuera profesor y mi general director en la Academia General Militar de Zaragoza cuando yo era un simple cadete de primer curso.

Hemos podido contemplar con tristeza la brutal ignorancia de jóvenes que sin alcanzar la mayoría de edad junto a otros que la superaban increpar al grito de ¡Fuera fascistas!, “fascistas kampora”, voz que han pintado en la puerta del taller de mecánica y herramienta donde tuvieron enterrado en vida a Ortega Lara.

Zulo Ortega Lara

Todo viene alimentado por un sistema educativo dejado por gobiernos de todos los colores sin perspectiva de conjunto ni visión de futuro, en manos de los enemigos de España, dueños de sus pesebres corruptos autonómicos, que controlan y modelan las mentes de niños, adolescentes y jóvenes olvidando que la vizcainía originaria era una prueba de nobleza que permitió durante centurias y desde antiguo a cientos de vascos salir de sus valles y pasar como mínimo a formar parte de la administración con escribientes, contadores hasta altos funcionarios, jueces, pasando por misioneros, navegantes, soldados y exploradores que construyeron como arquitectos voluntarios y conscientes el edificio de la Nación Española.

¡Viva España!

Resiste España junto a Ortega Lara en Mondragón: La Indignidad de los Miserables

 

LAS VÍCTIMAS

El primer objetivo y víctima es la propia España en los cuerpos y vidas de cada uno de las muertos, heridos y mutilados entre los que tenemos niños, mujeres, militares, una fiscal, un juez y tantos civiles… es nuestra obligación por simple ética no olvidarles y mantenerles vivos en nuestra memoria.

2/11/1978 José Legasa Ubiría (industrial).

Asesinado en Irún. Se negó a pagar el llamado impuesto revolucionario que exigía la banda terrorista Eta. Fue el primer asesinado del comando de los franceses, el itinerante, que lideraba Henri Parot, con 20 años entonces, desde su creación por la cúpula etarra ese mismo año.

16/11/1978 José Francisco Mateu Cánoves (juez del Tribunal Supremo).

En Madrid, ciudad donde no había estado antes ninguno de los cinco miembros del comando. Henri le tiroteó y huyó en una moto robada. Regresó a Francia sin ningún tipo de problema.

3/1/1979 Constantino Ortín Gil (general).

Le asesinaron a tiros. El primer disparo fue de Parot, que llevaba una pistola marca Browning. Esperaron al militar junto a su casa.

25/5/1979 Luis Gómez Hortigüela (teniente general), Agustín Laso Corral y Jesús Ábalos Jiménez (coroneles).

Fueron ametrallados. Parot usó una Uzi. Disparó 25 cartuchos. Después lanzó una granada al coche en el que viajaban los militares El conductor resultó herido. Henri Parot y su hermano, que volvieron a Francia en coche, fueron parados en un control. Abrieron el maletero y siguieron con su apariencia de hombres de negocios franceses. Llevaban las armas ocultas en el coche, en un pequeño zulo preparado para ello.

18/03/1980 José Luis Ramírez Villar (soldado).

Con artefactos explosivos en una bolsa de goma-2 en una moto accionada a distancia por Henri Parot desde otra moto. Así es como cometió el atentado esta vez. Las órdenes de asesinar, en lugar de Txomin (Domingo Iturbe Abasolo), empezó a darlas Txikierdi (Juan Lorenzo Lasa Mitxelena). Parot y su hermano viajaron previamente a Madrid para preparar y coordinar todo el plan. Su objetivo era matar al general Fernando Esquivias Franco, el cual resultó herido junto al coronel ayudante Manuel Miller.

7/5/1981 Guillermo Tevar Saco (teniendo coronel), Antonio Nogueras García (cabo) y Manuel Rodríguez Taboada (soldado conductor).

Resultó herido de gravedad el teniendo general Joaquín Valenzuela y Alcíbar Jáuregui. Henri Parot y sus compinches pensaron usar una nueva modalidad de atentado: el coche bomba. Aun así, prefirieron aproximarse con moto al coche blindado de los militares y dejar el explosivo en el techo. Henri Parot viajaba de paquete en la moto y fue responsable de depositar sobre el coche el artefacto explosivo, que llevaba imanes y se ocultaba en una bolsa de El Corte Inglés cuando el coche paró en un semáforo por estar en rojo.

4/11/1982 Víctor Lago Román (general).

Fue ametrallado en la plaza de Cristo Rey de Madrid. También resultó herido en el atentado el soldado conductor Juan Carlos Villalba González. En abril de ese miso año, intentaron provocar una masacre en Barcelona con un lanzagranadas contra un autobús del Ejército con 20 militares dentro. El proyectil sobrevoló por encima e impactó en la pared de una vivienda sin explosionar.

29/1/1984 Guillermo Quintana Lacaci (teniente general en la reserva).

Lo esperaron al salir de misa, un domingo. Le dispararon y remataron en el suelo Su esposa intentó golpear con su bolso a Henri Parot y éste le disparó en la pierna. En noviembre de ese mismo año Parot y su comando volvieron a Madrid para asesinar al general Luis Rosón Pérez. Le hirieron, igual que al soldado Juan José Núñez Esquivias Lena.

16/8/1985 Clément Perret Beniain.

Asesinado a tiros en Castellón, en el bar que regentaba A su hermano y a él ETA los relacionaba con los GAL. El objetivo era matar a los dos hermanos Perret, ambos de nacionalidad francesa.

6/2/1986 Cristóbal Colón de Carvajal  (vicealmirante) y Manuel Trigo Muñoz (funcionario conductor).

Asesinados a tiros en Madrid con una metralleta y una pistola. Henri Parot además lanzó una granada. Aún así, pudo volver a Francia en su propio coche y los otros dos miembros del comando en tren.

13/9/1986 Primer coche bomba.

En Barcelona, contra un microbús de la Guardia Civil. Fitipaldi (José María Arregui Erostarbe) les instruyó sobre el nuevo sistema para mataron en la propia casa de Henri Parot en Bayona. Usaron unos 20 kilos de TNT en un seat 124 robado en Lasarte. La explosión pilló tangencialmente al microbús y hubo solo dos heridos. Terra Lliure reivindicó el atentado pero fue ETA.

30/1/1987 Manuel Rivera Sánchez (comandante) y Ángel José Ramos Saavedra (chófer del autobís).

En Zaragoza, en la plaza del Pilar, con una furgoneta bomba. Hubo además 40 militares heridos. Todo lo prepararon Henri Parot y su hermano Jean. El explosivo lo accionó el propio Henri. Un fallo al aparcar la furgoneta hizo que el efecto fuera mucho menos letal del que buscaba el comando.

17/5/1987 Carmen Pascual Carrillo.

Sucedió en Madrid usando un coche bomba contra la Dirección General de la Guardia Civil. Hicieron explosionar hasta tres coches bomba en otros tantos edificios militares de la capital. La víctima mortal, una señora de 79 años, se encontraba en un turismo parado en un semáforo en rojo cuando el artefacto explotó. Resultaron además heridos su hija y su yerno y dos transeúntes.

11/12/1987 José Pino Arriero (sargento de la Guardia Civil) y María Carmen Fernández Muñoz y su hija de 6 años Silvia Ballarín Gay. Emilio Capilla tocado, su esposa María Dolores Franco Muñoz y su hija Rocío Capillla Franco, de 12 años. Las gemelas Miriam y Esther Barrera Alcaraz, de 3 años y su tío Ángel Alcáraz Martos de 17 años.

En total fueron 11 muertos y más de 80 heridos por un coche bomba estacionado junto a la casa cuartel de Zaragoza. El propio Henri Parot llegó allí con el coche cargado con 250 kilos de amonal y lo dejó estacionado junto a la pared del edificio. La explosión derribó parte de sus cuatro plantas. El vehículo fue dejado en el punto donde hizo explosión porque pensaban que en esa parte del cuartel vivían los guardias civiles solteros y no las familias. Pensaban así porque habían observado ropa tendida en la otra parte del edificio, aunque sabían que podían morir también familiares. El balance fueron 11 asesinados aunque no se incluye el conductor del ciclomotor que fue arrollado por uno de los vehículos que participaba en las tareas de auxilio.

22/11/88 Jaime Bilbao Iglesias, trabajador de RTVE.

Pasaba por el lugar con su coche, y el niño de dos años Luis Delgado Cabezas. La furgoneta con la que cometieron el atentado fue aparcada por el propio Parot, que nuevamente huyó en su propio coche usando el itinerario Cuenca-Teruel-Zaragoza-Francia.

8/5/1989 José Antonio Montes Gila y Juan Antonio García Andrés.

Eran policías nacionales. Tras intentar asesinar a tiros a un funcionario de prisiones de Alcalá-Meco, se hicieron con su coche y lo abandonaron con una bolsa de explosivos en su interior. Cuando varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía lo inspeccionaban poco después, la explosión les mató.

19/7/1989 José María Martín Posadillo Múñiz (coronel) e Ignacio Julio Barangua Arbués (comandante).

Fueron ametrallados en Madrid por Henri Parot y otro miembro del comando cuando se desplazaban en un vehículo del Ejército de Tierra.

Fueron elegidos al azar. El cabo Fernando Vichez Herranz quedó gravemente herido.

11/8/1989 Conrada Muñoz Herrera. Por carta bomba, en Montilla (Granada).

El comando itinerante mandó entre 1988 y 1989 sucesivas cartas bomba. Conrada abrió la misiva con 600 gramos de explosivo plástico que iba dirigida a su hijo Dionisio, funcionario de prisiones.

12/9/1989 Carmen Tagle González (fiscal de la Audiencia Nacional).

Ocurrió en Madrid. Dos pistoleros la mataron a tiros, uno de ellos en la nuca. Uno fue el propio Parot. Cuatro meses antes del asesinato, la fiscal había sometido al etarra Josu Ternera a un duro interrogatorio en París junto con el juez Baltasar Garzón. Se publicó que le preguntó si asesinar a un niño de dos años era su forma de luchar por la independencia. Aún está por determinar qué papel jugó Ternera, hoy preso en Francia y pendiente de su extradición por esta causa.

17/11/1989 José Martínez Moreno (coronel).

Le quitaron la vida a tiros en Madrid. Su conductor, Alfonso de los Reyes Cobertera, resultó herido de gravedad.

 

¡Verdad, Memoria, Dignidad, Justicia!

Los corredores de Resiste España en Mondragón

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Artes y Humanidades. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Vázquez de Coronado, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica y Españoles Olvidados del Pacífico. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Artículos recomendados

1 comentario

  1. Efectivamente, miserables y mucho más son quiénes apoyan y ensalzan a ETA : grupo de homicidas y terroristas que tiñen de sangre y vergüenza la gloriosa historia de España.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: