La verdad puede tardar, pero llega. Por Antonio Ramírez

La verdad puede tardar

 

Díez años después de fallecer , Stieg Larsson escritor de novela negra de éxito, un sagaz periodista encuentra su archivo secreto. Díez cajas que contenían el trabajo de investigación sobre uno de los casos políticos más importantes del siglo XX: el asesinato de todo un icónico Primer Ministro sueco, Olof Palme. El minucioso proceso de investigación de Larsson culminado por Jack Stocklassa y que resuelve el caso. Un relato llevado con tensión y que no deja espacio para perder el interés. Un híbrido entre el ensayo, el reportaje de investigación y el espionaje de gran dimensión dramática y lleno de acción que nos acerca a uno de los grandes acontecimientos de la historia moderna y a su compresión. “El hombre que jugaba con fuego” nos acerca a personajes fascinantes y nos atrapa en la red.

Antonio Ramirez Velez

Indígena melillense con varias decenas de años a mis espaldas. Periodista de profesión y dedicación institucional desde hace muchos años en lla Ciudad Autónoma de Melilla, anterior Ayuntamiento, con una paso también en la Administración del Estado, Delegación del Gobierno. Responsable en diversas legislaturas de gabinetes de prensa y relaciones institucionales, comencé a entender, hace tiempo ya, que el poder es un mar de ambiciones y conjuras permanentes y por ello la verdad, cuando sobrevive, vale su precio en oro. Mi paso por medios de comunicación, tanto públicos, como privados, me enseñó de la gran asignatura pendiente que tienen, aún, generaciones de periodistas sobre la consideración de su profesión y la dignificación de la misma.

Lector aplicado, que intento ser, concibo a los libros como uno de los últimos reductos de la libertad de pensamiento, generadores de opinión y salvaguarda, por ello, de la voluntad. Lo único que no nos puede ser arrebatado (Víktor Frankl).

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: