El último Superman es mariposón y su enemigo es el cambio climático. Por Linda Galmor y Guirong Fu

El último Superman es mariposón y su enemigo es el cambio climático. Tuit de Linda Galmor

 

“Se comprende la queja de Supernarciso, que no de Superman, luego de tanto abucheo y tanto pito en el Día grande de la Hispanidad”

Se comprende la queja de Supernarciso,

luego de tanto abucheo y tanto pito

en el Día grande de la Hispanidad:

Ni a los superhéroes se respeta ya en España.

Mientras que a un mindundi como Su Majestad

y a una triste presidenta de Comunidad,

la plebe, exaltada, entre vítores aclama.

 

¿Qué tendrá el personaje, titán tan colosal,

que caiga, al populacho, así de mal?

¿Envidia por sus superpoderes inalcanzables,

o su brillante intelecto, tan dado a la tesis doctoral?

¡Y, encima, tiene una simpatía desbordante

y una honradez que para sí habría querido Blas Pascal!

 

¡Qué injusta se muestra a veces, la fortuna,

con seres que nacieron para darnos tanto:

a diario sufriendo agravios de auténtica gentuza,

con el cristiano estoicismo de un verdadero santo!

Presente esté siempre en nuestras oraciones:

Dos años nos quedan aún de soportarle… por cojones!

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada.
Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz,
pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada.
Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar;
y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar.
No hay en mí afán de ocultamiento,
pero va con mi talante el anonimato.
De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato,
no habrían de reconocerme ustedes un pimiento.
Den todos por bien seguro, sin embargo,
que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD
y EL HONOR de quienes me honran con su amistad,
no habré de ocultar de mí ni un solo dato.
¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve:
El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología.
Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve,
los años me han llevado a querer tomarle la medida:
Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates.
Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía.
Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates'
y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: