De la ética y la profesión periodística. Por Anna Castells

De la ética y la profesión periodística.
 

“Una ética exquisita en este y otros sentidos redundaría en beneficio de la profesión periodística muy poco respetada por la opinión pública”

 
Según la ley cuando un juez tenga relación familiar, o cuando se le conozca o suponga “amistad o enemistad manifiesta” con un procesado deberá abstenerse de conocer en la causa, auto recusarse o, sino lo hace, puede también, ser recusado por las partes intervinientes.
 
Es una precaución de la ley absolutamente lógica ya que es muy difícil que una relación del tipo de las descritas no tenga absolutamente ninguna influencia en la postura del juez que, al fin y al cabo, es una persona como las demás aunque tenga unas limitaciones obvias determinadas por las leyes que está obligado a aplicar.
 
Una clausula de este tipo sería deseable para aquellos periodistas/tertulianos cuando se pronuncien sobre temas que atañen a su entorno familiar o íntimo, sobre todo cuando analicen cuestiones que se refieran a rivales o contrincantes de sus amistades o familiares.
 
Sí, estoy pensando en algún caso concreto, pero de todas formas la precaución sería deseable para toda la clase periodística, una ética exquisita en este y otros sentidos redundaría en beneficio de la profesión periodística muy poco respetada en estos momentos por la opinión pública.

Anna Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: